Indicadores económicos
2017-06-28

Dólar (TRM)
$3.025,28
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.411,91
UVR, Ayer
$251,08
UVR, Hoy
$251,16
Petróleo
US$44,24

Estado del tiempo
2017-06-28

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 10:15

Marea max.: 16 cms.

Hora: 02:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-06-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El primer mes de la fiscal Morales divide opiniones


En los días previos al cambio en la dirección del ente investigador quedó claro que los principales retos de la nueva administración incluían darle agilidad a las investigaciones por los escándalos de Agro Ingreso Seguro, de las interceptaciones ilegales, y de las muertes llamadas como de ‘falsos positivos’, indagaciones que se habían visto truncadas por el reducido número de personas que trabajaban en ellas.
En el primer mes de administración, la Fiscal General ya ha tomado decisiones de trascendencia en dos de esos procesos, generando de inmediato un cotarro de voces encontradas, motivado justamente por la ansiedad que había en el país por conocer el desarrollo de esos escándalos.
Además, la fiscal le imprimió velocidad al caso del llamado carrusel de las contrataciones en Bogotá, uno de los últimos procesos que inició el exfiscal encargado Guillermo Mendoza Diago. Con Morales se realizaron las diligencias para, según los expertos, empezar un proceso más serio con miras a vincular a todos los responsables.
Antes de coger en las manos ese asunto, la primera decisión de la Fiscal General fue en el sonado caso de las interceptaciones ilegales realizadas por el DAS a periodistas, magistrados, activistas de la defensa de los derechos humanos y políticos de oposición llevadas a cabo sobre las que se investiga la participación de funcionarios del Gobierno pasado, principalmente a tres exdirectores de ese organismo.
En una decisión, calificada por muchos como errada y acelerada, ordenó la práctica de cerca de 20 nuevas pruebas en el proceso contra la ex directora del DAS María del Pilar Hurtado y el exsecretario general de la Presidencia Bernardo Moreno. Esa acción generó gran polémica, pues para la misma época se tenía fijada una audiencia para imputación y medida de aseguramiento contra los dos ex funcionarios, que quedó aplazada por solicitud de Morales Hoyos.
Por esto el abogado Luis Guillermo Pérez, representante legal de las víctimas de las interceptaciones y seguimientos solicitó una reunión privada con la jefe del ente investigador, en la que le expresó los temores de se llegue a una posible preclusión en el proceso: “Las personas involucradas y señaladas se están burlando de la justicia y la Fiscalía ha cometido graves fallas en la agilidad de la investigación y en la acusación”.
Aseguró, igualmente, que con las pruebas existentes es posible tomar una decisión en contra de los dos altos funcionarios, acusados por los testigos como los “cerebros” de la operación de seguimiento e interceptación realizada desde el DAS, supuestamente con el consentimiento e interés de funcionarios en la Casa de Nariño.
Tras encender esa primera polémica, la Fiscal se alejó por unas semanas de los medios de comunicación y sus pocas intervenciones en la radio se limitaban a señalar avances, para ella importantes, en casos de “gran trascendencia para el país”, aunque sin dar detalles sobre los temas.
Por eso fue una sorpresa cuando en una rápida rueda de prensa, del pasado 23 de febrero, Morales anunció la imputación de cargos y la solicitud de medida de aseguramiento en audiencia pública en contra del contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi, de la ex directora del IDU, Liliana Pardo, y del ex director jurídico del IDU, Inocencio Meléndez, por su presunta responsabilidad en la solicitud de dinero a grupos contratistas, para la concesión de obras viales en Bogotá, en lo que se conoce como el “carrusel de contrataciones”.
La decisión llamó más la atención por el hecho de que ocho días antes se había cambiado el fiscal delegado para dicho proceso y no se sabía, además de los interrogatorios a algunos contratistas y empresarios, de avances de fondo. 
El cambio operado fue el del fiscal encargado Luis Triana, quien como parte de sus funciones escuchó en interrogatorio a los contratistas Julio Gómez y Emilio Tapia, además de entrevistarse con Miguel Nule, representante legal del polémico grupo Nule, por el fiscal segundo delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Germán Pabón Gómez. Algunas voces suspicaces dijeron que dicho cambio dilataría el proceso.
Para el exfiscal Alfonso Valdivieso, las decisiones de Morales Hoyos en los casos citados han demostrado su gran profesionalismo y el cumplimiento del planteamiento hecho durante el discurso ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, cuando ellos estudiaban a quien elegirían.
“Ella prometió una revisión de los procesos más importantes y trascendentales para el país y pese al poco tiempo que tiene en el cargo ya ha realizado cosas muy importantes”, precisó Valdivieso, quien además reconoció el trabajo que se está haciendo para la reestructuración interna de la Fiscalía, con la intención de agilizar procesos.


“TIENEN QUE CAER LOS GRANDES Y NO LOS MANDOS MEDIOS”


Menos elogioso con la gestión inicial de la fiscal es el abogado Ramiro Bejarano, quien alertó: “Espero que el ánimo, la energía y las agallas que ha demostrado hasta el momento le alcancen para abrir  las investigaciones contras los mandos altos, quienes fueron los cerebros de todas esas irregularidades”.
Esa opinión la comparte el abogado penalista Luis Guillermo Pérez, quien dijo que los temas abordados hasta el momento por la Fiscal son los que más tocan a la opinión pública y los que en los últimos años han movido a la gente, pero no los únicos que debe asumir.
“Esperamos que las decisiones de la fiscal en un futuro incluyan los señalamientos hechos en los cables de Wikileaks, en donde se muestran a los verdaderos responsables de las interceptaciones ilegales, como lo son José Obdulio Gaviria y altos funcionarios del gobierno de Álvaro Uribe”, precisó Pérez, quien representa a la excongresista Piedad Córdoba en el caso de las interceptaciones.
Los dos juristas señalaron que la Fiscalía debe agilizar, también, los procesos por los llamados ‘falsos positivos’ y retomar investigaciones “que se han perdido en el tiempo”, como los magnicidios de Luis Carlos Galán y de Álvaro Gómez Hurtado, sobre los cuales, según Bejarano, “no hay ninguna condena seria ni ninguna investigación que señale a los verdaderos autores intelectuales”.
Sobre esas críticas, el exfiscal Alfonso Valdivieso dice: “Es muy fácil mirar los toros de la barrera, pero son temas muy complejos. Yo, como todos los colombianos, espero que las decisiones salgan lo más rápido posible”.
En lo que sí coincidieron los tres expertos es que la gestión de Morales en su primer mes tiene aspectos positivos, puntualmente, su trabajo en la investigación y en la agilización de procesos que muchos ya veían perdidos.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese