Dejan libre a hombre que mató a presunto ladrón en Getsemaní

18 de abril de 2015 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Era su vida o la del presunto ladrón. Pedro Manuel Ortiz eligió luchar por la suya y la justicia así lo entendió. Por eso, un juez con funciones de Control de Garantías lo dejó en libertad, luego de entregarse a la Policía Metropolitana de Cartagena y confesar que mató a un hombre dentro de la casa que cuidaba en Getsemaní. Alegó que actuó en defensa propia.

El cadáver del hombre al que mató sigue en la morgue de Medicina Legal. Los peritos forenses aún no han podido determinar su identidad y por sus características físicas y su vestimenta se cree que es un habitante de la calle.

Con el objetivo de que aparezcan sus parientes y lo reconozcan, los peritos forenses de Medicina Legal indicaron que el hombre al que mataron tenía los siguientes tatuajes: una cruz Nazi en la mano derecha, unos pies pequeños en el antebrazo izquierdo y una mujer sobre un delfín en el brazo derecho.

También tenía una cicatriz en la parte superior del abdomen y una más en el muslo derecho. Cuando lo mataron vestía un mocho de jean y un suéter tipo Polo de color negro. Tenía entre 30 y 35 años, y era de tez trigueña.

Se dice que ayer llegaron a la morgue de Medicina Legal varias personas que preguntaron por el cuerpo sin identificar. Creían que era el de un familiar desaparecido, pero luego partieron y no regresaron.

Lucha y muerte

El suceso en Getsemaní ocurrió el jueves en la madrugada en la Casa Pizarro, que está en la calle La Aguada, frente a la Plaza del Pozo. Pedro Manuel contó que eran las 2:30 a. m. cuando sitió ruidos en la casa.

Pedro, quien cuidaba la casa por petición del dueño, que es tío suyo, fue a ver y se encontró con el presunto ladrón dentro del inmueble. Se cree que luchó con el sujeto, pues los vecinos indicaron a la Policía que escucharon gritos.

La lucha terminó cuando Pedro le clavó un cuchillo en el cuello al intruso, quien murió en el acto. El hombre llamó a la Policía a avisar de lo ocurrido. La Policía lo capturó y luego lo dejó a disposición de la Fiscalía General por el delito de homicidio.

Después, fue llevado ante un juez de Garantías, pero por considerar que actuó en defensa propia, la Fiscalía no imputó cargos en su contra y el juez le concedió la libertad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS