3 muertes violentas en menos de 9 horas

08 de octubre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las balas se desataron de un momento a otro y acabaron con la calma que se respiró en la ciudad durante varios días, en los que no hubo homicidios. En menos de 9 horas, entre las 7:30 p.m. del jueves y las 4 a.m. de ayer, dos personas fueron asesinadas a balazos en Cartagena y otra pereció tras ser acuchillada por un lío pasional, en la isla de Barú. 

La víctima de este último hecho es Luis Emilio Angulo Medina. Era de Barú y allá vivía. Isleños cuentan que se dejó con su pareja sentimental, pero que no superaba la ruptura. “Siempre estaba pendiente de ella y discutía cuando la veía con otro hombre”, dijo un habitante de la isla.

Luis tenía 24 años y vivía en el sector Tuntuneco de Barú. Se conoció que el jueves, a las 10:30 de la noche, estaba en un establecimiento público y que allí recibió una llamada. Luego salió y a unas cuadras, en el sector El Pital, se encontró con su excompañera sentimental, quien estaba con Juan Carlos De León Miranda, su pareja actual.

Las investigaciones de la Policía Metropolitana de Cartagena dejan ver que los dos hombres empezaron a discutir y luego se trenzaron en una pelea. 

“Se tiene conocimiento de que es un tema pasional. Se encuentran la señora con su pareja. Esta persona -Juan Carlos- pelea con la expareja de la señora y le ocasiona una herida con arma blanca en el cuello y  el hombre fallece. Ya tenemos la plena identidad -del presunto asesino-, la cual se está haciendo pública para poder localizar a esta persona, quien huyó del corregimiento en compañía de la expareja del difunto”, explicó el general Carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana.

En Los Calamares

De otro lado, está el caso de Juan José Cisneros Herrera, quien tenía 39 años. Hace dos meses se mudó a un apartamento en la sexta etapa de Los Calamares, donde vivía con su  mujer y dos de sus cinco hijos. Trabajaba como pintor y también hacía trabajos en fibra de vidrio para carros y embarcaciones. 

“Hablé con él ayer -jueves- en la tarde .Quedamos en encontrarnos en una tienda que está cerca de su casa para vernos el partido entre Colombia y Paraguay. A las 6 de la tarde -del jueves-, cuando ya iba para allá a encontrarme con él, me avisaron que acababan de balearlo”, indicó el padre de Juan José.

Este explicó que su hijo estaba en una silla junto a un amigo cuando llegaron dos sujetos en una moto. El parrillero, quien tenía la cabeza envuelta con una media velada, bajó y se acercó a Juan. Sacó una pistola y le dio dos balazos en la cabeza y otro en un brazo. Luego, el agresor huyó con su compinche. A la víctima la llevaron al Hospital Universitario del Caribe, donde falleció ayer, a las 4 de la madrugada. Sus parientes dicen que no tenía amenazas ni problemas.

Por un viejo problema

Por último, está el crimen de Esneider Morelos Caraballo. Nació en Zapzurro (Chocó), pero desde que tenía 4 años se vino a Cartagena. Vivía con su familia en la calle 49 de La María y era albañil. 

“Hace cinco años conoció a una muchacha de la que se enamoró. Vivieron un tiempo pero la muchacha le fue infiel con un pelao del barrio al que llaman ‘Ian’. Desde entonces, ese muchacho se metía con Esneider y se la montaba donde lo veía. Una vez le dio un cachazo en la cabeza y hace dos meses le dio un balazo en una pierna, pese a que ya Esneider se había dejado con esa muchacha”, relató la madre del difunto. 

El jueves, a las 7:30 p.m., Morelos Caraballo estaba en la terraza de su casa con su madre y vecinos, viendo el partido de Colombia y Paraguay. Dicen que en ese momento llegó ‘Ian’ en una moto y al ver a Esneider empezó a insultarlo.

Luego, se marchó y regresó casi de inmediato con un arma de fuego. “Estábamos frente a la casa cuando ‘Ian’ le apuntó a mi hijo. Yo me metí en el medio y le tiré un portacomidas que tenía para que no matara a mi hijo. Luego ‘Ian’ me apuntó a mí, y ahí fue cuando mi hijo corrió hacia mí, ‘Ian’ le dio un balazo en el abdomen”, contó entre lágrimas la madre del herido. 

El agresor huyó y al baleado lo llevaron a un centro médico cercano, donde llegó sin signos vitales. Se desangró. La Policía busca al asesino.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS