Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-16

Dólar (TRM)
$2.935,96
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.130,02
UVR, Ayer
$242,55
UVR, Hoy
$242,56
Petróleo
US$52,37

Estado del tiempo
2017-01-16

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 21:53

Marea max.: 8 cms.

Hora: 14:10

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 7 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Un crimen que conmocionó a Sincelejo

-A A +A
 

La desaparición y posterior muerte, en brutal circunstancia, de Lía Patricia Nasser Gaviria, registrada el viernes 29 de mayo pasado, se convirtió en el año 2009 en uno de los crímenes que más conmocionó a la sociedad sincelejana, la cual, desde un principio, cree no tener duda, sobre el autor del repudiable hecho, Eduardo De La Ossa Contreras.

Por todas las circunstancias que rodearon el atroz crimen, la ciudadanía sincelejana estuvo expectante desde el mismo día de la desaparición de la joven abogada, el viernes 29 de mayo, hasta el hallazgo de su cadáver, el martes 2 de junio, debajo de un árbol de Ceiba, a tan sólo 200 metros de su residencia y a 500 de la que fuera su universidad.
“Consternación causó en Sincelejo el hallazgo del cuerpo sin vida de la abogada Lía Nasser Gaviria, de 26 años, quien había desaparecido desde el viernes anterior. Las autoridades no tienen duda acerca de la culpabilidad de Eduardo De La Ossa Contreras de la desaparición y asesinato de la abogada, con quien adelantaba un trabajo de sustentación de tesis. Luego del hallazgo del cuerpo sin vida de Nasser Gaviria, creen tener suficiente material probatorio en contra del imputado. Hay testigos y videos que confirman que De la Ossa Contreras fue la última persona con quien la víctima salió de su lugar de trabajo, el Palacio de Justicia de Sincelejo, donde realizaba su Judicatura.
Antes del hallazgo del cadáver un juez de Control de Garantías le dictó a Eduardo de la Ossa medida de aseguramiento por el delito de desaparición forzada, cargo que no aceptó”, así registraron la noticia los distintos medios de comunicación del país y del mundo.

HALLAZGO DEL CADÁVER
El cuerpo de la mujer se hallaba en posición fetal y estaba envuelto en una sábana, así lo dio a conocer el coronel Hugo Javier Agudelo Sanabria, comandante de Policía en Sucre, quien dirigió el operativo de búsqueda, en el cual participaron también unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía y el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).
El lugar en donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Lía Patricia Nasser Gaviria, es un contraste de grandes casas con arquitectura moderna y lotes enmontados y paradójicamente, desde el balcón de la casa donde vivía con sus padres se puede observar el sitio donde la encontraron muerta.
“Era una manera de despistar a todos lo que estábamos interesados en encontrar a la joven”, sostuvo en ese entonces el coronel Agudelo, quien reveló que Eduardo De la Ossa Acosta, de 24 años, trasladó el cuerpo en un tanque plástico con capacidad para 120 litros, teoría que sustentó sustenta con la posición que tenía el cadáver.
El director de la época del CTI de la Fiscalía, Jaime Cuervo, explicó también que todo indicaba que, luego de trasladar a su víctima al lugar donde lo enterró, De La Ossa Contreras volvió con el tanque a su casa y lo lavó.
El recipiente fue justamente una de las pruebas que tuvo el organismo para ordenar la captura de De la Ossa Contreras, luego que la empleada doméstica, Luz Stella Romero, asegurara que el joven salió con el tanque.

ACUSACIÓN
De La Ossa Contreras, quien fue detenido dos días antes del hallazgo del cadáver de Lía Patricia fue acusado de inmediato por la Fiscalía del delito de desaparición forzada, homicidio agravado y ocultamiento de pruebas.
“Estamos ante un delito que es de gran inmensidad, se cegó la vida de una persona y la vida no se vuelve a obtener, el que se muere no resucita, eso es un daño grave. Tenemos que el señor Eduardo De La Ossa Contreras, no colaboró con la justicia, el se allanó a los cargos ante la contundencia de los elementos materiales probatorios que la Fiscalía General de la Nación exhibió en la audiencia y por eso no le quedó más camino que allanarse a los cargos para poder obtener la rebaja de la pena, él no ha colaborado y no ha dicho la verdad de lo sucedido, simplemente ha dicho que acepta los cargos”, aseveró la Fiscal que llevó el caso, durante la audiencia de sentencia.
Por ello la Fiscalía solicitó al Juez que la rebaja que se le debía aplicar a De La Ossa Contreras, se moviera en los cuartos medios, con lo que se rechazó el 50% de la rebaja.

EDUARDO DE LA OSSA
Es un joven de 24 años de edad, soltero, oriundo del municipio de San Marcos, quien para la época del crimen de Lía Patricia Nasser Gaviria, residía en el barrio La Palma de Sincelejo, lugar hasta donde llevó a su víctima, al parecer, con la excusa de mostrarle un trabajo que adelantaban como requisito para su graduación como abogados.
En la audiencia de lectura de la sentencia, De la Ossa Contreras, rechazó la postura de la Fiscalía y sostuvo que efectivamente se allanó a los cargos porque estaba acorralado.
“Yo acepte los cargos de algo que no cometía, porque sabía que se me venía la sentencia y tenía que buscar algo para obtener la rebaja. La Fiscalía lo ha dicho, el no ha dicho la verdad, entonces como me van a condenar por algo que ustedes dan por verdadero y si embargo, la Fiscal ha dicho que no he manifestado la verdad, ¿cuál es la verdad que necesitan saber?”, indicó De la Ossa Contreras.
Agregó que se allanó a los cargos que no corresponden a la realidad de los hechos, con lo cual De la Ossa Contreras, sembró la duda sobre lo que realmente sucedió alrededor de la muerte de Lía Patricia Nasser Gaviria.
Sin embargo, De la Ossa Contreras fue condenado en sentencia anticipada por aceptación de los cargos durante la audiencia de formulación de la imputación, por el delito de homicidio agravado en concurso heterogéneo sucesivo con ocultamiento, alteración u obstrucción de elementos materiales probatorios.
El fallo condenatorio precisa que Eduardo José De la Ossa Contreras, llegó a eso de las 9 de la mañana del 29 de mayo pasado, hasta el Juzgado Tercero Penal Municipal de Sincelejo, ubicado en las instalaciones del Palacio de Justicia, en busca de la joven Lía Patricia Nasser Gaviria, quien cumplía sus practicas judiciales en dicho despacho.
“Al encontrarse dialogaron sobre un supuesto trabajo que debía presentar y el señor Eduardo José De la Ossa le ofreció un material de estudio, por lo cual salieron de las instalaciones del Palacio de Justicia y se marcharon en la motocicleta del susodicho. Posteriormente Elías Nasser Santis, padre de Lía Patricia, preocupado porque su hija no llamaba para informar sobre su paradero, se dirigió hasta el Palacio de Justicia, en donde le informaron que su hija había salido y que momentos antes había estado hablando con un joven sobre un trabajo de la universidad”, precisa uno de los apartes del fallo.
En la visita al Palacio de Justicia, el padre de Lía Patricia se entera que su hija antes de salir de la edificación recibió una llamada, la cual pudo ser la última que contestara.
“Ella respondió y dijo ya voy, espérame, salió de la oficina diciéndole a sus compañeros que dejaba el bolso y que no demoraba”.
Los instantes de su salida quedaron grabadas en las cámaras de seguridad del Palacio de Justicia.
“Se desprende que Lía Patricia y Eduardo José llegaron hasta la vivienda ubicada en la carrera 24 del barrio La Palma, tal como lo manifestó Luz Estela Romero Julio, empleada del servicio doméstico, quien además afirmó que Eduardo José a mandó a comprar una gaseosa a la tienda, quedando Lía sentada en la sala de la casa, pero cuando regresó encontró a Eduardo encerrado en uno de los cuartos y no vio a Lía Patricia”, apunta otro de los apartes del fallo condenatorio.
Así mismo precisa, que Eduardo salió de la habitación y mando nuevamente a la empleada a comprar a la tienda, en esta oportunidad unas galletas.
“Antes de llegar a la tienda fue alcanzada por Eduardo quien le dijo que le dejara las galletas en la mesa y de inmediato se alejó en una motocicleta Criptón, color azul, llevando un tanque color azul oscuro, el cual era usado para guardar la ropa limpia. La empleada se regresó a la casa con las galletas, entró al cuarto y encuentra agua regada en el piso y el colchón sucio con una sustancia que no identificó”.

LA ANGUSTIA
De ahí en adelante todo fue angustia para la familia Nasser Gaviria, quienes permanecieron cinco días buscando el paradero de Lía Patricia.
“En el lapso de tiempo comprendido entre las 9 y 30 y 10 y 15 de la mañana del 29 de mayo, De la Ossa se desplazó en su motocicleta, con el balde plástico mencionado por la empleada, hasta un sector del barrio Venecia en donde dejó la motocicleta a un lado de la vía y lo arrastró hasta la zona enmontada, de donde salió como a los 45 minutos, aproximadamente, con el tanque vacío”. Así lo expresaron tres trabajadores una construcción, quienes se convirtieron en pieza clave para esclarecer este crimen.
El informe de Medicina Legal de Sincelejo, indica que la causa de la muerte de Lía Patricia, fue la asfixia mecánica.
“El 30 de mayo miembros de la Sijin adelantaron allanamiento a la vivienda en donde residía De la Ossa, en donde encontraron el balde partido en el fondo y en un colchón mancha, al parecer, de sangre y muestras de cabello”.
Con todas las pruebas recolectadas a De la Ossa le impusieron una pena de 27 años y medio.

Publicidad
Publicidad
2375 fotos
65607 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese