2 ataques a bala: dos muertos y un herido

06 de febrero de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Terror, muerte, angustia y dolor dejaron las balas a su paso, en el barrio Loma Fresca y en el municipio de Arjona.

En dos ataques, dos hombres fueron asesinados, otro salió herido y uno más fue capturado tras ser señalado de ser el presunto responsable del suceso en Loma Fresca.
Precisamente, en este barrio de Cartagena ocurrió el más reciente de los dos sucesos. Allí, en el callejón Mochila, vivía Yiminson Eduardo Bellido Arroyo y su hermano Roberto Carlos, de 35 y 32 años, respectivamente.

Una versión que maneja la Policía deja ver que hace un año estos tuvieron un lío con un vecino al que llaman ‘el Monito’, de 25 años, quien también vive en el callejón Mochila. El problema recrudeció ayer, a las 9 de la mañana, cuando los hermanos estaban sentados en una acera, cerca de su hogar.

Se dice que al lugar llegó ‘el Monito’, acompañado de otro sujeto, y sorprendió a los hermanos. Se les acercó y sin contemplación, les habría disparado.

Yiminson recibió dos balazos en la cabeza y su hermano uno en el tórax. La comunidad salió en defensa de los heridos y sus verdugos huyeron, pero el presunto agresor fue alcanzado y le causaron heridas con arma blanca, en un pie y la espalda. También lo golpearon. Policías llegaron y lo capturaron.

A los hermanos los llevaron sus parientes a la Clínica San José de Torices. Yiminson, quien tenía un antecedente por el delito de hurto, llegó muerto. Su hermano Roberto Carlos fue trasladado al Hospital Universitario, donde le hicieron una cirugía: está grave. Tras ser capturado, ‘el Monito’ fue llevado a un centro médico para que le curaran las heridas y luego quedó a disposición de la Fiscalía. Se conoció que tiene una investigación por otro homicidio.

De otro lado, está el asesinato de Jesús Alberto Tapia Solera, quien tenía 17 años. Su padre, Eduardo Silverio Tapia Rodríguez, contó que este vivía con su madre en Arjona, en el barrio Las Margaritas, y que desde hace cinco meses tenía problemas con tres miembros de la pandilla ‘los Bollo e Yuca’, a los que llaman ‘Alfredito’, ‘Bollo e Yuca’ y ‘el Nenito’. “Le tenían envidia porque él estudia y ellos son analfabetas. Se la montaron a mi hijo y no lo podían ver porque lo molestaban”, contó Eduardo Silverio.

Este mismo explicó que en una ocasión entraron a la finca donde Jesús Alberto vivía y le hicieron disparos, y que el domingo antepasado volvieron a atentar contra este. “Iba a su casa en Arjona y los tres pandilleros estaban escondidos esperándolo. Al verlo, le dispararon, pero Jesús salió corriendo y no le pudieron dar. Fui testigo.

A raíz de eso me traje a Jesús a vivir en mi casa en Cartagena. Le dije que no se preocupara que yo respondía por él, su mujer y su hijo de 2 años, mientras se estabilizaba”, relató Eduardo.

Sin embargo, el sábado en la tarde Jesús regresó a Arjona a buscar un bolso que tenía en casa de su madre. En la noche, se fue al barrio 5 de Noviembre, en Arjona, donde le llegó la muerte. Su padre dice que habrían sido los pandilleros con los que tenía problemas quienes lo atacaron a balazos al verlo. Tapia Solera recibió varios balazos y lo llevaron al hospital del pueblo, pero llegó muerto. Otra versión, deja ver que el joven, a quien llamaban ‘Jesu’, fue ultimado por sicarios. Se dice que su apodo estaba reseñado en panfleto que apareció en Arjona hace varias semanas, en el que amenazaban de muerte a varias personas. Las autoridades investigan el hecho para esclarecer a ciencia cierta quién y por qué mató al joven.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS