Indicadores económicos
2017-08-23

Dólar (TRM)
$2.986,83
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.750,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.515,79
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$47,64

Estado del tiempo
2017-08-23

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 07:05

Marea max.: 9 cms.

Hora: 13:31

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Avanza juicio contra el ex coronel Aldana

En la ciudad de Ibagué avanza uno de los procesos judiciales más sonados en el país, el juicio al excoronel de la Policía, Joaquín Enrique Aldana Ortiz, acusado de presuntamente haber matado y desmembrado a su esposa, la sincelejana Erika Cecilia Yeneris Gutiérrez.

La Fiscalía presentó el paquete de evidencias número 10, consistente en la versión de Adriana Rojas Barrero, profesional especializado del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.
Rojas Barrero fue la encargada de realizar la autopsia al tronco, los dos muslos y una pierna que fueron hallados posterior a la cabeza y los brazos.
El testimonio de la forense se presentó como la evidencia número 10:
“Me llegaron remitidos por las autoridades en una bolsa negra debidamente sellada, un fragmento de cuerpo humano, al parecer femenino, esqueletizado, el cual contenía restos de material vegetal, tanto fresco como seco", aseguró la señora rojas.
Según la descripción de la médico forense, la porción corporal era el tronco, el cual no presentó órganos internos a nivel abdominal y tenía restos de piel deshidratada con bordes de cortes nítidos y pálidos al parecer realizados después de muerta.
“En la parte posterior tenía escoriaciones causadas por el arrastre del cuerpo sobre un objeto consistente, presentó ruptura del tercer y cuarto arco costal izquierdo, en la mama izquierda tenía una cicatriz periareolar que evidencia una cirugía plástica de implante”, continuó diciendo la cirujano.
Este detalle llamó la atención, pues los dos implantes de silicona habían sido retirados; esto se atribuyó a una clara estrategia para tratar de esconder la identidad del cuerpo, “los implantes tienen un número de registro único, el que muy seguramente se habría podido rastrear y así poder establecer la identidad del cadáver, de manera mucho más fácil”.
También explicó que el cuerpo tenía múltiples heridas, entre ellas una de aproximadamente 15 centímetros en el tercio superior del tórax.
Una cabeza, también de mujer, había llegado dos días atrás lo que hizo sospechar que se podía tratar de la misma persona; compararon los cortes realizados a los brazos y la cabeza y coincidían, corroborando las sospechas, pero aún se guardaba la duda.
El torso llegó sin la parte púbica y sin la zona de los glúteos; además, el bloque de los órganos internos había sido retirado en su totalidad, según la forense, con el objetivo de disminuir peso y de ocultar cirugías; sin embargo, explicó que había sido retirado por medio de un procedimiento conocido en medicina forense como evisceración, para el que no sólo se necesitaba tener la fuerza necesaria para hacerlo, sino los conocimientos.
Llegaron más partes
identificados con el protocolo 379 de 2009, llegaron dos muslos y una pierna; el pie tenía esmalte del mismo color de los brazos hallados tres días antes, confirmando que los tres hallazgos hacían parte de un mismo cuerpo.
Diferente a las otras partes, el muslo izquierdo presentó larvas de moscas azules con una longitud de 0.5 centímetros lo que estimaba en 36 horas el tiempo del deceso, pues la etapa de huevos dura 24 horas y el tamaño alcanzado por las larvas corresponde a 12 horas de vida aproximadamente.
La defensa preguntó varios puntos sobre la amplia exposición realizada por Rojas Barrero, llamaron la atención de la parte defensora, uno de ellos el tiempo que podría haber durado el asesino realizando este procedimiento; la testigo sólo se limitó a decir que esto dependía de la habilidad que se tuviera para hacerlo.
De la misma manera, indagó sobre el por qué si las partes del cuerpo pertenecían a un mismo cadáver, presentaban diferentes niveles de descomposición; en la respuesta la forense explicó que esto se debía a las condiciones climáticas, de sexo, edad y raza, entre otras.
La última pregunta hizo referencia a que si la persona que realizó el procedimiento necesitaba solamente fuerza o era necesario tener un conocimiento acerca de lo que se estaba haciendo; la médica respondió que la persona que lo hizo sabía muy bien lo que hacía y que aparte de necesitar fuerza se requería de los conocimientos necesarios para hacerlo.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese