Andrés Díaz podría recibir máxima pena por homicidio de embarazada

29 de julio de 2014 01:07 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde que Andrés Antonio Díaz Zabaleta se sentó ayer, a las 3:50 de la tarde, en la sala de audiencia número 5 del complejo judicial que está junto a  la antigua plazoleta de Telecom, en el Centro, se le notó impaciente. Advertía su díficil situación jurídica.

Las manos rozando la cabeza, tocar impacientemente la mesa en la que estaba apoyado y su mirada fija hacia el fiscal Primero Especializado, Pedro Díaz, que esbozaba argumentos en su contra, fueron su constante mientras la Juez Segunda Penal Municipal con funciones de Garantías, decidía si lo aseguraba con medida intramuros por el crimen escabroso de Kellys Zapateiro Guzmán, o si le daban prisión domiciliaria.

Kellys es la embarazada que asesinaron, desmembraron y cuyo hijo fue sacado con una cuchilla de sus entrañas, el pasado 11 de julio, junto a la estación de la Policía en Manzanillo del Mar.
Por su presunta participación en ese hecho, la Fiscalía imputó ayer contra Díaz Zabaleta los delitos de secuestro simple, desaparición forzada y homicidio agravado. El policía, quien fuera capturado en Venezuela, el sábado pasado, no aceptó los cargos.

Por el homicidio ya había sido capturada y asegurada, en calidad de presunta coautora, la compañera sentimental de Andrés Antonio Díaz, Josefa Cardona Ortega. Ella está detenida en la cárcel para mujeres de San Diego. El policía, si ayer lo aseguraban con cárcel, que era lo más seguro, sería trasladado a la cárcel para funcionarios públicos que está en Sabanalarga, Atlántico.

De ser hallado responsable de los delitos  que se le señalan, el policía Díaz podría enfrentar la pena máxima de 60 años de prisión, la cual será pedida por la Fiscalía General de la Nación. Así también lo hará el abogado defensor de la familia de la víctima, Enrique Del Río, quien calificó el homicidio de Kellys como un hecho espantoso y sin precedentes.

LA AUDIENCIA

El policía Díaz estaba huyendo y el pasado 16 de julio fue expedida una orden de captura en su contra, igual que una Circular Azul de la Interpol.

El sábado pasado fue detenido en Caracas, Venezuela, y deportado a Colombia, pero no por su situación judicial, sino por no portar documentos. Estaba de ilegal. Por eso lo llevaron a Cúcuta el domingo, donde fue entregado a la Policía Nacional de Colombia.

Allí lo aprehendieron y les leyeron sus derechos. Ayer, llegó a Cartagena y al mediodía fue llevado en un vehículo particular, por 6 miembros de la Sijín que estaban de civil, al complejo judicial donde le hicieron la audiencia. La diligencia solo empezó hasta poco antes de las 4 de la tarde.

La audiencia empezó con la legalización de la captura, que la jueza aprobó a las 5:24 de la tarde, luego de la aprobación del abogado defensor.

Después, hubo un receso y se pasó a la audiencia de imputación de cargos, donde la Fiscalía presentó las entrevistas que incriminarían a Josefa Cardona y a su compañero sentimental, Andrés Díaz, por el crimen de Kellys Zapateiro, quien vivía en el barrio El Libertador.

Al cierre de esta edición, la Juez de Garantías estaba por decidir si aseguraba o no con cárcel a Díaz.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS