Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-22

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:33

Marea max.: 12 cms.

Hora: 08:05

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Sicoanalizó a Los Simpson

-A A +A
 

Este académico colombiano publicó en España Detrás de Los Simpson, donde intenta descubrir los mensajes, simbología y filosofía que se esconden tras cada personaje.

Este año llegó a su temporada número 20 y el fenómeno Simpson sigue. En muchas partes del mundo esta serie ha sido vuelta al derecho y al revés por parte de fanáticos, ilustradores, argumentistas, productores y directores, quienes no dejan de sorprenderse ante un éxito incólume que, parece, perdurará por décadas.
Sólo faltaba que un colombiano, especialista en Semiótica Publicitaria, se pusiera a examinar con lupa la simbología y mensajes ocultos que Los Simpson tienen a sus espaldas, y sacara al mercado un libro perfecto para papás y fanáticos, llamado Lo que hay detrás de Los Simpson

¿Qué buscó?
Lo hizo Juan Pablo Marín, un manizalita de 35 años, académico de la Universidad de La Sabana en Bogotá. “Los productos culturales vienen sin manual de instrucciones –asegura-. A nosotros nunca nos enseñan cómo ver una telenovela o una película, o cómo leer un libro. Y así es muy fácil decir: ‘¡Eso es malo, es bueno o da mal ejemplo!...’. La idea no es esa, no es que un padre les prohíba a sus hijos ver Los Simpson porque sí. Por eso escribí este libro. Uno de sus objetivos es que la gente conozca qué hay, realmente, detrás de Los Simpson. Que un padre, después de leerlo y con una visión distinta de la serie, pueda sentarse al lado de su hijo y explicarle razonablemente cada una de las situaciones que están viendo”.
El segundo objetivo fueron los fanáticos. “No sólo entienden mejor la serie, sino que comprenden muchísimas cosas que antes les pasaban desapercibidas: chistes, escenas específicas y términos que en la traducción pierden su sentido”, asegura Juan Pablo.
Él está convencido de que a través del análisis que hizo en su libro, cualquier espectador de la serie le encontrará más sentido y, asimismo, podrá disfrutarla. “Pienso que si dos personas están mirando una misma obra de arte, las dos no la van a disfrutar por igual. Lo hará más aquella que conozca más sobre su historia y la del autor”.

¿Por qué Los Simpson?
Juan Pablo estudió Ingeniería de Sistemas, pero se retiró a los dos semestres. Así que su mamá le dijo que mejor estudiara Publicidad, pues era relativamente más fácil en su condición de discapacidad (originada desde niño por una atrofia espinal).
Se matriculó en la Universidad Católica, se enamoró de la carrera y se apasionó por la semiología, terreno que tiene mucho que ver con la cultura y los símbolos. Soñó hacer un posgrado en el exterior (“gracias a Dios los sueños se hacen realidad”) y pudo viajar a España, donde hizo una maestría en Comunicación e Industria.
Pero él quería más. Otra maestría. Y para acceder a un cupo le exigían una tesis. El tema estaba decidido: sería un proyecto en Comunicación.
Juan Pablo cree en lo marcado por el destino. Él era un televidente “normal” de Los Simpson, sin apasionamientos ni haciendo de esta serie un objeto de culto. “Mi principal preocupación era qué carajos le iba a presentar a una universidad en España para poder obtener mi cupo en una maestría que anhelaba”.
Un día cualquiera de hace 10 años, almorzando con su mamá y el televisor encendido, Los Simpson se cruzaron en su camino. “Me puse a pensar que la gente hablaba y especulaba mucho sobre esta familia estadounidense, pero que a ciencia cierta no había material disponible sobre lo que realmente comunica la serie”.
Se le midió al asunto y la tesis de Juan Pablo sobre la fundación de Springfield ganó mención de honor. “Para ese momento, yo ya estaba ‘simpsonizado’. No se trababa sólo de hacer un análisis de los episodios. Yo quería ir más al fondo, y así como había buscado la asesoría de un arquitecto para que me explicara por qué la ciudad de Springfield había sido levantada de tal o cual manera, por qué estaba construida específicamente así y qué tipo de arquitectura tenía, me asesoré de un médico y un terapeuta ocupacional. Entre todos evaluamos la fisonomía de Los Simpson y de los demás personajes. Y un siquiatra fue el encargado de hacer el perfil sicológico de éstos”.
Por eso el lector de Detrás de Los Simpson es capaz de dilucidar esa serie de características físicas de cada personaje, muy notorias y que parecieran no pertenecer a los seres humanos. Sin embargo, el asesor médico de Juan Pablo le explicó cada uno de los síndromes asociados a las diferencias fisionómicas de Los Simpson: los ojos saltones, las orejas pequeñas, el cuello corto, los cuatro dedos, los hombros disminuidos…

