Investigan asesinato de discapacitado

14 de octubre de 2013 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A Cristóbal de Jesús Mattos Cabarcas siempre lo veían con una sonrisa en la cara, haciéndole bromas a sus amigos y familiares. El hombre caminaba las calles de La Candelaria en muletas, pues era discapacitado. Sus parientes explican que le dio polio cuando era pequeño. Hacía y vendía maracas, igual que varios de sus familiares. Por eso, el puente que está a solo unas cuatro casas de la suya, en La Candelaria, fue bautizado por las personas del barrio como el puente Los Maraqueros.

Junto a ese puente, precisamente, le llegó la tragedia el sábado pasado, a las 7:30 de la noche. Cristóbal, de 39 años, estaba con varios vecinos del sector cuando cuatro sujetos a bordo de dos motos pasaron. El parrillero de uno de los vehículos de dos ruedas sacó un arma y le disparó varias veces.

Todos los que estaban cerca echaron a correr. Los gritos no se hicieron esperar y cuando los agresores huyeron la tragedia de Cristóbal Mattos quedó al descubierto.

Estaba tendido en el piso, en un charco de sangre. Le dieron un balazo en la cabeza y otro en el tórax. Desesperados por salvarle la vida, dos vecinos lo montaron en una moto y lo llevaron a la Clínica Crecer, pero ya el daño estaba hecho. Murió mientras los médicos trataban de salvarle la vida.

Sin amenazas
Hasta ahora se desconocen los móviles del homicidio. Los parientes del discapacitado, soltero y el quinto de siete hermanos, aseguran que no tenía amenazas de muerte ni problemas. Desconocen los motivos por los que lo mataron.

“El sábado en la tarde trabajó en unas artesanías para dárselas a un cuñado. Estuvo todo el día en la casa y a las siete de la noche salió. De repente yo escuché que sonaron varios disparos, pero creí que eran tiritos. Escuché gritos y al salir me dijeron que había uno tirado. Cuando fui a ver quién era descubrí que era mi hermano.

Creí que ya estaba muerto porque tenía la cara pálida, pero luego se lo llevaron para la Clínica Crecer. Allá fue que murió”, relató Delsy Bossio, hermana por parte de mamá de Cristóbal.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS