Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Una mala nutrición acarrearía serios problemas de salud

-A A +A
 

La mayoría de los adultos mayores del mundo tienen que duplicar su consumo de frutas y vegetales para cubrir la recomendación mínima de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de cinco porciones (400 gr) por día. Esto no se está realizando y está afectando la salud y el bienestar de esta población. Así lo reveló un estudio publicado por el British Journal of Nutrition.

Según el estudio, se estima que existe un vacío nutricional entre la cantidad recomendada de frutas y vegetales y lo que los adultos realmente consumen. A su vez se indica que la mayoría de esta población en el mundo no reciben la cantidad o variedad de fitonutrientes- los cuales son compuestos orgánicos presentes en frutas y vegetales- potencialmente necesarios para apoyar su salud y bienestar.

Aunque no se han establecido recomendaciones específicas para el consumo de fitonutrientes de manera uniforme a nivel mundial, la investigación sugiere que consumir alimentos ricos en fitonutrientes puede brindar una gama de beneficios, desde promover la salud de los ojos, huesos y corazón, hasta apoyar el sistema inmune y la función cerebral.

En su mayoría los fitonutrientes son poderosos antioxidantes que pueden ayudar a luchar contra el daño causado a las células de nuestro cuerpo con el paso del tiempo y están presentes en la mayoría de frutas y vegetales.

“Percepciones de la investigación ponen de manifiesto una necesidad mundial de mayor conciencia de la relación entre el consumo de frutas y vegetales y las ingestas de fitonutrientes”, afirmó el Dr. Keith Randolph, estratega en tecnología de nutrición en el Nutrilite Health Institute de Amway y coautor de la investigación publicada en el British Journal of Nutrition.

LOS EFECTOS POR BAJO CONSUMO DE FRUTAS Y VEGETALES

Según la investigación, el impacto de un bajo consumo de frutas y vegetales sobre la ingesta de fitonutrientes en diferentes países de los cinco continentes, donde se encontró que los adultos mayores que consumen cinco o más porciones diarias de frutas y vegetales tienen una ingesta de fitonutrientes de dos a seis veces mayor que el promedio de los adultos que consumen menos del referido promedio.

Adicionalmente, existe una variedad de frutas y vegetales disponibles por cada región, los cuales muestran la estimulación de la ingesta de fitonutrientes, la cual varía en algunos lugares del mundo como reflejo de la disponibilidad limitada de ciertos alimentos.

Es así, como en Sudamérica y Centroamérica, los adultos mayores tienen ingestas relativamente bajas de luteína y zeaxantina-fitonutrientes que se cree son cruciales para una visión sana. Dos elementos que se encuentran en alimentos de hojas verdes como las espinacas, los berros, el brócoli, los espárragos, la acelga y la col.

Por su parte, en Europa, se tienen ingestas altas de alfa caroteno y beta caroteno, atribuidas en gran parte a la relativa y alta disponibilidad de zanahorias. Estos fitonutrientes apoyan el fortalecimiento de los huesos. En Asía los adultos mayores tienen pocas bayas, por lo que según el estudio esta población carece de ácido elágio vital para la salud de las células.

“Tanto la cantidad como la variedad de las frutas y vegetales en la alimentación de una persona son importantes”, afirmó la dr Mary Murphy, dietista certificada con maestría en ciencias, científico administrativo senior en Exponent Inc y coautora del estudio.

Según el Dr Randolh la vida ajetreada, la disponibilidad geográfica y las variación por temporadas, así como la percepción del costo de las frutas y vegetales como fuente alimenticia, podrían en conjunto influir en el consumo de estos alimentos. 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64118 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese