Indicadores económicos
2018-10-22

Dólar (TRM)
$3.079,88
Dólar, Venta
$2.817,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.532,62
UVR, Ayer
$259,83
UVR, Hoy
$259,84
Petróleo
US$79,81

Estado del tiempo
2018-10-22

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 02:49

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:41

Dirección viento: Este

Intensidad viento: 17 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2018-10-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

/ - /
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Para volver felices a la escuela...

POR: SOFÍA FLÓREZ MENDOZA.

Regresar a la rutina luego de unos días de descanso no es tarea fácil para nadie, los niños y adolescentes no son la excepción a esta regla.  Todo cambio de rutina implica cierta dosis de tensión, ya que exige adaptarnos a un nuevo orden.

El regreso a clases después de unas largas vacaciones, como las de fin de año, puede llegar a ser emocionante para aquellos que lo ven como sinónimo de juegos, aventuras y la oportunidad para compartir con sus amigos; pero para otros  puede convertirse en  la causa de miedos, estrés y tensiones que pueden terminar repercutiendo en su estado de salud física y emocional.

Lo más importante: la comunicación
Es necesario tener en cuenta que estas actitudes o cambios emocionales no están ligadas exclusivamente al niño o adolescente, pues dependen en gran media de su núcleo familiar. Son los padres, tutores o cuidadores quienes establecen una comunicación emocional y social con el niño o adolescente.

Tal como lo explica Rosiris Barrios, psicóloga , especialista en el área de salud mental: “Cuando los padres o núcleo familiar mantienen relaciones  de comunicación emocional afectiva, ayudan a que se generen vínculos emocionales positivos, que se reflejan en la empatía, las ganas de tener relaciones interpersonales con sus pares, refuerzan su seguridad y autoestima; al tiempo que reducen el estrés y la ansiedad, mejorando la salud mental, mientras se trabaja el hábito de la convivencia”.

La edad se convierte en un factor determinante para entender y manejar las actitudes en el regreso a la escuela, ya que no es lo mismo la manera como un niño, joven o adolescente lo asimila y manifiesta. En este sentido, “encontramos que para el niño menor de 4 años la ansiedad se produce por ser la primera vez que se separa del hogar o sus padres; de 4 años hasta la adolescencia, la tensión suele estar relacionada ya no solo a la separación de su hogar, sino también a los videojuegos, televisión, dormir, y algunos otros hábitos; mientras que en los adolescentes  se debe más a conflictos personales”, indica Barrios.

Algunas de las actitudes más frecuentes en esta etapa son el llanto, enojo, agresión, bajo rendimiento académico, tensión o depresión.

Para evitar estos comportamientos...
Es recomendable tener un período de preparación los días previos al regreso a clase, para que el niño o adolescente pueda recuperar los hábitos de manera progresiva y no sea algo abrupto.

Durante la etapa escolar, los padres deben procurar que los niños duerman entre 10 a 11 horas, ya en la adolescencia las horas de sueños son entre 8 y 10 horas. Es importante que los niños descansen adecuadamente durante la noche, sobre todo la noche anterior al primer día de clase. Evitar excesos en el consumo de televisión, computadora o celular durante la noche.

Implicar al niño en aquello que tenga que ver con el regreso a la escuela, como comprar la nueva ropa, los nuevos libros y todo el material didáctico, así como mochilas, bolígrafos, útiles escolares.

Es bueno que los padres estén muy atentos a los cambios de actitudes y estado de ánimo de sus hijos en esta etapa, pues aunque no es necesario dramatizar la situación, no tratarla podría repercutir en el aprendizaje , atención y la memoria.

Algunos consejos

-Incentivar a sus niños a realizar actividades extra curriculares, desde deportes hasta hobbies o debates.
-Regular los horarios de descanso y de uso de aparatos tecnológicos.
-Evitar las despedidas prolongadas, sobre todo en los más pequeños, para transmitirles seguridad.
-Al regresar a casa, dedícale tiempo a tu hijo, anímalo a compartir experiencias que aprende en la escuela.
-Demuéstrale alegría y entusiasmo por sus progresos.
-Regula los hábitos alimenticios y evitar el consumo de alimentos ricos en azúcares en horas de la noche. 



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese