Rousseff y sus ministros educan a un "ejército de niños" para combatir el zika

19 de febrero de 2016 03:35 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La presidenta brasileña Dilma Rousseff y 25 ministros de su inmenso gabinete visitaron este viernes escuelas públicas para formar "un ejército de niños" capaz de combatir el mosquito que transmite el virus zika.

Tras enviar a las fuerzas armadas a distribuir folletos informativos y aplicar larvicidas en millones de hogares para combatir el mosquito Aedes aegypti, vector del zika y también del dengue y la chicunguña, el gobierno espera formar ahora "un ejército de niños" para luchar contra el enemigo.

"La escuela puede formar un pequeño ejército de niños, adolescentes y jóvenes que llegan a casa y movilizan a sus padres", dijo la ministra de Agricultura, Katia Abreu, al visitar escuelas en Goiania (centro oeste).
   
"Ahora tenemos que controlar este mosquito que puede atacar la cabeza de nuestros bebés. No vamos a permitir que eso siga sucediendo", añadió.
   
La epidemia del virus del Zika surgió en Brasil en el primer semestre de 2015 y, meses más tarde, autoridades y científicos la vincularon al nacimiento de miles de bebés con microcefalia.
   
La ministra anunció que cada pequeño "soldado" llegará a casa con su arma: un frasco de 30 ml de bioinsecticida suficiente para matar larvas de mosquitos durante dos meses.
   
Para lograr este objetivo, el gobierno aumentará la producción del insecticida biológico Bt-horus, desarrollado por la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), que es sumamente efectivo para matar larvas de Aedes aegypti sin ser tóxico.
   
Por ahora la producción de este bioinsecticida no es industrial y, hasta que lo sea, el gobierno importará uno similar de Estados Unidos, explicó Abreu.
   
Como Abreu y decenas de otras autoridades, Rousseff visitó este viernes una escuela de Juazeiro (Bahia, noreste) donde dijo a los niños que "un mosquito no puede derrotar a 204 millones de personas".
   
"Nosotros somos mucho más fuertes que ese mosquito. Pero nos sirve de ejemplo, de símbolo; hoy enfrentamos dificultades en nuestro país. Quiero decirles que juntos vamos a superar esas dificultades", afirmó la mandataria.
   
Rousseff aprovechó el viaje a Bahia para visitar allí la primera fábrica de producción de mosquitos transgénicos Aedes aegypti del mundo, Moscamed Brasil, que usa tecnología para tornar estériles a los mosquitos machos y evitar así su proliferación, o para insertar en machos un gen que al pasar a la hembra genera mosquitos que mueren cuando son aún larvas.
   
"Promovemos un control de natalidad aplicado a los insectos" y "tenemos la garantía de una reducción de mosquitos, sin el uso de insecticida", dijo el presidente de Moscamed, Jair Fernandes Virgínio, citado en un comunicado de la presidencia.
   
El proyecto está en fase de pruebas y aguarda la aprobación de las autoridades sanitarias para ser usado en gran escala en todo el país.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS