Indicadores económicos
2018-11-21

Dólar (TRM)
$3.189,51
Dólar, Venta
$2.978,00
Dólar, Compra
$2.810,00
Café (Libra)
US$1,39
Euro
$3.642,73
UVR, Ayer
$260,23
UVR, Hoy
$260,25
Petróleo
US$62,65

Estado del tiempo
2018-11-21

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 01:49

Marea max.: 25 cms.

Hora: 09:49

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 10 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El desgarrador testimonio del esposo de la mujer arrastrada por el arroyo

Marlon José Sandoval narró este martes ante los medios de comunicación los instantes previos, durante y luego de la tragedia en la que su esposa Madeleyn Ramos García y su hija Salomé, fueron arrastradas por el arroyo El Salao, cuando transitaban por la Calle Murillo con el barrio Las Moras IV Etapa, área metropolitana de Barranquilla.

“Nosotros estábamos visitando a los padres de mi esposa, es algo que hacemos cada 15 días. Ella trabaja en la Clínica Barú de Cartagena; decidimos venir este fin de semana porque el que viene ella no tenía permiso porque le tocaba trabajar. Nos venimos el viernes, llegamos casi a las 11:00 de la noche a Barranquilla. El sábado hicimos un festejo con la familia, en una casa de la tía, donde estaba la niña, que se quedó a dormir allá”, dijo Sandoval.

Sandoval indicó que "el lunes festivo que ya nos íbamos, cuadramos todo para tomar la carretera rumbo a Cartagena para buscar a la hija mayor de nosotros, que tiene 6 años, Susan. Entonces, cuando íbamos pasando por el arroyo, estaba seco, pero había una camioneta varada que estaba estacionada ahí. Cuando mi esposa va a coger la curva ciega viene el arroyo crecido, más de dos metros, traía palos y de cuanta cosa y ella se aturdió. Ella quiso echarse hacía atrás, pero no rodó más de 20 metros cuando la misma agua nos levanta y nos lleva”.

“Yo le dije mija vamos a tirarnos. Ella dice no, mi hija. Ella lo dijo tal vez pensando en que el carro se iba a pegar a la orilla y ahí nos salvamos, pero no. El caudal se hizo más intenso y nos fue llevando”, siguió diciendo Sandoval.

Recuerda que abrieron las ventanas delanteras para pedirle auxilio a la gente. “La gente corría, pero el nivel era muy alto y el carro iba por la mitad del arroyo. La camioneta que estaba varada se nos pegó atrás, un tronco también y ella como pudo, no sé si con la mano, echó el tronco para un lado y salimos disparados hacia la izquierda. Fue cuando la niña se puso a rezar”.

“La niña Salomé se puso a rezar: ‘Papá Dios salva a mi familia, no dejes que se muera mi papito, mi mamita’ y comenzó a entrar agua al carro y de ahí no las volvió ver a ellas. Yo las perdí y nos volteamos. Sentí que rodamos bastante, porque yo las tenía abrazadas a las dos, pero ya no tenía oxígeno, la niña pataleaba y ella también, pero no sé qué paso. En un momento dado algo pegó en el carro, partió el vidrio de atrás y yo salí expulsado hacia la pared del arroyo, allí me pude sostener y un señor me haló por los cabellos y por eso estoy narrando esta cuestión hoy”, dijo.

“Tenemos fe en Dios que podamos encontrarla, tengo la fe en Dios, no la he perdido”, se repetía.

Manifestó que lo de los arroyos en Barranquilla los había visto por televisión. “Como no me había pasado a mí yo siempre decía, ¿por qué esa gente no se tira? Pero ahora que lo viví en carne propia, es difícil. Hay que tratar de acabar con estos arroyos, porque cada vez que se presentan las lluvias estos arroyos cobran vida. Hoy me pasó a mí, pero mañana puede sucederle a otro”.

“Hoy recuerdo que ella me decía: mijo salva a mi hija no importa que yo me muera, pero a ninguna de las dos las pude salvar. No sé porqué estoy ahora diciendo esto, no sé que pasó.  No sé si Dios es grande o no era mi día. Me duele que les haya pasado esto a ellas y pido a las autoridades que sigan buscando a mi esposa y a mi hija”, terminó diciendo con voz quebrada Marlon José Sandoval.

Madeleyn Ramos García, es natural de Barranquilla y desde hace cinco años está casada con Marlon José Sandoval, quien es oriundo de santa Marta. Allí nacieron las niñas. Desde hace un tiempo se trasladaron a Cartagena, ciudad donde se encontraba trabajando Madeleyne, más concretamente en la Clínica Barú.

Como lo narró Marlon Sandoval, cada 15 días venían a visitar a los padres de ella y en este festivo, aprovecharon para reunirse con la familia. Aún queda una menor de 5 años, que no estaba con ellos ese día, porque se había quedado a dormir donde un familiar de la mujer. Y la iban a buscar antes de partir este lunes a Cartagena, pero se encontraron con la tragedia, en uno de los arroyos más caudalosos que se encuentran en el municipio de Soledad, más concretamente en el área metropolitana de Barranquilla.

Las autoridades siguen en la búsqueda de Madeleyne y la pequeña Salomé. Las brigadas de socorristas y guardacostas de la Armada Nacional encontraron este martes algunas pertenencias de ambas, a un kilómetro del Puente Pumarejo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese