Dos muertos y un herido en dos ataques a bala

08 de diciembre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las balas dejaron dolor y luto a su paso, en Villanueva y la urbanización Ciudad Bicentenario. En dos ataques a bala, dos personas fueron asesinadas y un niño de 4 años resultó herido.

Una de las víctimas es Manuel Gregorio Álvarez Beleño, un agricultor de 32 años. Vivía en el barrio La Pradera de Villanueva con su mujer y sus dos hijos. Su compañera tiene un hijo de una relación anterior. “Él tenía su parcela, era agricultor, mientras que su mujer compraba carne en un matadero y luego la revendía. Él no tenía problemas de ninguna clase, su familia vive en el barrio La Candelaria, en Cartagena”, indicó un pariente del campesino.

El martes, a las 7 de la noche, Manuel estaba en el hogar de su suegra, a unos pasos de su casa. Salió con su hija de 7 años montada en hombros, mientras que al niño de 4 lo llevaba en los brazos. Al pasar por un sector oscuro está junto a un monte, un sujeto armado le salió al paso y le disparó varias veces. “Manuel recibió un balazo en el cuello y dos en el tórax. Parece que una de las balas lo atravesó e hirió al niño que llevaba en los brazos. Yo escuché y creí que eran tiritos, pero después la hija que iba con él llegó corriendo y llorando a mi casa diciendo que habían matado al papá”, explicó Sormery Bermejo, suegra de Álvarez Beleño. El agresor huyó y Manuel murió en el acto. A su hijo lo llevaron a un centro médico en Villanueva y luego lo trasladaron a Cartagena, a la Clínica Madre Bernarda. Ayer le harían un cirugía. Está fuera de peligro.

Versión insólita

De otro lado, está la muerte de Johnnatan Díaz Contreras, ultimado en la urbanización Ciudad Bicentenario. Las circunstancias en las que lo mataron son insólitas.
Se conoció que vivía en esa urbanización y que, presuntamente, cumplía una medida de prisión domiciliaria. Una versión deja ver que el lunes llegó a un negocio de llamadas a celular y que cuando salía fue abordado por varios sujetos que querían atracarlo. Supuestamente, Johnnatan les indicó a los delincuentes que no lo atracaran porque no tenía nada de valor. Luego, los invitó a tomar unos refrescos.

Los sujetos se marcharon, pero ayer en la tarde regresaron a Bicentenario. Sorprendieron a Díaz cuando caminaba por un andén y testigos dicen que le pidieron algo. No se sabe qué fue, pero el caso es que Johnnatan no quiso entregarlo. Por ello, uno de los sujetos sacó un arma de fuego y le dio cuatro balazos en distintas partes.
Los agresores huyeron y por el baleado no hubo algo por hacer. Las heridas que sufrió le causaron la muerte en el acto.
Los móviles de los dos homicidios se desconocen. Las autoridades investigan estos hechos y buscan a los responsables.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS