Fiscalía sabía de mi entrega, no estaba huyendo: inspector de Blas de Lezo

05 de julio de 2017 05:00 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Rodeado de periodistas de diferentes medios, en la puerta de su casa en el barrio República del Líbano, en donde cumple con la prisión domiciliaria, Alfonso Ramos de León aseguró en la mañana de este miércoles que es inocente y que no estaba huyendo de las autoridades, como indicó la Fiscalía al ofrecer una recompensa de hasta cinco millones de pesos por información de su paradero. (Lea aquí: Ya son cinco los asegurados por desplome de edificio en Blas de Lezo)

Según él, se fue a un retiro espiritual, el 2 de junio, y luego a visitar a unos familiares en Plato Magdalena, aprovechando que la suspensión no le impedía salir de la ciudad. Ramos de León está siendo procesado por el desplome del edificio en Blas de Lezo, que dejó 21 muertos y 22 heridos el pasado 27 de abril. 

El inspector suspendido recuerda que en ese viaje se enteró de la orden de captura que había en su contra, más exactamente el 8 de junio, a través de los medios de comunicación, y de inmediato pensó en presentarse ante la Fiscalía. (Lea aquí: Se entregó inspector de policía por caso Blas de Lezo)

“Lo primero que pensé fue en venirme, pero como estaba a un día de distancia corría el riesgo de que pudieran interceptarme en la vía y por ello hablé con mis abogados para que se negociara y pusieran en contacto con la Fiscalía, como efectivamente pasó. Eso demoró mi presentación pero no estaba huyendo, porque no tengo por qué huir.  Quién más que yo podría estar interesado en que se demuestre mi inocencia”, dijo Ramos. (Lea aquí: Caso Blas de Lezo: legalizan captura de Alfonso Ramos, exinspector de Policía)

También recalcó que “siempre he sido claro, y con 28 años de servicio en la administración me he caracterizado por ser ser un funcionario público por excelencia, me han condecorado en la Alcaldía y nunca he sido sancionado, es primera vez que me encuentro inmerso en esa situación”.

El inspector suspendido expresó, además, su preocupación por la actitud que ha tenido la Administración Distrital, sobre todo, el alcalde Manolo Duque, quien desde un principio indicó que la responsabilidad recaía sobre Ramos, según cuenta.

“Me preocupa de sobremanera que desde el primer momento en que colapsó el edificio, el Alcalde empezó a dejarme esas responsabilidades sin indagar qué había hecho yo con relación a la construcción. Me he sentido atacado por la administración y me han dejado solo. Pero estoy aquí para demostrar mi inocencia (…) Soy también víctima, como los familiares de los fallecidos, porque no tengo grado de culpabilidad ni responsabilidad en la caída de Portal de Blas de Lezo II”.

¿Qué diligencias hizo con el edificio antes de su derrumbe?

Alfonso Ramos de León explicó que “en lo que respecta al edificio, me duele profundamente lo ocurrido porque fallecieron inocentes, pero es importante que sepan que quienes debían ejercer vigilancia y control en esa edificación, porque data desde el año anterior, es la dirección de Control Urbano”.

“Con el decreto 550 del 1 abril de 2016, el Alcalde le quita las competencias a la dirección de Control Urbano y se las transfiere a los alcaldes de las localidades, pero con el decreto 1110, de ese mismo año, se las quita a los alcaldes locales y se las transfiere nuevamente a la dirección de Control Urbano”, agregó.

Por otra parte, explicó que recibió una querella en contra de la constructora del edificio Portal de Blas de Lezo II, por perturbación a la visibilidad, e hizo lo que le correspondía.

“Todas mis acciones han sido diáfanas, de acuerdo a una querella que presentaron ante la secretaría de mi despacho, el 20 de abril de este año. Mi secretaria me la pasó el 26 de abril y yo dentro del trámite único de Policía, que está regulado en el articulo 223 del Código Nacional de la Policía, señalo el procedimiento que fue citar a audiencia pública. Aboqué el conocimiento mediante el auto de fecha del 26 de abril, cité a audiencia el 2 de mayo y fijé la inspección ocular para el 4 de mayo”, aseveró.

Una querella por perturbación a la visivilidad, es totalmente diferente al trámite que se debe adelantar cuando se trata de vigilar y controlar las obras en toda la ciudad, según Ramos de León.

“Yo tramité la querella y desafortunadamente el edificio colapsó el 27 de abril (…) Adelanté la diligencia y cité a audiencia pública y compareció el querellante. El querellado no compareció porque ya había caído el edificio. Hice la inspección ocular el 4 de mayo y es en esta diligencia es en donde tengo conocimiento, de primera mano, con relación a la situaciones de hecho que se están presentando y, en ese momento, es cuando nuevamente le concedo al querellante el uso de la palabra, por un espacio de 15 minutos, para esbozar lo que estaba ocurriendo”.

Asimismo, manifestó que si los técnicos especializados, que suministra Control Urbano, le hubiesen dicho que el edificio tenía tres pisos adicionales y que estaba por encima de lo establecido en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), inmediatamente, se habrían tomado las medidas preventivas, tales como suspender la obra, demoler la parte que perturbaba la visibilidad del vecino y demoler los tres pisos adicionales.

“En el evento de no tener licencia igual se suspende la obra y se le concede un plazo perentorio de 60 días para que el propietario tramite la licencia. Si se iba a caer era por fallas estructurales, ni siquiera Control Urbano, que es el encargado de hacerle seguimiento a las obras de la ciudad, tienen el personal idóneo para determinar y adelantar el cumplimiento de sus funciones, mucho menos las inspecciones de policía, que adolecemos de muchas cosas”, afirmó.

Ramos, finalmente, ratificó que demostrará su inocencia durante el proceso y que seguirá colaborando a la Procuraduría y Fiscalía, como lo ha hecho, según él, desde el principio. Enfrenta cargos por urbanización ilegal y prevaricato por omisión. (Lea aquí: Alfonso Ramos no aceptó cargos por desplome de edificio en Blas de Lezo)

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS