Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-22

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:33

Marea max.: 12 cms.

Hora: 08:05

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Silvio, Rodolfo y las raíces de la música del continente

-A A +A
 

“La gente ingenuamente me dice: ‘el tango está de moda‘, yo les digo que el tango no es moda, porque la moda luego se pone en liquidación”: Rodolfo Mederos.

Dos maestros de la música mundial, el cantautor cubano Silvio Rodríguez y el genio del bandoneón, Rodolfo Mederos, protagonizaron el primer conversatorio del Congreso Iberoamericano de la Cultura que inició este jueves en Medellín.
La Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, fue moderadora de este encuentro de personajes que llevan décadas de trabajo creativo y como quijotes de sus propuestas artísticas.
“Las raíces musicales y los fundamentos de la música iberoamericana” fue el tema que trataron durante una hora, con reflexiones y enseñanzas realmente valiosas.
El primero en intervenir fue Rodolfo Mederos, quien fuera discípulo de Astor Piazzolla y presentó un panorama poco positivo de la música en la actualidad.
“En nuestra música es un encuentro entre los europeos, africanos e indígenas. Un encuentro de diversas culturas pero que representan nuestra propia esencia. Las grandes migraciones del siglo XX, ensangrentadas por las guerras, colocaron las raíces de la música rioplatense. Es la muestra de que lo híbrido no es sólo bueno, sino necesario”, comentó Mederos.
Advierte que la tan sonada “fusión musical” es tan sólo música de confusión. “Son músicas producidas en una oficina de marketing donde los artistas son esclavizados por dicha caracterización. Están alejadas de la música del pueblo que es una manifestación artística que surge del mismo pueblo y acompañan la cotidianidad, lo que llamamos el folclor y que está en vía de desaparecer. La música para el pueblo es generada desde la industria, con seudo artistas, que no solo estupidiza sino que atenta contra la identidad”.
En ese punto, Silvio Rodríguez se declaró un músico más práctico que teórico. “Sólo sabe Dios de dónde sale lo autóctono. Creo que en este encuentro de culturas debemos agradecer la llegada de la guitarra y el bandoneón, sin dejar de lado el sentido del ritmo que llegó de África. De todo eso sale la música mestiza, con su propia personalidad y que debemos agradecer porque la llevamos en la sangre”.
El tango, en estado de coma
Rodolfo Mederos aprovechó la oportunidad para hablar del estado actual del tango y su visión no es nada optimista.
“El tango está en estado de coma. Un producto híbrido que se convirtió en genuino de las ciudades de la orilla del río de la Plata. Desde los sesenta sentí que el tango empezó a decaer, más allá de músicos como Astor Piazzolla. La cultura del tango se opacó. Los medios de comunicación se interesaron en pulverizarlo y lo han logrado. Implantaron los gustos anglosajones. Le dimos la espalda a nuestra cultura y el tango se replegó porque no quiso adaptarse a las modas. La gente ingenuamente me dice: ‘pero el tango está de moda’, yo les digo que el tango no es moda, porque la moda luego se pone en liquidación”.
Silvio Rodríguez llegó a unas reflexiones que fueron mucho más allá de la propia música, “Estamos en un momento tan importante que no sabemos si la vida va a continuar, imagínese lo que puede ocurrir con la música. Todo esto es por el mal uso de las maravillas tecnológicas. El hombre ha evolucionado en ese aspecto, pero filosóficamente no está a la altura de lo que él ha creado. No es capaz de poner en práctica su sentido de la solidaridad, que domine y determine la existencia colectiva de la humanidad. Por ello, la música, en gran medida, es un fenómeno de mercado. Nos venden niños bonitos que no cantan como una cosa maravillosa. Ellos son los responsables de muchos desastres ecológicos que ocurren, como en el Golfo de México, pero no quiero politizar esto”.
De ahí su gusto por la música acústica, que puede generarse con un grupo de personas sin necesidad de enchufarse. “Pero cuidado, la tecnología no es el pecado, los pecadores somos quienes le damos mal uso”.
Poco a poco el diálogo entró en calor, y Rodolfo Mederos continuó su análisis sobre la música en la actualidad: “Se piensa que la música se hace para entretener o para llenar algunos espacios en el día. Para mí la música es lo más importante en el día. La música refleja estados de ánimo pero propone ideas. La música es racional más allá de conocimientos construidos o especulados. Es un hecho para compartir. Cuando la música es meramente agradable, yo sospecho, porque si la música no nos atraviesa con su verdad y no vale la pena”.

SILVIO EN FRASES
-“La música no cambia al mundo, pero sí puede animar a los hombres que cambien al mundo”.
-“Yo no sé hasta donde me hubiera desarrollado como músico, si no es gracias a la Revolución”.

SILVIO HIZO VIBRAR A MEDELLÍN
Más de una década y media tuvieron que esperar los colombianos para ver en el escenario al cantautor cubano Silvio Rodríguez. Esta vez, de manera gratuita, miles de personas viajaron a Medellín desde diferentes partes del país para disfrutar de la música acústica y las letras políticas de este controvertido artista.
Su reencuentro con el público colombiano se realizó gracias al Congreso Iberoamericano de Cultura en medio de centenares críticas, pues algunos consideraban que por sus ideas políticas y su apoyo incondicional a la revolución cubana, no debería ser invitado a este tipo de eventos.
Pero en San Juan, una de las más amplias vías del centro de Medellín, se encontraron él y su público de todas las generaciones, quienes disfrutaron de las canciones reconocidas de Rodríguez desde “La Maza” hasta “El Unicornio Azul” con la cual cerró su presentación.
No faltó “La Historia del Elegido”, el tema que siempre le dedica a presos cubanos en cárceles de Estados Unidos.
Infortunadamente, era tal la euforia de sus seguidores que derribaron algunas vallas de contención para estar más ceca de Silvio. Además, por orden directa del artista no se le podían tomar fotografías, ni siquiera con cámaras de teléfonos celulares, lo que disgustó a la prensa que cubre el evento como a buena parte de los asistentes.
Silvio Rodríguez fue el segundo artista en presentarse en el primer concierto del Congreso Iberoamericano de Cultura, después del uruguayo Jorge Drexler y antes del argentino León Gieco.

Publicidad
Publicidad
2379 fotos
65906 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese