Indicadores económicos
2017-08-21

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-21

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-08-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Internet, esa maravilla que cambió toda nuestra vida

Es probable que usted no conciba su trabajo y su vida personal sin esa telaraña de sitios y servicios que es internet. La triple W trajo velocidad a nuestras vidas y nos ha conectado de formas impensadas.

Si entre tanto correo, post, tweet y SMS con el que llena las 24 horas de su día, aún no ha reflexionado cómo le ha cambiado la vida internet, quizás hoy, que se celebra el día mundial de las Telecomunicaciones e Internet, pueda detenerse a pensar en si podría vivir sin esa telaraña que es la triple W.
Si usted le pregunta a dos videojugadores, Felipe Baena y Santiago Naranjo, si podrían prescindir de la web, ellos apelan a su razón y dicen que claro que podrían vivir sin estar conectados. Sin embargo, no conciben hacer tareas, jugar y comunicarse sin un mouse o un control en la mano. ¿Irónico, verdad?
Melanie Moncada, de 17 años y estudiante, tiene a su novio en Estados Unidos, y con la web mantiene una relación a distancia.
Y si hoy parece lento una conexión de 2 megas (aunque en Colombia, el Gobierno defina la banda ancha en 512 Kbps), en especial para un videochat, no siempre internet ha parecido ser el invento útil que es hoy en día.
Hubo momentos en que nadie daba un peso por un sitio. El primer video que debutó en You Tube, en abril de 2005, se llamaba Me and the zoo (Yo y el zoológico), y en él se podía ver una improvisada grabación de un aficionado que dista años luz de algunas producciones en HD que se publican en esta red.
Cada minuto se suben el equivalente a 20 horas de video y existen 6.000 millones de videos en esta red. Según cálculos del experto Hugo Pardo Kuklinski, se requieren 500 millones de años para ver uno a uno cada video de este colosal sitio.
La docente e investigadora de la UPB, Erika Jaillier, recuerda que en 1995 tuvo su primera cuenta de correo electrónico. Desde entonces, la web ha sido invaluable para ella.
“Muchos de mis intereses personales de lectura, de información, de entretenimiento los he ido cubriendo gracias al uso de internet: tengo mi propia biblioteca electrónica de más de 2.000 libros que he podido descubrir y redescubrir”.
Hoy, “Skype y Messenger son herramientas de comunicación directa, simultánea e inmediata; y confiable que utilizo de manera frecuente”, expresa.
A pesar de ello, no deja de percibir el facilísimo de los estudiantes para la consulta y la búsqueda de información. “Para muchos, si no existe en internet, no existe, y olvidan el resto de las tecnologías previas”. Añade que es una lástima la falta de reconocimiento de los derechos patrimoniales de autor.
Por su parte, Juan Carlos Samper, director de iNetwork Hispanoamérica dice que el cambio que ha producido internet “se centra en la velocidad y la experiencia”.
Y con ello se refiere a que la vida se aceleró en la forma como “nos comunicamos, aprendemos, investigamos e interactuamos”, indica.
Añade que los websites de las marcas son centros de experiencia de los consumidores, quienes toman decisiones mejor informados.
A esto apela la red que ha permitido democratizar la información (todos publican y el acceso a la historia de la civilización. “Lo que viene será increíble cuando la integración de TV Digital, internet y los dispositivos móviles muestren claramente que la información estará disponible en la palma de una mano las 24 horas del día y los 7 días de la semana”, predice.

ANÁLISIS
Sin fronteras para trabajar y expresar lo que sentimos, Liliana María Uribe Cadavid, gerente de Capacitación y Tecnología de Cattis Consultores.
Cuando estoy sentada en el escritorio de mi oficina y recibo llamadas de mis hijas gritando como si el mundo se acabara: “Mami no funciona internet, no puedo hacer nada, ¡haz algo!”, solo llega a mi mente un pregunta: ¿Será acaso que la historia se divide en antes la red y después de ella? En mi adolescencia, las salidas a “parrandear”, fueron estrechamente vigiladas por mis padres con la simple promesa del regresar a la hora convenida. Hoy pretendemos conocer sobre la vida de nuestros hijos a través de llamadas al celular, el cual los jóvenes cargan como extensión de su mano.
Para ellos, el mundo no existe sin la conexión continua, ese cordón umbilical que los mantiene con los pies “puestos” sobre la tierra ya que su definición de espacio y tiempo es diferente a la nuestra.
Como ingeniera de sistemas con más de 20 años de trajinar en el mundo laboral, recuerdo los días en que para enviar una cotización debíamos esperar a que el mensajero llegara para llevarla su destino. Las cosas no se decidían en cuestión de segundos; la competencia no te aventajaba simplemente por tener un método más rápido de acceder a la información en la nube sino por ser realmente una empresa bien fundamentada en el conocimiento y la experiencia. La forma como accedemos a la información y como adquiero el conocimiento ha revitalizado nuestras neuronas de modo que ya todo existe. Solo hay que saber dónde buscar y cuándo hacerlo. La manera como expresamos nuestros sentimientos también ha cambiado y ahora es más simple: desde un celular se envía el mismo mensaje de año nuevo a todos los contactos y listo. Igualmente se pueden establecer más redes y encontrar amigos olvidados. Ahora me angustia saber cómo manejan mis hijas la información que suben a las redes sociales. Cuando era pequeña mi mamá o mis abuelos preguntaban: “Y ese de que familia es?; hoy debo preguntar: “¿y de dónde salió?”. La respuesta asusta, a veces, pero me da el espacio para convivir con ellas de manera sana y saber más de sus vidas.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese