Indicadores económicos
2017-04-25

Dólar (TRM)
$2.899,13
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.157,54
UVR, Ayer
$248,95
UVR, Hoy
$248,99
Petróleo
US$49,56

Estado del tiempo
2017-04-26

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 15:44

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:35

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Conmoción tras hallazgo de cadáveres de dos desaparecidos

Escalofriante. Así fue el hallazgo que hicieron investigadores de la Fiscalía General de la Nación, Seccional Bolívar, en predios de una finca en  Palmarito, junto al corregimiento Lomita Arena (Santa Catalina).
Ayer, en una fosa común, encontraron enterrados los cuerpos de Jaime Betts Pino y Alfonso Ortiz Atencio, dos de los tres residentes de Santa Catalina que el 10 de enero pasado desaparecieron cuando iban en un carro hacia ese sector. Fueron torturados y asesinados.

Así lo confirmó Vicente Guzmán, director de la Fiscalía General Seccional Bolívar, quien además explicó que en otra fosa encontraron restos de cuero cabelludo, que son analizados por expertos forenses para determinar si son de Nayib Camacho Taherán, la otra persona desaparecida.

El funcionario señaló que la investigación fue adelantada por miembros de la oficina de desaparecidos de la Fiscalía, quienes desde el momento de la desaparición realizaban inspecciones en la zona de Palmarito. Específicamente en la finca Caribe de Indias, a donde Jaime, la última vez que los suyos lo vieron con vida, dijo que iría.

“Es un terreno extenso, de más de cien hectáreas. Allí se adelantó la búsqueda y con ayuda de caninos ayer se lograron ubicar dos fosas”, indicó Guzmán. La inspección empezó desde las 10 de la mañana del miércoles y terminó cerca de las 7 de la noche. Una de las fosas estaba en un terreno arborizado y sobre ella había vegetación recién cortada y quemada. En esta encontraron cuero cabelludo. “Estamos analizando si este es humano o animal. En caso de que sea humano, se le harán pruebas de ADN que serán comparadas con las de la familia de Nayib, para determinar que sí son restos de esta persona”, explicó el Director de la Fiscalía en Bolívar.

Horror y captura

Lo que hallaron en la otra fosa fue el horror. En esta, que tenía cerca de un metro de profundidad, encontraron los cuerpos en estado de descomposición de Jaime y Alfonso. Tenían las manos atadas a la espalda. Sus pies también estaban atados y tenían cuerdas alrededor del cuello. Estaban en ropa interior y tenían múltiples heridas. “Los cuerpos tenían evidentes signos de tortura y heridas causadas con armas blancas cortocontundentes”, reveló Vicente Guzmán.

Este último también dejó ver que tras el operativo, que fue apoyado por miembros de la Infantería de Marina, fue aprehendido el cuidador de la finca. Ayer, el hombre fue dejado a disposición de la Fiscalía General y sería llevado ante un juez con funciones de Garantías. “Es la persona que está encargada de la finca y deberá explicar cómo llegaron esos cuerpos allí. La investigación ya se le asignó a un fiscal URI y a uno especializado”, dijo Guzmán.

Los dos cadáveres en estado de descomposición hallados fueron llevados a la morgue de Medicina Legal en Zaragocilla. Pese a que la Fiscalía indicó que son los de Alfonso y Jaime, los parientes de estos aún no tenían certeza de ello ayer y esperaban que los estudios de peritos forenses del instituto confirmaran las identidades.

“Realmente es poco lo que sabemos. Nos llamaron a las diez de la noche del miércoles a decirnos que habían encontrado los cuerpos, pero hasta ahora no los hemos podido reconocer. Es un proceso muy doloroso”, contó un hermano de Alfonso.
Hay que recordar que Jaime, Nayib y Alfonso, residían en Santa Catalina y el 10 de enero pasado salieron a un paseo en Lomita Arena. A mediodía, Jaime, quien hasta hace poco estuvo preso por el delito de extorsión, recibió una llamada y luego le indicó a un familiar que se iba hacia Palmarito, y que si le pasaba algo ya sabía dónde estaba. Prestó un carro y luego convidó a Nayib y a Alfonso. Los tres salieron y no regresaron. Ese mismo día, el carro en el que partieron fue hallado en Olaya Herrera. Lo tenía un desconocido, que fue capturado por el delito de receptación. Este dijo que el vehículo se lo había dado uno de las tres personas hasta ese entonces desaparecidas.

Se sabe que las autoridades tienen conocimiento de que uno de los desaparecidos había tenido discusiones con la propietaria de la finca donde fueron encontrados los cuerpos, por la disputa legal de un predio en esa zona. Sin embargo, la Fiscalía señaló que los móviles son motivo de investigación y que no hay nada claro.

Mientras tanto, las familias de Jaime, Alfonso y Nayib afrontan un gran dolor tras el terrible hallazgo. En Santa Catalina hay dolor, consternación y luto.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

QUE VAI.N.A.

ESTO NO ES DE BUENOS PASOS,UNO SALIO DE LA CARCEL POR EXTORSIÓN,Y EN ESA ZONA SE ESTAN PRESENTANDO MUCHOS CASOS DE ABIGEATO Y EN GRANDE.
ESTAS MUERTES NO SON POR BUENA GENTE.

Nayib

Si esto fuera una novela negra de las malas, el enlace principal de la investigacion y posible cooautor del crimen seria Nayib.... ¿Donde estas Nayib?

Esos solo si fuera una historia mala de una de las novelas negras que antes vendian a 5 o 10 por el centenario.