Indicadores económicos
2017-10-19

Dólar (TRM)
$2.921,92
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.457,80
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,29

Estado del tiempo
2017-10-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 20:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Renació el realismo mágico en Aracataca por culpa de Gabo

Este jueves, desde las primeras horas de la mañana se empezó a sentir en Aracataca el rastro que dejan a su paso las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia. No era para menos, se trataba de la apertura de la Casa Museo de Gabo cuyos espacios fueron recreados de acuerdo con la obra del máximo exponente de las letras en Colombia, Gabriel García Márquez.

Los contemporáneos de ‘Gabo’, “arrancaron” lo mejor de sus recuerdos y lo dejaron plasmado en una sonrisa, tras observar el lugar donde nació el maestro de las letras, sitio que hoy está totalmente restaurado tras la millonaria inversión hecha por el Ministerio de Cultura y que representa uno de los mayores legados históricos, culturales y también turísticos del Caribe y el país.
Aunque la casa que fue restaurada no es propiamente el inmueble donde nació García Márquez, allí está representada la inspiración de Gabo, pues se tomaron los apartes de su obra “Vivir para contarla”, para recrear cada espacio y de esta forma convertir la casa vieja en ese lugar entrañable en el que los abuelos, los padres y los hermanos del Nobel de Literatura sirvieron de soporte para que años más tarde se convirtiera en el escritor más importante de Colombia y Latinoamérica.
El corredor de las begonias que retrata con su pluma en Cien años de soledad, es el primer atractivo de la Casa Museo, seguido de la sala de visitas, la oficina del abuelo, el cuarto de hospital, el taller de platería, la sala de recibo, el cuarto de los abuelos, el cuarto de Gabo niño, el cuarto de Sara Emilia, la cocina y su despensa, el cuarto de trastos y el patio, comprenden el recorrido mágico del que podrán disfrutar los cataqueros y visitantes, tras la proyección turística que se le ha impreso a esta obra, situación que servirá de aporte para convertirla en autosostenible.
“Una de las grandes apuestas que hemos hecho es por la sostenibilidad. No queremos encontrar una casa como la que veíamos hace algunos años, queremos una casa sostenible y, por eso, hemos hecho una alianza con la Universidad del Magdalena, firmamos un convenio desde el año pasado donde se ha diseñado una serie de servicios, donde estamos sumando todos los recursos para que la Universidad maneje este lugar, para que sus estudiantes además puedan realizar procesos aquí, en la adaptación que se va a adelantar del auditorio y que sea un espacio académico, de reflexión, obviamente un espacio para la gente de Aracataca, pero también para la gente de la Universidad, los académicos que van a enriquecer además acerca de la obra de Gabo”, afirmó la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno minutos antes de la inauguración.
La funcionaria explicó que uno de los puntos que más le puede preocupar a los visitantes del Museo es el ingreso, por lo que se establecerán tarifas de días especiales como están funcionando actualmente los museos en Colombia, para de esta forma complementar el proceso de autosostenibilidad.
“Nos alegra mucho abrir las puertas de esta Casa Mueso en honor a Gabriel García Márquez. Lo que queremos es que esta obra pueda servir para toda la comunidad que quiera seguir los pasos de nuestro Premio Nobel, estamos muy contentos de estar acá, después de más de dos años en los que hemos venido trabajando en este proceso y de abrir ya las puertas al público y a toda la comunidad de Aracataca, al país y al mundo. Todos sabíamos que Aracataca ha sido un sitio emblemático en la obra de García Márquez, pero nos faltaba un lugar donde esa memoria se pudiera reconstruir después de un proceso de investigación, de un trabajo con arquitectos y con expertos en la obra de Gabo, hoy podemos abrir las puertas de esta Casa Museo en honor a nuestro Premio Nobel, porque fue su casa, que fue su espacio vital que reconstruye muchos momentos de su obra, con un guión que ha sido adaptado y ha sido incorporado a cada una de las piezas que son parte de esta historia”, precisó la funcionaria nacional.

ALGUNOS INCONFORMES
La inconformidad que dejaron ver algunos ciudadanos de Aracataca radica en la “exclusión” a la que, según ellos, han sido sometidos en el proceso de restauración de la Casa Museo, exponiendo que han llevado a esta localidad personal de Santa Marta para que adelante las labores previas a la reapertura, por lo que se han sentido desplazados.
En este sentido, la preocupación se hizo notoria en cultores que siempre se han dedicado a estudiar la vida y obra de García Márquez, pero que no fueron tenidos en cuenta.
“Hay labores en las que fácilmente nosotros hubiésemos participado, pero no fue así porque nos olvidaron totalmente”, expresó una de las personas que emitió su queja ante los medios de comunicación.
A su vez, la directora del Museo Nacional, María Victoria De Angulo, dijo que “en este tipo de situaciones siempre se van a encontrar personas que no están de acuerdo con los procesos que se adelantan, pero lo que hemos hecho con la Casa Museo es recrear la obra del maestro Gabriel García Márquez en obras como ‘Vivir para contarla’ y esperamos que sea del agrado de los cataqueros, los magdalenenses, los caribeños, los colombianos y los habitantes de todo el mundo”, indicó.

“ESTA ERA LA CASA DE GABITO”
Visiblemente emocionada y evocando recuerdos de su niñez al lado de Gabriel García Márquez, la hermana del Premio Nobel de Literatura, Aida García Márquez se dejó invadir de la nostalgia, al reconocer que esta en realidad es la casa de Gabito, como es conocido por sus más allegados, amigos y familiares.
Tras su llegada a Aracataca, la señora Aida “desempolvó” de su memoria los momentos vividos con Gabo, y que ahora quedarán perennes en las paredes tal y como quedaron en las páginas de su obra. Una de las anécdotas que contó, doña Aida García Márquez fue la forma como Gabo se convirtió en un especialista en hacer barcos de papel aprovechando las épocas de lluvia y así aprovechaban cada espacio para disfrutar de la niñez en medio de la creatividad de quien sería el más grande literato en la historia de Colombia.
“Siempre que llovía aquí, había una canal por ahí por el corredor que venía del jardín al patio, entonces los cuatro únicos que vivimos aquí que éramos de la época, hacíamos barquitos de papel, Gabito los hacía, entonces los tirábamos en el jardín y salían por el patio y esos son los recuerdos que nunca se pueden borrar, como nunca se puede olvidar el pasamano de las begonias que aparece en muchas de las obras de Gabo, el corredor, el jardín y recuerdo perfectamente el nombre de las plantas que había en el jardín. Isabel Segunda, Rosas, Astromelias y Crotos. Ahora está muchos más bonitos porque la manera de cultivar ha cambiado y las flores son distintas, pero era muy bonito ese jardín”, explicó doña Aida García Márquez, hermana de Gabo.
Recordó en su paseo por el patio de la casa, que justo en la parte trasera existía lo que antes se conocía como “rosa”, que era una huerta de cultivos de toda clase y de árboles frutales y plantas medicinales, que servían para atender las enfermedades en ese entonces, sin necesidad, en primera instancia, de recibir atención médica.
“La rosa era enorme y todo estaba allí. Si nos dolía una muela, en la rosa estaban las plantas precisas para curarlo”, afirmó.
Dijo, además, que en esa casa se criaron Margot y Gabito, porque “a la vuelta del comisariato estaba la casa de nuestros padres, pero uno paraba aquí metido donde los abuelos”, indicó Aida García Márquez.
Entre los innumerables recuerdos que trajo consigo la apertura de la Casa Museo están las travesuras de Gabo. “Una vez le dañamos una muñeca a Margot con unas tenazas que estaban en el cuarto donde se trabajaba la platería, él la dañó y después dijo que había sido yo, milagro que no me dijo ‘vete a llorar a tu casa’ porque a veces cuando él molestaba a los muchachos y se ponían a llorar les decía: ‘vete a llorar a tu casa’”, destacó doña Aida.

“SENTÍ MARIPOSAS AMARILLAS EN EL ESTÓMAGO”
Entre los familiares de Gabriel García Márquez que asistieron al evento de ayer en Aracataca, marcaba diferencia la silueta de una joven mujer vestida con una túnica guajira que desde su ingreso a la Casa Museo llamó la atención.
La bacterióloga Oriana García García, sobrina del Premio Nobel de Literatura, quien dejó ver en el sentimiento que esgrimía en sus palabras que por sus venas corre una sangre “bañada” con el realismo mágico que caracterizó a Gabo en la obra que lo inmortalizó.
Oriana, con su voz entrecortada cuando vio paso a paso cómo se definía la nueva edificación, que imprime en las paredes la felicidad la de la niñez de su tío, expresó: “Cuando vi la casa sentí que se movían miles de mariposas amarillas en el estómago”, sin dejar de mirar, analizar, visualizar y cómo hacer una retrospectiva imaginaria para entender que cada rincón de la casa tiene un significado para los integrantes de su familia.
Aunque reconoció que no ha descubierto en ella el don de escribir dejó escapar la posibilidad de ser tocada por la inspiración, producto de la emoción que le produjo visitar y estar presente en la reapertura de la Casa Museo de Gabo.
En cuanto al atuendo, dijo que “como todos saben mi abuela Luisa Santiaga nació en Barrancas, Guajira, por cosas del destino mi madre es guajira también y yo lo soy de corazón aunque nací en Santa Marta, por esta razón me vine con una manta propia de esa región para representar nuestra estirpe guajira”.
Aseguró que la primera respuesta que se le viene a la mente cuando le preguntan, ¿qué se siente ser sobrina de Gabo?, es que nació siendo su sobrina, frase que expresa con la naturalidad que se conjuga con su carisma y hacen una digna representante de la familia del hacedor de letras más importante que ha tenido este país.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese