Indicadores económicos
2017-04-23

Dólar (TRM)
$2.868,89
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,52
Euro
$3.069,13
UVR, Ayer
$248,80
UVR, Hoy
$248,84
Petróleo
US$49,62

Pico y placa
2017-04-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Reflejos de los colores del alma

Para trazar sus ideas sobre el lienzo se toma todo su tiempo. Desarrolla su labor silenciosa en medio del recogimiento del alma, cuya musa ilumina su mente, dando como resultado fantásticas obras y de hecho aparecen reflejos de los colores del alma.

Las personas que han tenido la oportunidad de apreciar las obras del artista no sólo quedan sorprendidos, sino que van más allá y se preguntan si la situación es real. No es para menos, si se tiene en cuenta que él sufre parálisis cerebral, situación que se registró cuando apenas tenía 13 meses de nacido.
En sus inicios elaboró cuadros costumbristas, en los que plasmó las situaciones cotidianas del hombre de la región, así como paisajes naturales que evocan el paraíso sucreño y Caribe en esencia.
Con el tiempo fue perfeccionando su talento y se inclinó por las obras de línea abstracta.
Álvaro Benito Revollo Vélez nació en Sincelejo el 7 de abril de 1978 y es el sexto de siete hermanos, en el hogar de Ramón Benito Revollo (fallecido) y Miriam Vélez Coronado, progenitora que se ha convertido en su ángel de la guarda, lo acompaña en todo momento y lugar, además prepara los bastidores y artificios del artista.
Cuando tenía escasos 13 meses de nacido sufrió parálisis cerebral espástica, lo que quiere decir que su cuerpo y extremidades son rígidos, debido a que los músculos se contraen.

UN EXCELENTE ESTUDIANTE
Álvaro Benito Revollo Vélez ingresó al preescolar, como todos los niños.
Miembros de su familia comenzaron a notar dotes especiales y cualidades intelectuales especiales.
A los cinco años lo trasladaron a Bogotá al Instituto Roosevelt, en donde estuvo en tratamiento durante un año.
En ese Instituto recomendaron que no lo matricularan en centros educativos especiales, sino en instituciones académicas estándar, debido a su alto cociente intelectual.
Atendiendo esas instrucciones fue matriculado en Sincelejo el Jardín Infantil “Mi Pequeño mundo”, bajo las orientaciones de Virginia Gómez y Elsy Albis, reconocidas maestras que lo adiestraron durante dos años.
Posteriormente pasó a la Escuela de la Seño Hortensia Osorio de Martínez, así como en el Instituto San Francisco.

SU ENCUENTRO CON EL ARTE
Dado que tiene alta sensibilidad por el arte, ingresó a la Escuela de Bellas Artes y Humanidades de Sucre, de donde egresó en el año 2001, luego de cursar cuatro años en el programa de artes plásticas.
Sus compañeros de bachillerato, al igual que sus docentes, indicaron a la familia Benito Revollo Vélez, sobre las cualidades artísticas del joven cuando elaboraba espontáneos dibujos.
Durante sus inicios en la Escuela de Bellas Artes y bajo las orientaciones del maestro Pedro Emiro Mendoza Caldera “Pemeca”, el artista se inclinó por las obras costumbristas.
Seguidamente, el maestro Moisés Paternina, considerado por la familia Benito Revollo Vélez, como el padrino artístico de Álvaro, lo animó para que se metiera en la línea del abstraccionismo.
Cuando el artista visual sucreño se dispone a plasmar una de sus obras, lo hace sin caer en el academicismo, tampoco traza bocetos, simplemente desarrolla todas su creatividad espiritual aplicando óleo sobre lienzo.
Para elaborar una obra emplea un promedio de tres meses.
Álvaro Benito Revollo Vélez, sigue su trajinar en la vida, brindando una enseñanza que para muchos no es más que las ganas de superación, ante las adversidades más grandes porque siempre hay un camino y una luz que da como resultado reflejos de los colores del alma.

PRIMERA EXPOSICIÓN
Recientemente se llevó a cabo la primera exposición individual de Álvaro Benito Revollo Vélez, bajo el título “Abstracciones”, en el auditorio de la Cámara de Comercio de Sincelejo.
Las personas que se acercaron a la exposición quedaron fascinadas con las obras del artista que sufre parálisis cerebral espástica.
Dentro de la exposición se destacan cuadros costumbristas que hablan de sus inicios como artista visual, además de obras que enfocan el abstraccionismo, línea en la que se ha especializado.
Ha participado además en diversos eventos culturales y artísticos en Sincelejo y Barranquilla.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese