Familiares de joven asesinado dicen que este quedó en medio de riña

05 de septiembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un solo balazo bastó para acabar con la vida de una persona y llevar la tragedia a una familia en el barrio Paseo Bolívar. Es la familia de Miguel Ángel Puello De la Hoz, quien murió ayer en la madrugada en medio de un enfrentamiento de pandillas.

Aunque se rumoraba que se trataba de un ataque directo, parientes del joven, quien tenía 25 años, indicaron que salió herido en medio de una pelea de pandillas en la que no participaba.

Miguel Ángel residía en la calle Sarabia de Paseo Bolívar. Los suyos dicen que el domingo en la noche llegó a la casa de una tía, quien vive cerca, porque esta estaba de cumpleaños. Allí departió con parientes, pero luego se fue con unos amigos a una discoteca que está en la calle Las Carretas, en el mismo barrio.

"Mi hijo siempre terminaba las fiestas en ese lugar, por la cercanía. Pero nunca pensamos que su vida terminaría así”, indicó Zenith De la Hoz, madre de Miguel.

La juerga duró hasta la madrugada de ayer. A la 1:45 a. m., el joven se divertía con sus amigos, la música sonaba y el licor no faltaba. Sin embargo, en las afueras del lugar, se encontraron pandilleros del barrio 7 de Agosto y del sector El Hoyo de La Esperanza.

La versión deja ver que estos empezaron a pelear y que, de repente, un joven del 7 de Agosto sacó un arma de fuego y empezó a disparar. Los que estaban en la discoteca, al escuchar los balazos, entraron en pánico. Los clientes de la discoteca empezaron a salir del negocio, temiendo que la reyerta terminara dentro de este.

Miguel y sus amigos hicieron lo mismo, pero cuando salía del lugar, una bala alcanzó a Miguel en la cabeza. En medio de la confusión y los gritos, sus amigos no se dieron cuenta de lo que había ocurrido.

Cuando se le acabaron las balas, el sujeto que disparaba huyó del lugar con sus compinches. “Cuando este hombre se fue, los amigos de mi hijo lo vieron tirado en la calle y fue cuando lo auxiliaron”, expresó.

Al joven lo cargaron y en una moto lo llevaron a la Clínica San José de Torices a toda prisa. Sin embargo, ya el daño estaba hecho. El balazo que recibió el joven en la cabeza fue letal. Llegó muerto al centro médico. La Policía Metropolitana de Cartagena indicó que investiga el caso y que el responsable, igual que algunos de sus acompañantes, está individualizado y trabajan en su captura.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS