Indicadores económicos
2017-02-27

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-27

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:20

Marea max.: 9 cms.

Hora: 11:30

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 33 a 42 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Yuca de los Montes de María, al mercado nacional

-A A +A
 

Se espera que al finalizar la comercialización cada una de las 25 familias que retornaron a Chinulito, reciba más de 2 millones 800 mil pesos.

Pese a las dificultades de acceso a sus parcelas, las 25 familias víctimas de la violencia del corregimiento de Chinulito, en Colosó, cumplen con su compromiso de entregar 100 toneladas de yuca a la empresa Pepsico Alimentos Colombia (Frito Lay), de una producción de 240 toneladas en total.
Wilfrido Luna González, campesino del corregimiento de Chinulito y quien se desplazó desde que asesinaron a su hijo, dijo que estuvo por fuera de sus tierras más de tres años y regresó voluntariamente aprovechando la presencia de la fuerza pública para trabajar el campo.
“Nos regresamos porque la Policía estaba aquí, llegamos en los camiones lecheros, esos que vienen a buscar leche en las fincas a orilla de la carretera; encontramos nuestras casas todas destechadas, pero ahora estamos acompañados y hay seguridad para trabajar nuestra tierra. Al que le decían Rodrigo, ese se llevó todo lo que había en el colegio bachillerato, se metió al pueblo y se llevó las pantallas, los cables y hasta los postes, barrió con todo”, dijo el campesino Wilfrido.
Ahora están trabajando más cómodos y con este proyecto se sienten apoyados, vendiendo el producto a precios más justos.
Belly Ruiz, líder campesina de Chinulito explicó que toda la gente ayuda al desarrollo del cultivo y se sienten acompañados para desarrollarlo.
Son 25 beneficiarios con 30 hectáreas, de 1,2 hectáreas cada uno y la explotación es comunal. “Las familias todas vivimos en Chinulito, somos retornadas con el protocolo de 2003 y que en 2005 se hizo efectivo”, puntualizó.
Precisó que si siguen con la misma actitud de apoyo y de mejoramiento de la estabilidad de las familias en Chinulito, seguro que el resto de personas también se regresarán”, dijo la líder campesina quien recordó que hasta el momento han cosechado unas 25 toneladas de yuca y la meta es vender 240 toneladas.
La empresa exige unas medidas específicas que son de 8 centímetros de grosor la máxima y cuatro centímetros la mínima. Hay un deshecho que queda pero que es aprovechado como alimentos en sus casas. La yuca más gruesa es vendida en los mercados locales y regionales.
Por su parte, Eduardo Porras Mendoza, presidente de la Comisión Regional de Reparación y Reconciliación (CNRR), dijo que este proyecto es importante porque está avanzando en la realización de los derechos de las familias víctimas del departamento de Sucre y de los Montes de María, en lo que a medidas de restitución se refiere.
La CNRR apoya este proyecto en la identificación de la comunidad victimizada y hace acompañamiento político a las instituciones participantes del mismo.
Porras Mendoza manifestó que es necesario recordar la aprobación de un proyecto masivo de formalización de la propiedad rural en los Montes de María; explicando que son cerca de 20 mil hectáreas que hasta ahora están identificadas, pertenecientes a reformas agrarias inconclusas, 12 mil de ellas en el Fondo Nacional Agrario y 6 mil hectáreas a punto de ser transferidas, y cerca de 30 mil hectáreas en el departamento de Bolívar. “Vamos a iniciar un proceso de formalización de la propiedad, lo que permitirá a los campesinos que fueron desplazados y que tienen proyectos de retornar, acceder a un título de propiedad para facilitarle el acceso a crédito y a proyectos productivos en la región. Este proyecto se realiza en convenio con Incoder y busca garantizar los derechos de las víctimas de la región”, indicó.

Primera producción
Con apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Agencia del Gobierno de los Estados Unidos (Usaid), la Sociedad Agroindustrial Colombiana (Indacol), la Red Desarrollo y Paz, la alcaldía de Colosó y la CNRR, las 25 familias víctimas de la violencia recogieron una primera producción de 240 toneladas, de las cuales venderán 100 toneladas a Pepsico Alimentos Colombia.
Se espera que al finalizar la comercialización cada familia reciba más de 2 millones 800 mil pesos.
Esta iniciativa hace parte de un proyecto promovido por la OIM, con recursos de la Usaid e Indacol, las cuales además pusieron a disposición de las familias campesinas todo su conocimiento técnico sobre el manejo del cultivo de yuca.
Estas familias retornaron a sus parcelas luego de ser abandonadas por varios meses a causa de las acciones violentas de grupos armados en la zona. Gracias al proyecto recibieron apoyo y capacitación para mejorar y modernizar sus técnicas de cultivo y comercializar la producción. Su empeño y dedicación fue fundamental para sacar adelante esta iniciativa que exigió mayores esfuerzos que los de una siembra normal, por haberse iniciado en el periodo de verano.
Pepsico Alimentos Colombia fue desde el inicio del proyecto el principal aliado comercial de este grupo de familias. Su apoyo incluyó además del compromiso de compra, la selección de las semillas y la asesoría técnica durante la evolución de las siembras. En esta primera venta, la empresa compró 22 toneladas del alimento. Posteriormente se negociarán de 10 a 15 toneladas semanalmente, hasta llegar a un total de 100 toneladas.
El proyecto recibió una inversión de más de 125 millones de pesos gracias a la cual fue posible que los participantes cultivaran 30 hectáreas de yuca y recogieran 240 toneladas del tubérculo. Los participantes planean comercializar el resto de la cosecha a través de compradores locales. Al finalizar la comercialización de toda la producción, cada una de las 25 familias recibirá una ganancia de más de 2 millones 800 mil pesos.
La cosecha de estos campesinos será usada en los diferentes productos de comestibles y pasabocas elaborados por Pepsico Alimentos Colombia, los cuales son distribuidos a nivel nacional.
De acuerdo con Marcelo Pisani, Jefe de la Misión de OIM en Colombia: “esta es una muestra de que con el apoyo de la empresa privada es posible realizar proyectos importantes que beneficien tanto a las comunidades vulnerables del país como a los mismos empresarios. OIM continuará trabajando para involucrar cada vez a más al sector privado en todas sus iniciativas”.
Tras este primer éxito comercial los beneficiarios esperan seguir encontrando fuertes aliados técnicos y comerciales para fortalecer y hacer sostenible su negocio.

2411 fotos
67651 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

ESTO ES LO Q NESECITAMOS Q

ESTO ES LO Q NESECITAMOS Q NUESTROS PRODUCTOS SALGAN A LA LUZ DE SER ESPORTADOS Y ADJUDICADOS POR LA NACION PARA Q HALLA PAZ EN LOS MONTES DE MARIA TIERRA DE GENTE TRABAJADORA Q QUIERE ESTE PAIS SIN VIOLENCIA..SI NO FUERA POR LA YUCA EL ÑAME EL AGUACATE TUBIERAMOS UN 30% DE DESNUTRICION..