Juan Pablo empezó a escribir su libro a los 26 años. Al terminarlo, casi cinco años después, lo envió a editoriales en Colombia. Ninguna se mostró interesada. Él alcanzó a pensar que el obstáculo estaba en los derechos de autor y todo lo que esto conlleva, pero un abogado especialista en el tema le confirmó que ni él ni una editorial tendrían problemas, pues tratándose de un estudio académico, no se estaba lucrando a través de la comercialización de Los Simpson.
Se decidió por editoriales españolas y un día recibió la respuesta positiva de Laberinto. Hoy lleva seis años en el mercado español y va por la tercera edición. En nuestro país sólo se consigue por encargo de amigos o familiares o a través del autor.
Juan Pablo ha escrito otros dos libros, que están en proceso de evaluación y publicación, junto con la Universidad de la Sabana: Mercadeo en industrias culturales y Mercadeo Semiótico (su especialidad).
Ahora está escribiendo su cuarto libro, Sobre ruedas. Una historia de vida bajo su experiencia personal como discapacitado. También dicta en el país conferencias con los temas: Los Simpson, Sobre ruedas y Mercadeo semiótico.

LAS ÚLTIMAS TEMPORADAS

Juan Pablo está de acuerdo con algunos seguidores de Los Simpson: las últimas temporadas jamás igualarán a las anteriores. ¿Libretos agotados, quizá? “No. Creo que su falta radica en no comprometerse con temas fundamentales actuales, tanto políticos como sociales, religiosos o sexuales. Por ejemplo, el derrame de petróleo en el golfo de México o la crisis entre Colombia y Venezuela”.
Dos capítulos son los preferidos de Juan Pablo por contenido y estructura. “Y que para mí son casi obras magistrales: ‘El héroe sin cabeza’, cuando Bart le corta la cabeza al monumento de Jeremías Springfield y ‘Lisa, la iconoclasta’, que se desarrolla en la celebración de la fundación de la ciudad.

QUÉ HAY DETRÁS DE…

Homero. Juan Pablo recuerda un episodio que lo dice todo sobre su descripción para Homero: un niño grande con entendimiento. “Entre los miles de ejemplos que hay de su personalidad, está esa ocasión en la que Homero va a una tienda para discapacitados y pide un mono que le ayude a hacer las tareas. El encargado le reprocha: ‘Pero es que usted no es discapacitado’. ‘No soy discapacitado contesta Homero-, pero sí perezoso’. Ese es Homero…”.

Bart. “Yo veo en él –asegura el autor- una representación de lo que somos, en muchos sentidos, los latinoamericanos: efusivos, perspicaces, maliciosos, algunos sin un norte definido. Si Bart tuviera esa brújula y canalizara todo ese potencial, sería alguien totalmente diferente”.

Lisa. “Es muy peligrosa. Incluso creo que Bart no es tan malo como ella. Es la representación de la ideología norteamericana en sus parámetros rígidos y excesivamente conservadores. Y eso, a la larga, no es tan bueno, pues es necesario cambiar muchos estereotipos para que una sociedad pueda crecer y progresar”.

Flanders. “Es la representación de una mezcla bastante compleja entre una ideología religiosa y una ideología capitalista, que de hecho han ido de la mano a través de la historia. No es tan inocente como parece, y como dicen las abuelas, ‘líbrame de las aguas mansas, que de las turbias me encargo yo’ ”.

Nelson. Uno de los personajes preferidos de Juan Pablo. “El único modo que tiene de socializar es la violencia física. No se le puede culpar por su comportamiento, pues es la única forma que tiene de desahogar su abandono. No es capaz de reírse de sí mismo y se escuda en su risa característica por lo que les sucede a los demás”.

Moe. Es la inversión total de una escala de valores digna y moral.

FRASE
“El secreto del éxito de Los Simpson: no sólo es una serie muy bien construida, también es el espacio que nos permite salirnos de las normas sociales y del protocolo, para divertirnos como chimpancés –como lo hace Homero-. Nos permite exteriorizar aquello que la ética, la cultura y la norma no nos lo permiten”.

Publicidad
Publicidad
2379 fotos
65882 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese