Indicadores económicos
2017-11-25

Dólar (TRM)
$2.976,39
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.535,05
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$58,85

Estado del tiempo
2017-11-25

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 00:11

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-11-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Sí hay violencia en colegios, reconocen las secretarías

Pese a no contar con estadísticas, las secretarías de Educación Municipal y Departamental aseguran que sí hay violencia en las instituciones educativas.

Los casos de violencia se registran con mayor énfasis y frecuencia en las instituciones ubicadas en zonas marginadas. Entre las instituciones donde se han registrado varios casos se encuentran Altos del Rosario, Nueva Esperanza y Juanita García.
Hortensia Sierra, funcionaria de proyectos especiales de la Secretaría de Educación Municipal y quien trabaja con discapacitados, adultos, reintegrados y desplazados, dijo que son las mismas instituciones las que deben implementar estrategias para que no se incrementen los índices de violencia al interior de sus establecimientos.
“Sí hay violencia al interior de las instituciones; aunque en algunas más que en otras. La violencia no solamente se traduce en golpes, también son formas de violencia la falta de herramientas para desarrollar sus actividades académicas, sicológicas, hechos donde los estudiantes se burlan de sus compañeros, donde algunos le quitan la merienda a otros, y muchos otros aspectos”, explicó la funcionaria.
Respecto al caso más reciente ocurrido en una institución educativa de Sincelejo dijo que no tiene conocimiento, pero que debe ser dado a conocer en la Secretaría de Educación.
Propuso, además, un foro para exponer las clases de violencia y analizar la manera como pueden enfrentarse, porque este es un problema muy serio.
En Sincelejo hay muchas pandillas integradas por jóvenes. En los distintos mítines que han ocurrido en la capital sucreña son los jóvenes entre 11 y 13 años los protagonistas. “Ellos son mandados por los adultos para quemar llantas y bloquear las vías”, precisó.
“El caso de un niño cuyo brazo fue fracturado con un bolso por una de sus compeñeras, quien antes ya había recibido también un golpe, sí es un caso de violencia”, aseguró Hortensia Sierra.

LE FRACTURÓ EL BRAZO
El caso más reciente de violencia en instituciones educativas fue el ocurrido el jueves de la semana anterior, cuando un menor de 11 años resultó con su antebrazo izquierdo fracturado.
Una simple broma terminó ocasionándole una fractura a un niño. El menor de 11 años sintió cuando le puyaron la costilla con un lápiz, de inmediato reaccionó a la broma de sus compañeros y golpeó a la una de sus compañeras creyendo que era la culpable. La compañera agredida y muy enojada, tomó su bolso de la Barbie que contenía todos sus útiles y textos escolares y lo tiró contra el niño, éste para protegerse metió su brazo izquierdo y resultó fracturado.
El hecho ocurrió en la Institución Educativa para Poblaciones Especiales (Inpes), sede Libertad, a eso de las 11 y 45 de la mañana, cuando ya estaba por terminar la clase de tecnología.
La profesora Ana Beatriz De la Ossa, encargada de esa clase, les dijo a sus estudiantes que saldría un momento a llevar sus textos a la sala de profesores. “No había terminado yo de dar la espalda, cuando escuche que uno de los niños gritó: seño le partieron el brazo, enseguida me regresé y esperamos a que llegará el padre de familia por él”.
La profesora Ana, así como la coordinadora de grupo, Daira Narvaez y la rectora, Miriam Mercado Paternina, explicaron que a la niña le aplicaron el procedimiento correspondiente que es el llamado a sus padres de familia para ponerlos en conocimiento de la situación, y le aplicaron las sanciones y normas formativas pertinentes.
“No podemos tomar ese caso como una riña o un caso de violencia, lo que ocurrió fue un accidente”, manifestaron las profesoras.
La niña arrepentida por lo que había hecho, escribió una carta dirigida a su compañerito de clases, pidiéndole disculpas y deseándole se recupere pronto.
“Considero que lo ocurrido no es relevante, pues son accidentes que pasan hasta en sus mismas casas, y la prueba de que no fue violencia es la manifestación de arrepentimiento de la niña”, dijo Daira Narvaez.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese