Indicadores económicos
2017-04-27

Dólar (TRM)
$2.944,31
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,48
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,03
UVR, Hoy
$249,07
Petróleo
US$48,97

Estado del tiempo
2017-04-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 17:13

Marea max.: 23 cms.

Hora: 00:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

A balazos asesinan a tendero y comerciante, en Olaya y Henequén

Ismael Antonio Mercado Morales dejó su natal Arboletes (Antioquia), para probar suerte en Cartagena, en donde ya tenía 5 años viviendo. Llegó con la convicción de forjarse un mejor futuro y empezó a trabajar en distintos negocios de allegados.

Precisamente, hace más de un año llegó al sector Altos de Henequén, en Henequén. Allí residía y administraba una tienda, de nombre Neimar. Ismael, de 38 años, vivía con su mujer y sus dos hijas, y todo parecía marchar de maravilla, hasta que ayer en la madrugada le llegó la tragedia.

Se cree que al rededor de la 1 a. m., ladrones entraron a su tienda partiendo una puerta, aprovechando que a esa hora caía un fuerte aguacero. Llegaron al cuarto donde dormía y lo sorprendieron. Tremendo debió ser el impacto que se llevó el tendero al ver a los desconocidos dentro de su casa. Se cree que tras reaccionar y levantarse de su cama, uno de los sujetos le dio un balazo en la cabeza, matándolo en el acto.

“Los que lo mataron fueron y sacaron la plata que tenía y luego se fueron, creemos que fue para atracarlo. Ya a él lo habían robado en varias ocasiones. Menos mal que sus hijas no estaban en casa, porque están de vacaciones y se fueron con la mamá”, dijo un pariente de la víctima.

Al amanecer de ayer, un vecino vio abierta la puerta de la tienda y fue a buscar al papá de Ismael, quien vive cerca. Al llegar, el hombre mayor se encontró con una  horrible sorpresa.

Era el cadáver de su hijo, empapado en sangre, el que yacía sobre una cama. Dicen que el hombre entró en pánico y llamó a otros parientes, que avisaron a las autoridades. Agentes del CTI llegaron al lugar y realizaron la inspección técnica al cadáver. La Policía investiga el caso y hasta ahora se desconoce quiénes son los responsables.

Pero no solo Ismael fue víctima de las balas. Ya la noche del miércoles, unas pocas horas antes, a José Fernando Argumedo Ramos lo habían matado en   Olaya Herrera.

Estaba en una esquina

Argumedo Ramos tenía 31 años y vivía junto con sus dos hijos en la Calle Nueva del sector 11 de Noviembre, en Olaya Herrera.

Sus parientes relataron que comerciaba diferentes mercancías. “Se ganaba la vida honradamente. Vendía zapatos, ropa, todo dependiendo de la temporada”, relató una allegada del hombre. Cuentan que el miércoles en la noche salió de su casa poco después de las 6 de la tarde. Caminó hasta el Callejón Yánez y se detuvo en una esquina que está a solo unos pasos de la institución educativa San Felipe Nery.

Allí, fue sorprendido por un sujeto que iba de parrillero en una moto, que le dio varias balazos en la cabeza. Los agresores huyeron a toda prisa y a José lo llevaron familiares a una clínica, pero ya su destino estaba escrito. Llegó muerto. La Policía realizó operativos tras el crimen, pero hasta ayer no se reportaban capturas.
Los móviles del crimen se investigan.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Tengo una duda

Tengo una duda, porqué estos crímenes quedan siempre en la impunidad?

La justicia no sirve

En este país la justicia no sirve para nada asi de sencillo ni el crimen de colmenares lo han podido resolver .

CUIDENSE LA GENTE SOBRE TODO

CUIDENSE LA GENTE SOBRE TODO DE ESTRATO O Y 1 PORQUE LA POLICIA TIENE A LAS LACRAS METIDAS EN SUS PROPIOS BARRIOS Y ESTAN ATRACADO A SUS MISMOS VECINOS POR ESO LOS MATAN PARA QUE NO LO RECONOZCAN, BUENA LABOR DE LA POLICIA EN LOS DEMAS ESTRATOS ES DURO PERO AHI VAN-

La verdad

Lastimosamente este es un ejemplo de lo fácil que es ocultar la verdad de los hechos a los medios de noticias, José Fernando Argumedo Ramos era un traficante de drogas conocido en ese sector y los alrededores, pero lo conocían como "el Piku" o algo así, y sí, era comerciante pero no de ropa ni zapato sino de drogas, hasta donde sabia tenía detención domiciliaria y si lo mataron fue por ingresar a un sector a cargo de otro traficante. La policía del sector sabía perfectamente quien era y conoce cada traficante del sector y donde venden sus porquerías, pero ¿hacen algo?, nada, la situación es igual y estos días de fiestas los consumidores aprovechan para sacarle plata a la gente con el "agua o plata" y en la noche se les ve en las esquinas consumiendo sus porquerías.

las familias alcahuetas

el muerto que hubo en olaya le decian el picu el vendia vicio tenia varias entradas a la carcel no vendia zapatos como dicen los familiares y la policia bastante plata y vicio iban a buscar a su casa pasaba en la esquina del colegio san felipe nery por el caño de la bomba del tigre ya se habia salvado varias veces de que lo mataron y todavia faltan mas de esa pandilla

Buena esa por el muerto de Olaya..........

Si era un bandido vendedor de vicio, está bien que le hayan dado de baja...........un bandido menos o una escoria menos, esta gente con su venta de drogas, lo que hacen es perder a la juventud, muerte a los fleteros, pandilleros, vendedores de vicio y delincuentes en general.