Imprudencias y tragedias, en playas de Bocagrande y Marbella

05 de julio de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Juan Diego Rosario Peñate se graduó de bachiller el año pasado en Tuchín, Córdoba. A sus 19 años eran muchos los sueños que tenía y para alcanzarlos decidió dejar a su madre y a los tres hermanos con los que vivía.

Partió de su pueblo natal y se vino a Cartagena, donde reside su padre desde hace cuatro años. Juan Diego vivía en la calle La Villa del sector Rafael Núñez de Olaya, junto a su progenitor y dos hermanos, y todo parecía ir de maravilla. El joven, de 19 años, hacía pizzas en un negocio de comidas rápidas en Almirante Colón y estaba ahorrando porque el año entrante estudiaría enfermería.

Sin embargo, sus sueños se esfumaron rápidamente. Ayer en la madrugada (en horario prohibido para bañistas), el joven entró a tomar un baño de mar en el sector Playa Hollywood, en Bocagrande, y se ahogó. Otro joven que corrió con la misma suerte, en un caso aislado, fue Cristian Alfonso Peñaranda Caballero, de 19 años. Ayer en la tarde, este se bañaba en las playas de Marbella y desapareció en el mar. Fue rescatado por salvavidas, que lo reanimaron. A Cristian lo llevaron a la Clínica San José de Torices, pero allí llegó muerto.

Además de las dos tragedias, salvavidas realizaron unos 30 rescates el fin de semana, por imprudencias por parte de bañistas, como nadar cerca de espolones o meterse a lo profundo, según señaló José Magallanes, comandante del Cuerpo de Bomberos de Cartagena. Ayer, fueron tres rescates, con el saldo de dos muertos.

 

Paseo y desgracia
Francisco Rosario, padre de Juan Diego, contó que hace ocho días este planeó un paseo a playa con su jefe y compañeros de trabajo.

“Hoy -ayer- terminó de trabajar a las 2 de la madrugada. Me fue a llevar una arepa al parqueadero que yo cuido, que está cerca de la pizzería donde trabajaba, y me dijo que se iba para playa con el jefe y amigos”, explicó Francisco. El joven llegó con sus acompañantes a Bocagrande y poco después de las 5 a.m., entró al mar.

“Se metió a lo profundo y estaba ahogándose. Un amigo intentó salvarlo, pero la corriente también se lo estaba llevando y lo tuvo que soltar. Otro de los que estaban allí intentó salvarlo, pero fue imposible”, dijo el padre del difunto. Instantes después, el cuerpo fue divisado por Guardacostas que patrullaban el sector en una lancha. Salvavidas lo sacaron del agua y lo pusieron en tierra firme.

“A las 6:40 de la mañana de hoy -ayer- llamaron a un hijo mío a decirle que Juan Diego estaba desaparecido. Llegué a Bocagrande y ya lo habían sacado del agua. Estaba muerto en la orilla”, concluyó entre lágrimas Francisco Rosario.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS