Comprobarán si expolicía es o no el padre del hijo de Kellys

12 de agosto de 2014 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un mes se cumplió ayer de la desaparición y el crimen macabro de Kellys Zapateiro Guzmán, la embarazada a la que mataron a unos pasos de la estación de la Policía en Manzanillo del Mar, cuyo cadáver fue desmembrado y luego incinerado en una hoguera. Antes, le abrieron el vientre con una cuchilla en hoja y le extrajeron de sus entrañas a su bebé, de 8 meses de gestación.


El execrable hecho ocurrió el 11 de julio pasado y días después fue capturada y asegurada con cárcel Josefa Cardona Ortega, por su presunta participación en el crimen. Luego, fue capturado el compañero sentimental de Josefa, el hoy expolicía Andrés Antonio Díaz Zabaleta, quien fue deportado de Venezuela, a donde había huido.


Fue traído a Cartagena y una Juez de Garantías lo aseguró en la cárcel para funcionarios en Sabanalarga (Atlántico), por los cargos de secuestro simple, desaparición forzada y homicidio agravado, los mismos por los que aseguraron en la cárcel para mujeres de San Diego a Josefa.


Hoy, un mes después del asesinato de Kellys, aún hay varios interrogantes por resolver, pues ni Josefa y ni el expolicía han hablado. En las próximas semanas, una de las preguntas que tantos rumores ha generado en la ciudad será resuelta. La respuesta, seguramente, aclarará dudas o dará un vuelco tremendo a la investigación. ¿Es Andrés Antonio Díaz Zabaleta el padre de la criatura que le arrancaron de las entrañas a Kellys Zapateiro Guzmán?


El Universal conoció que la Fiscalía General, representada por el fiscal primero especializado Pedro Díaz, quien lidera la investigación, pedirá en las próximas semanas que al expolicía se le practiquen pruebas de ADN, con el fin de compararlas con las tomadas al hijo de Kellys Zapateiro, para demostrar si es o no padre del menor, que en estos momentos sigue bajo custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.


La petición tendrá que ser avalada por un juez, que emitirá la orden para que las pruebas le sean practicadas al expolicía en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. La prueba demostraría si hubo algún tipo de relación o no entre Kellys y el expolicía.


También se conoció que la Fiscalía pedirá que el lugar donde ocurrió el crimen sea cercado y se realice una búsqueda exhaustiva con el propósito de buscar el cráneo de Kellys, que se cree fue enterrado en inmediaciones de la estación de la Policía en Manzanillo del Mar.


Aunque aún no hay nada claro, se cree que sería el expolicía quien lo habría escondido. La Fiscalía tiene un plazo de 240 días (unos 8 meses), para desarrollar la investigación y presentar escrito de acusación contra los procesados.

 

“Estoy tranquila”: Iris
Mientras la justicia recoge las pruebas contra las dos personas que estarían tras el asesinato de Kellys, la madre de esta dice que está tranquila porque Josefa Cardona y Andrés Díaz están encarcelados. “Las autoridades ya tienen a los asesinos y serán estas las que se encarguen de todo. Yo he ido a ver mi nieto (hijo menor de Kellys) a la clínica y está lindo. Estoy tranquila y no me voy a desesperar porque sé que para que me lo entreguen se requiere de un trámite”, relató Iris Guzmán.


Ayer, a las 7 de la noche, compañeros de Kellys de la institución Elyon Yireh y sus familiares hicieron una misa en su honor en la iglesia de la urbanización La Providencia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS