Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Con totumo y esparadrapo se hizo el gigante Utria

Luis Eduardo Utria Tovar espera su Visa para viajar la próxima semana a República Dominicana, al campo de entrenamiento de los Gigantes de San Francisco.

Con un bate sacado de una vara de totumo y una bola de esparadrapo, así comenzó a conocer el béisbol el pelotero sucreño, Luis Eduardo Utria Tovar, recientemente firmado por la organización de los Gigantes de San Francisco.
A Luis Eduardo el béisbol se lo inculcó su padre, quien además de darle su mismo nombre, decidió contagiarlo también de su pasión por el rey de los deportes haciéndolo lanzar sus primeros batazos a corta edad.
Cuando estaba conociendo el béisbol sufrió una caída de un columpio y se fracturó un brazo y su padre pensó que quedaría no apto para el juego de la pelota, pero el niño se repuso totalmente de su lesión.
Posteriormente, Luis Eduardo fue llevado a la Escuela de Béisbol Los Inquietos por Sonia Márquez Martínez (QEPD), una amante de tiempo completo del béisbol y el sóftbol, quien le dijo a su padre que el niño “tenía madera”.
Fue así como Luis Utria (padre) llevó a su retoño a la escuela del profesor Pablo Beltrán, en donde se hizo pelotero de verdad y con el pasar de los años se fue mostrando y haciéndose un lugar entre los prospectos sucreños.
Pasó por varias posiciones, pero su mejor desempeño se da en la “lomita de los sustos” como pitcher zurdo.
“El Gigante” Utria viene de la misma “fabrica” de donde salió Yesid Salazar, igualmente serpentinero, firmado por los Padres de San Diego y luego declarado agente libre.

COSAS DE LA VIDA
Luis Utria integró como outfielder la Selección Colombia de la categoría Infantil en el año 2004.
Colombia venía de perder con el equipo de México y el sucreño le pidió la bola al manager Raúl Ríos, diciéndole que él era pitcher y que por favor le diera la oportunidad de lanzar.
El entrenador accedió a la solicitud del pelotero y el serpentinero sincelejano hizo un trabajo casi perfecto en el montículo y gracias a su labor la novena de Colombia venció al elenco de Venezuela, 2 carreras por 0, clasificando a una siguiente instancia.
Fue tanta la emoción del deportista que bajó llorando de la “lomita de los sustos”, teniendo como testigo a sus propios padres, inseparables seguidores del beisbolista que acaba de ser firmado por los Gigantes de San Francisco de los Estados Unidos.
Pero entre los recuerdos del pelotero y sus familiares también hay cosas no muy agradables, sin embargo edificantes:
Luis y su hermano gemelo Carlos estudiaban en el Instituto Nacional Simón Araújo y en el año 2007 esa institución no sacó equipo de béisbol para la fase departamental de los Juegos Deportivo Intercolegiados.
Conocidas las capacidades de ambos peloteros, estos fueron llamados a reforzar el elenco del Instituto Técnico Industrial, aportando granitos de arena que le dieron la clasificación al combinado del ITI, alegría que fue empañada por su colegio.
Las directivas del Insa, al conocer la actitud de los beisbolistas, decidieron colocarle cero en varias materias durante la semana en la que estuvieron con el equipo del ITI representando a Sucre en la final nacional de los Juegos Intercolegiados.
Por estas razones los gemelos perdieron el décimo grado de bachillerato, razones por las cuales se marcharon a otro colegio para terminar la secundaria, el Liceo Colombia, en donde su director el profesor Rivadeneira, les abrió con gusto las puertas.
Fue así como los hermanos Luis y Carlos validaron el Décimo y Undécimo grado de bachillerato con un permiso especial, pues ellos no tenían la edad mínima para validar.
Justo aquí, cuando terminaron su bachillerato, Luis Eduardo se decidió por la “carrera” de beisbolista, a la que le apostó aun con más entrega logrando a los pocos meses ser firmado.
Por su parte, Carlos, quien juega segunda base y paracortos, se encuentra cursando odontología en la Universidad de Magdalena de la ciudad de Santa Marta, apoyado como deportista con el 90% del costo de la matricula.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese