Indicadores económicos
2017-04-27

Dólar (TRM)
$2.928,07
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.189,54
UVR, Ayer
$248,99
UVR, Hoy
$249,03
Petróleo
US$49,62

Estado del tiempo
2017-04-27

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 07:32

Marea max.: -8 cms.

Hora: 11:53

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-04-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El talento detrás de los nuevos artistas

En 1994, cuando Fernando “Toby” Tobón presentó la audición para ser uno de los guitarristas de “Ekhymosis”, no podía imaginar que sería el inicio de una relación de 16 años de creación artística al lado de Juanes.

“Toby”, como todos le conocen, siempre está ahí, al lado de su “parcero”, interpretando la guitarra como su fiel escudero. Pero el talento y pasión por la música de este paisa que a temprana edad ha visto como su cabello ha tomado un color gris, va mucho más allá, y poco a poco se está convirtiendo en ficha clave en la nueva música colombiana.
Sólo basta ver los créditos de los álbumes de artistas como “Sanalejo”, Sebastián Yépes, “Los D´lavan”, la encantadora antioqueña Susana y próximamente Gina para ver que se repiten los nombres de “Toby” y La Finca Studio, el lugar de realización.
Se trata de un estudio de grabación que empezó a forjarse en Medellín hace tres años y, ahora, además de ser un lugar acogedor, con su tradicional patio con maticas y flores, se ha transformado en un laboratorio musical donde se le apuesta al nuevo talento nacional.
Precisamente es allí, en esa finca, donde se han sembrado las semillas de la nueva música pop y rock colombiana, que empieza a ver su cosecha en las emisoras del país, también se gestan las pistas sobre las cuales los participantes del “Factor X” se presentan en las galas.
“Es un trabajo en tiempo récord porque nos envían seis o siete pistas para una gala. Ya en los últimos 90 días hemos hecho 30 pistas. Es como hacer tres discos”, comenta “Toby”, quien hace sólo algunos meses se convirtió en padre de una niña llamada Celeste.

El inicio de una aventura
No es nada nueva la faceta de “Toby” en la producción musical. Hace más de diez años, cuando llegó “Ekhymosis” a su fin, ya era reconocido en Medellín como un excelente guitarrista y empezó a ser un apetecido músico de estudio, participando en grabaciones que iban desde la música tropical hasta producciones de heavy metal. Ahí le tomó gusto a la producción musical.
“Aprovechando que nací en Estados Unidos decidí empacar maletas e irme a Miami. Allí me contacté con Kike Santander que estaba armando un equipo de producción. Me dio unos demos y le gustó mucho lo que hicimos con ellos”, comenta el artista.
Pudo conocer por dentro y participar en la producción de lo más exitoso del pop latino, creando las guitarras de “Azul”, el tema de Christian Castro, algunos de los temas de Diego Torres y “Ave María” de David Bisbal, sólo por nombrar algunos.
Pero sin duda la mayor experiencia, como músico, pero en especial como guitarrista, fue haber tenido el privilegio de trabajar con Carlos Santana en su álbum “Shaman”.
“Cualquiera que le guste tocar guitarra le encantaría trabajar con el maestro Santana”, admite.
Inmerso en la producción de música en Miami, en el 2001, recibió la llamada de un viejo conocido. No tenía que decirle quién era, lo identificó con sólo las primeras palabras:
“¿Qué más parcero?”.
Era Juanes, quien estaba trabajando en su segundo álbum como solista, “Un día nor mal”, y quería volver a trabajar con “Toby”, con quien no hacía música desde la época de “Ekhymosis”.
“Me encanta la producción. Con Kike Santander hice mi tesis en la producción, pero también me parecía una nota volver a trabajar con Juan, salir de tour, entonces no lo dudé y me fui con él a hacer el disco y las giras”, dice Toby desde La Finca Studio.
Hacer parte de la banda de una de las más importantes estrellas del rock en español es una tarea ardua y que consume bastante tiempo, por lo que “Toby” no pudo volver a desarrollar su faceta como productor hasta hace aproximadamente tres años.
En una visita a su querida Medellín, en casa de uno de sus mejores amigos, conoció a Susana Correa, una mujer que con guitarra en mano lo dejó sin aliento ante su talento y maestría musical.
“íPor Dios, hay que hacer algo con esa niña!”, fue su expresión ese día, desde cuando, sólo por amor a la música, empezaron a trabajar juntos, a hacer algunos demos para mostrarlos y buscar apoyo.
Tal fue la pasión que le generó este proyecto y su retorno a la producción, que no dudó en volverse a radicar en Medellín, e ir más allá, crear su propio estudio de grabación.
“No es nada sencillo montar un estudio, porque hay muchos y muy reconocidos, pero de un tiempo para acá la forma de grabar ha cambiado, porque la industria no tiene tanto dinero como antes. Tenemos unos muy buenos equipos en un lugar cómodo y agradable. Es como llegar a la finca de descanso y con el clima de Medellín pa’ qué más”.
Y agrega: “Aquí no trabajamos como los demás estudios que son por horas, y donde si la musa llega tarde pues lo perdiste todo. Nosotros comenzamos a trabajar y lo hacemos hasta que se nos muere el cerebro, porque la música es netamente emocional”.
Lo curioso, es que el álbum de Susana fue el primer producto de La Finca Studio, pero al ser un disco de Universal Music México, gracias a que Juanes también se enamoró del proyecto, sólo fue editado hasta este año. Primero apareció “No lo hagas”, el tercer y último disco de la banda manizaleña “Sanalejo”.
Eso sí, no olvida cuando en su casa le dijo a sus padres que se iba a dedicar a la música por completo. “Va a terminar como serénatelo, buscando trabajo en la calle”, fue lo que le dictó su padre, quien ahora le da toda la razón a su hijo.
“Todo nació en casa, donde había un órgano y yo molestaba con él. A los 7 años mi padre me enseñó a tocar la guitarra y de ahí no me despegué de ella. Pasé por la tuna del colegio y el grupo de música andina, hasta que escuché Iron Maiden y ahí me perdí, me enamoré del metal”, continúa.
Ahora está abierto, como productor a experimentar en todo tipo de género, a escuchar a los nuevos talentos y atreverse a realizar música con ellos, así a veces el dinero sea escaso.
Eso sí, con Juanes sigue trabajando, y este fin de semana viajó a Miami para ensayar para lo que será el concierto en Cuba, apoyando a su colega y amigo en ir a la isla contra viento y marea.
“Con Juanes sigo, él quiere que participe en la grabación de su nuevo disco y la próxima gira, y yo feliz, porque entiendo que un músico no se puede quedar sólo en el estudio, tiene que salir de él, experimentar, ver y oír, para luego volver renovado”, finaliza “Toby”.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese