Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Medida de aseguramiento contra ex coronel Aldana

-A A +A
 

Después de una audiencia que duró más de 10 horas, el ex coronel Aldana tendrá medida de aseguramiento con detención intramural, la cual fue dictada a la 1:30 de la madrugada de ayer por el juez que asumió el caso.

Con una tranquilidad, para algunos pasmosa, se presentó en audiencia pública Joaquín Enrique Aldana Ortiz, ex coronel de la Policía, sindicado de asesinar a su esposa, la sincelejana Erika Cecilia Yeneris Gutiérrez.
La Fiscalía fue la primera en intervenir y esgrimir los elementos probatorios que acusaban a Aldana de haber cometido el horrible crimen, se solicitó la imputación de cargos por el delito de homicidio agravado, pues según la parte acusatoria hubo goce, al cometer el ilícito, lo que se denomina en los estrados como sevicia.
“Los días 9, 11 y 12 de septiembre fueron hallados restos humanos, esparcidos en la vía que del municipio de Ibagué comunica con Alvarado, los investigadores determinaron que se trataba de una persona de sexo femenino, que había sido descuartizada y literalmente martirizada, de acuerdo con los cortes que se pudieron observar”, argumentó la Fiscalía.
“La forma como murió esta persona fue determinada después de un arduo informe de Medicina Legal realizado por especialistas forenses, quienes precisaron que la occisa habría recibido 48 cortes en su cara, hecho que se realizó después de muerta y con el firme propósito de entorpecer las labores de identificación, pues también tenía cercenados los pulpejos de sus dedos, para evitar un reconocimiento dactiloscópico”, agregó el ente investigador.
De acuerdo con lo expuesto por la parte acusatoria y Gaitán Bazurto, especialista forense, “este crimen fue cometido por una persona corpulenta y con formación en criminalística", demostrando con un certificado expedido a nombre de Aldana, que el ex coronel se había graduado como tecnólogo en la materia, lo cual lo incriminaba aún más.
Otro de los argumentos en que se basó la Fiscalía fue el estudio psicológico que se realizó a la hija del ex coronel, en el que se percibió “incongruencias”, además se halló que la niña había sido manipulada por su progenitor para favorecerlo.

LOS CORREOS DE ERIKA
De igual manera, se contó con la versión incriminatoria de Walter Loaiza, miembro de la Policía nacional adscrito al área de sistemas; según la Fiscalía, Loaiza fue interrogado por el entonces Coronel acerca de un programa que permitiera observar los correos y conversaciones virtuales sostenidas por Erika con sus contactos del Messenger, Loaiza, le sugirió que ingresara a la página de Google, donde había un sinnúmero de opciones que podría cumplir para este cometido.
En el estudio, por parte de los peritos en sistemas que la Fiscalía designó para estudiar el disco duro del computador que la familia de Aldana voluntariamente entregó, se encontró que efectivamente alguna vez estuvo dicho programa en la CPU del equipo de cómputo, pero que posteriormente fue borrado sin percatarse que el programa guardaba una carpeta oculta con toda la información que había sido observada.
“En esta carpeta se pudo encontrar varios folios de conversaciones de tipo sentimental, con un vocabulario romántico y en que se manifestaba claramente que Erika, su cónyuge, le estaba siendo infiel, lo que hace suponer un móvil pasional para haber cometido el asesinato”, esta fue otra prueba que incriminaba al ex Policía.
Teniendo una víctima, un acusado y un móvil la Fiscalía instó al acusado a allanarse a los cargos de homicidio agravado, por lo que podría recibir una pena de 25 a 40 años.

NO ACEPTÓ
Henry Franco, el juez que tiene el caso, le indagó sobre si “entendía y era conocedor de los cargos que se le estaban imputando”, recibiendo una respuesta afirmativa por parte del acusado.
Prosiguiendo con el protocolo, Franco le preguntó que si se allanaba a los cargos, obteniendo como respuesta por parte de Aldana, “señor Juez, no acepto los cargos, soy inocente”.
Luego de la respuesta negativa por parte del presunto implicado, la Fiscalía procedió a solicitar la medida de aseguramiento para el ex oficial de la Policía.
Fue en ese instante, cuando la defensa hizo su intervención y lo hizo con argumentos claros y contundentes que pretendían desvirtuar cada uno de los puntos en que se basaba la Fiscalía para condenar a su defendido.
En la voz de Jorge Enrique Lozano, su abogado, sostuvo su defensa: "Señoría hemos escuchado unas intervenciones en las que se reseñan una serie de elementos materiales probatorios y con todo el respeto que me merecen quienes me han precedido, han sido mal analizados, mal denominados y no han sido estudiados bajo el criterio científico que debe hacerse, este defensor no quiere cometer las mismas fallas, por esto es que me acompañan peritos en todas las materias que me han asesorado y la intervención que voy a hacer, le va a mostrar la otra cara de una moneda que no hemos visto”.

¿PRUEBAS DE INOCENCIA?
Fueron en total 10 las pruebas que presentó la defensa de Aldana para desvirtuar las acusaciones que le imputaban a su defendido.
“Empecemos por lo elemental y esto es la plena identificación de los restos encontrados, que en primer lugar contienen unas características físicas y cualitativas del agresor, si examinamos el protocolo de necropsia encontramos que dice que hay una completa identificación y al menos en esta diligencia no la veo, la Fiscalía no la entregó, entonces ¿dónde está la completa identificación?” Preguntó la defensa.
Otro de los factores en que se fundamentó el abogado fue que “en la Registraduría aún no había un documento que probara que Erika Cecilia Yeneris Gutiérrez estuviera muerta, el certificado de defunción todavía no había sido expedido por parte de la entidad y cómo vamos a acusar a alguien de un delito que todavía no está claro”, esgrimió el defensor.
De igual manera adujo que para establecer la plena identidad de una persona se hace por medio de tres factores, dactiloscopia, ADN y carta dental.
Lozano aseguró que no había sido presentado ninguno de estos tres elementos para la identificación de la occisa.
Otro factor para asegurar que su defendido es inocente fue un examen practicado a Aldana en el cual se le dictaminó una tendonitis crónica en su mano derecha, que no le permitía cerrarla de manera normal ni realizar un esfuerzo prolongado con esa extremidad.
“Esta es la prueba irrefutable que el crimen que se le está imputando fue realizado por una persona totalmente distinta al coronel Aldana y, según esto, es prácticamente imposible que mi defendido hubiera sido su autor, además, la Fiscalía siempre expresó que el hecho fue cometido solamente por el imputado”, expuso Lozano Guarín.
Refiriéndose a la prueba donde se le hizo un estudio psicológico a la hija mayor del ex coronel, dijo que, “en primer lugar el informe que presentó la Fiscalía expresa que la niña presenta confusiones, debido a la familia o a los medios de comunicación, la manipulación es muy diferente a la confusión”, sostuvo.
Respecto a esta entrevista (a la hija) manifestó que esta sólo podía hacerla un psicólogo forense y “la persona que la realizó, Eliana Yulieth León, al parecer, es psicóloga, porque en el informe aparece como investigadora”.
Respondiendo a la prueba de las muestras de sangre encontradas en los ductos de desagüe de la casa explicó que la cadena de custodia había sido rota, además que en ningún lugar del informe se menciona que las muestras halladas correspondieran a sangre humana, por el contrario, “siempre en el informe se enfatiza que la prueba dio resultado negativo y que simplemente corresponde a residuos de dos ADN diferentes”.
El juez de Control de Garantías dictó medida de aseguramiento a Joaquín Enrique Aldana Ortiz, pese a que la defensa pidió la reposición de la decisión. El juez se mantuvo en su posición y confirmó su fallo, Aldana tendrá a partir de ayer detención intramural.

Publicidad
Publicidad
2324 fotos
63953 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese