Indicadores económicos
2017-04-24

Dólar (TRM)
$2.868,89
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,52
Euro
$3.069,13
UVR, Ayer
$248,80
UVR, Hoy
$248,84
Petróleo
US$49,62

Pico y placa
2017-04-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sicarios asesinan hombre en el barrio Camilo Torres


La víctima fue identificada con el nombre de Edgar Javier Guerra Gómez, de 31 años, natural de Sincelejo y residente en el sector de Camilo Torres.
El hecho se registró a las 7 de la noche, cuando dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta llegaron hasta la casa de Guerra Gómez y sin pronunciar palabra le dispararon en varias oportunidades, dejándolo tendido en el piso con graves heridas.
Familiares y allegados procedieron rápidamente a subirlo en una motocicleta escoltada por otros motociclistas, quienes pedían el despeje de la tan transitada vía de San Carlos para poder llevarlo hasta la Sala de Urgencias el Hospital Universitario de Sincelejo.
Edgar Guerra recibió tres disparos, dos de ellos en el abdomen y el otro en el brazo izquierdo. El personal médico del Hospital Universitario de Sincelejo le prestó toda la atención necesaria pero falleció durante una intervención quirúrgica que le practicaban a la una de la madrugada de ayer.
Guerra Gómez estaba sin trabajo en la actualidad, pero se había desempeñado en años anteriores como vigilante privado y escolta.
Jorge Neira, hermano de la víctima, informó que una hora antes del atentado había hablado con Edgar y le había pedido que se cuidara a lo que él le respondió que igual tuviera cuidado.
Agregó que a su hermano no le conoció problemas, ni tampoco sabía de amenazas contra su vida. Era el segundo de ocho hermanos, de padres fallecidos y se crió con sus abuelos en el barrio Rita de Arrázola de Sincelejo; padre de un niño de ocho años, y padrastro de dos, de 13 y 14 años, hijos de Marla, su actual compañera sentimental.
En la vivienda donde residía y en la calle quedó gran cantidad de sangre regada, por lo que sus familiares manifestaron que perdió mucha sangre y eso aceleró su muerte.
Además indican que se trató de un atentado y no de un atraco, pues a él no le quitaron nada ni tampoco le pidieron nada.
Las autoridades iniciaron las investigaciones pertinentes para esclarecer los móviles de este asesinato y poder dar con la identidad de los responsables para capturarlos y judicializarlos.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese