En mayo asesinaron a más personas que en abril en Cartagena

12 de junio de 2016 10:45 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

De los 19 asesinatos que ocurrieron en abril, la cifra aumentó a 26 casos en mayo. De 17 barrios en los que hubo homicidios en abril se subió a 21 sectores en mayo y de 17 días sin crímenes en abril, se pasó a solo 13 días en mayo.

Por donde se mire, el balance de asesinatos que dejó el quinto mes del 2016 no fue bueno en Cartagena ni en sus municipios más cercanos.

El balance muestra el aumento en el 50% de los casos de sicariato y de riñas y una disminución del total de muertes en medio de atracos.

VOLVEMOS A MATARNOS
Del total de 26 asesinatos, 12 corresponden a riñas de diferentes tipos. Esto coloca a las confrontaciones como la principal forma en la que mueren los cartageneros y cartageneras, y además es un indicio del serio clima de intolerancia que maneja la ciudad.

Esta intolerancia se reafirma en el número de riñas de carácter interpersonal que terminaron en un homicidio. Del total de 12 riñas mortales, 7 tuvieron origen en malos entendidos, como por ejemplo, un problema por no compartir una botella de licor en Pasacaballos.

Las restantes 5 riñas mortales fueron de carácter intrafamiliar en un caso, un supuesto caso de problemas pasionales y los 3 casos restantes por enfrentamientos entre pandilleros en los que murieron jóvenes enfrentados, que pasaban por el sitio o que, según sus allegados, veían la pelea.

SICARIATOS, CASI EL DOBLE

En abril, la cifra de sicariatos estuvo en 6 casos, mientras que en los días de mayo, los pistoleros estuvieron activos y mataron a 11 personas.

Las motivaciones de estos ataques varían y van desde retaliaciones por expendio de drogas en algunos casos, y en otros se trataría de cuestiones personales en los que uno de los rivales ubica a su enemigo y lo ultima a balazos.

En El Milagro hubo un caso en el que un joven murió a manos de un pistolero y el problema, al parecer, se remite a peleas entre pandilleros que llegaron y dispararon contra quien fuera su rival.

A un tercer plano pasaron los atracos que durante mayo dejaron dos personas muertas, en un caso en el que víctima y victimario se enfrentaron, con un resultado doblemente fatal.

Se trató del señor Teófilo Viveros quien, al oponerse a un hurto, se enfrentó a tiros con el ladrón y recibió un disparo en una pierna muriendo desangrando posteriormente.

En estos hechos falleció Cristian Zambrano Pérez, quien habría participado en el mencionado hurto en Bruselas.

AJUSTICIADO SIN JUSTICIA
La sensación de inseguridad se ha mezclado con el clima de intolerancia de los transeúntes al aumento en los robos y atracos, algunos con consecuencias fatales en Cartagena. Esto ha permitido la captura de varios ladrones que amedrentaban a sus víctimas y que, en una reacción airada de la comunidad, persiguen al ratero y lo golpean hasta que la policía interviene para ponerlo a disposición de las autoridades.

Sin embargo, en el caso de Mairon Terán González se evidenció uno de los excesos de la justicia directa. Este hombre, un obrero que caminaba a su casa por La Providencia, fue acusado de intentar robar un celular y ante esto una muchedumbre se le fue encima a golpearlo. Ante la imposibilidad de defenderse y demostrar su inocencia, el hombre corrió para salvarse pero fue alcanzado y golpeado con patadas y cascos de motociclistas.

Los golpes le causaron traumas severos y una muerte cerebral inmediata, y luego de un día falleció ante el lamento de sus seres queridos.

MUERTOS EN LA VÍA
Dos hombres murieron en circunstancias similares y en sectores cercanos. Ellos iban manejando un vehículo cuando fueron alcanzados por pistoleros que les dispararon sin mediar palabras. Ambos murieron a los pocos minutos de ser llevados a la Clínica El Bosque.

El primer caso fue el lunes 2 de mayo a las 8 de la noche cuando Wilson Guerra González, quien iba conduciendo por el Corredor de Carga, a la altura de Santa Clara y la entrada a El Campestre, fue atacado a tiros.

Pasaron 4 días para que muriera en una situación similar Jhon Jairo Pulgar Medina. Este comerciante manejaba su vehículo por la Transversal 54, a la altura de la entrada al Almirante Colón, y fue ultimado a balazos por un pistolero. En el hecho, sucedido el viernes 6 de mayo a las 9 de la noche, resultó herida la compañera sentimental de la víctima.

BARRIOS VIOLENTOS
Con un caso de doble homicidio y uno de riña mortal, El Bosque figuró como el barrio en el que más muertes sucedieron durante mayo. Dos homicidios ocurrieron en Olaya Herrera y Bruselas, y en el corregimiento de Pasacaballos dos asesinatos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS