Niños actores demanda a sus padres

09 de abril de 2015 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Es una historia casi tan vieja como la misma Hollywood: las estrellas llevan a sus padres a la corte porque el dinero que ganaron como niños actores fue hurtado o malversado.
Una demanda que Mischa Barton presentó  contra su madre es el más reciente ejemplo de un niño actor que se pelea con sus padres-managers. La actriz, que saltó a la fama en el drama adolescente de Fox “The O.C.”, alega que su progenitora le robó dinero y la echó de su casa de 7,8 millones de dólares, adquirida con ganancias de principios de su carrera.
La demanda une a Barton con generaciones previas de jóvenes artistas que alegaron que sus padres exprimieron los frutos de su trabajo.

Gary Coleman
El astro de “Diff’rent Strokes” (”Blanco y Negro”, “Arnold”) pasó cuatro años peleando con sus padres y un exmánager en relación con sus ganancias de la popular serie de comedia.
En 1993, un juez dictaminó que Coleman debía recibir casi 1,3 millones de dólares del trío luego que el actor argumentó que le quitaron parte de sus ganancias del programa, que se transmitió de 1978 a 1986.
Coleman y sus padres luego resolvieron sus mutuas demandas judiciales, que incluyeron un intento para colocar al actor bajo tutela con el fin de proteger su salud y sus finanzas. Coleman padecía una dolencia renal que limitó su crecimiento. Murió en el 2010, a los 42 años.

Macaulay Culkin
Culkin era un adolescente cuando se vio en medio de una desagradable pelea por su custodia entre su madre y su padre, quien fungía como mánager del astro de “Home Alone” (”Mi pobre angelito”).
En un momento durante la batalla judicial, un juez aprobó sumergirse en las ganancias de Culkin como niño actor para comprar un apartamento para su madre y sus hermanos en Nueva York y evitar que quedaran en la calle.
El abogado de Culkin presentó una moción para retirar a sus padres como tutores legales cuando el actor tenía 15 años. Su madre eventualmente recibió la custodia de Culkin y sus hermanos, luego que el padre retiró su oposición al proceso judicial.

Ariel Winter
La madre de la actriz adolescente de “Modern Family” perdió la custodia y cualquier papel en la carrera de su hija tras alegatos de abuso físico y emocional en el 2012. La madre de Winter negó haberla abofeteado e insultado, pero un juez permitió que la actriz de 17 años viva con su hermana adulta, quien sigue siendo su tutora.
Investigadores de la agencia de servicios de protección de menores hallaron evidencia de abuso emocional, pero alegaron que no podían demostrar abuso físico, dijo un juez a fines de 2012.
La madre de la actriz con el tiempo aceptó un acuerdo que la mantiene la margen de la carrera de su hija.

Leann Rimes
A los 17 años, la cantante de música country demandó a su padre y a un exmánager en Texas argumentando que le quitaron más de 7 millones de dólares que había ganado en años recientes.
Según la querella, ambos cobraron hasta un 30% de las ganancias de la cantante y desviaron millones de dólares en regalías. Su padre contrademandó diciendo que era a él a quien le debían dinero.
Los casos se resolvieron. Rimes luego se reconcilió con su padre.

Jackie Coogan
Jackie Coogan saltó a la fama tras aparecer en la película de Charlie Chaplin de 1921 “El chico” y ganó aproximadamente 4 millones de dólares antes de alcanzar la adultez.
Pidió sus ganancias a su madre y su padrastro en la década de 1930, pero se las negaron y los demandó, sólo para que le rechazaran la mayor parte del dinero porque las leyes de California no les daban a los menores de edad derechos sobre sus ganancias.
Eso cambió en 1939 cuando los legisladores aprobaron lo que se conoce como la Ley de Coogan. Desde entonces ha sido modificada para exigir que los padres aparten por lo menos un 15% de las ganancias de sus hijos actores en una cuenta bloqueada.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sociales

DE INTERÉS