"Esperamos que aclaren por qué ocurrieron las explosiones en astilleros"

19 de mayo de 2017 02:45 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El dolor no cesa. Ya son siete las víctimas mortales que dejan las explosiones en dos barcazas en los astilleros Astivik y Cotecmar, en Mamonal.

Lo que se siguen preguntando los parientes de los siete hombres que murieron es qué fue lo que provocó las explosiones y por qué ocurrieron de manera casi simultánea, si los astilleros están a unos 5,3 kilómetros de distancia.

En un principio, el coronel Juan Rivera, comandante operativo de la Policía Metropolitana, señaló que descartaban un atentado y que en los lugares de los hechos no había encontrado rastros de materiales explosivos. Dejando ver, además, que la posible causa de los sucesos pudo ser la concentración de gases.

Pese a ello, aún no hay nada claro y la Fiscalía realiza indagaciones. Respecto a ello, el vicepresidente de Astivik, Jaime Sánchez, dijo que consideran imposible que la explosión en la empresa haya ocurrido por concentración de gases en las barcazas.

Explicó que la barcaza que estaba en Astivik sería entregada hoy y cuando ocurrió la explosión solo le estaban haciendo trabajos de pintura. Además, señala que es gas free (libre de gas), por lo que le resulta imposible esa teoría. También espera el desarrollo de las investigaciones. 

“No entendemos qué pasó, se nos pasan muchas cosas por la cabeza y más adelante hablaremos de eso, pero en este momento lo que queremos es que investiguen y digan qué fue lo que causó las explosiones en realidad, queremos la verdad”, indicó Amaury Morelo, hermano de Idulfo Morelos León, uno de los siete obreros fallecidos.

Precisamente, ayer sus parientes estuvieron en la morgue de Medicina Legal en Zaragocilla averiguando sobre el proceso para reclamar su cuerpo.

Dicen que necesitan apoyo, pues el cuerpo está en la sede de ese instituto, pero en Barranquilla. Fue llevado allá por el estado en el que estaba el cadáver. El hombre tenía 62 años, deja tres hijos y vivía en Los Calamares. Idulfo no pudo disfrutar de su tan anhelada pensión.

“En octubre se pensionaba y estaba feliz. Nos dicen que estaba debajo del tanque de combustible en la barcaza de Cotecmar, cuando esta explotó y quedó calcinado. Al parecer, estaba soldando”, indicó su hermano.

Entre las víctimas también está Lener Bohórquez González, de 38 años y quien murió más recientemente. Sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo y fue llevado a una clínica en Barranquilla, donde murió el mismo miércoles en la noche. Trabajaba como mecánico naval en Cotecmar, como contratista. Vivía en La Consolata.

Su cuerpo está en Medicina Legal en Barranquilla y su hermano Rafael relató lo que vivió. “Yo también trabajo como supervisor mecánico naval en Cotecmar y cuando se escuchó la explosión todo fue caos.

La gente corría y fui en busca de mi hermano porque lo había visto subir a la barcaza. Había muchos heridos y a Lener lo hallamos malherido en la cubierta de la nave. Lo sacamos a la enfermería de Cotecmar y de allí a una clínica de la ciudad, pero por la gravedad de las heridas lo remitieron en una avioneta hasta Barranquilla, pero murió”, contó Rafael.

En la morgue de Medicina Legal en Cartagena estaban ayer, también, los parientes de Óscar Castro Morillo, de 30 años, cuyo cuerpo está en la morgue en Zaragocilla. Tenía 30 años y vivía en el barrio Manzanares. Era pintor en Cotecmar.

En Zaragocilla también estaban los parientes de Luis Gabriel Vega Batista y Manuel Montes Guardo, de 36 y 53 años. Ambos trabajaban como contratistas en Cotecmar. Manuel residía en Pablo Sexto II y deja dos hijos, mientras que Luis Gabriel residía en la subida de La Popa y era soldador. Sufrió quemaduras graves y quedó irreconocible, por lo que su cuerpo, al igual que el de Óscar, fue llevado a la morgue en Barranquilla.

En Barranquilla también está el cuerpo del estudiante del aprendiz del Sena Carlos Alfredo Castro Ledesma, quien tenía 22 años y murió en Cotecmar. Así mismo, el cadáver de Luis Cervantes, quien murió en la explosión en Astivik.

Además, en la morgue de Barranquilla está el cuerpo de un hombre que aún no ha sido identificado. Se conoció que de los 23 heridos que dejó la explosión, 9 fueron dados de alta.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS