Indicadores económicos
2018-08-19

Dólar (TRM)
$3.024,02
Dólar, Venta
$2.823,00
Dólar, Compra
$2.705,00
Café (Libra)
US$1,28
Euro
$3.444,66
UVR, Ayer
$259,78
UVR, Hoy
$259,77
Petróleo
US$71,83

Estado del tiempo
2018-08-20

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:04

Marea max.: 23 cms.

Hora: 20:00

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 8 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2018-08-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
-
Motos
- - - -

‘La Brasilera’, la pistola de los seis muertos

Cuando en el país hay conmoción por los atentados terroristas en Atlántico y Bolívar, en el que fueron asesinados siete policías, en Cartagena aún no se olvida la tragedia que ocurrió el 26 de marzo del 2016. Ese día, tres policías fueron asesinados vilmente cuando participaban en un puesto de control en la Ye de Olaya, junto a la vía La Cordialidad.

Dos sujetos se acercaron a donde estaban y les dispararon en repetidas ocasiones, como una retaliación del ‘Clan del Golfo’ por los golpes propinados por las autoridades. Uniformados que estaban cerca reaccionaron rápidamente y alcanzaron a dos de los presuntos autores del hecho en El Pozón.
Uno de ellos fue abatido, mientras que el otro, Eduardo Ávila Romero, quedó herido. La captura de este último fue crucial en las indagaciones, pues la Policía Metropolitana le incautó un arma de fuego: una Taurus calibre 9 por 19 milímetros, modelo PT92AF, fabricada en Brasil.

Miembros de la Sijín decomisaron la pistola, que quedó en cadena de custodia. Además, los integrantes del laboratorio móvil de criminalística de la Sijín recolectaron 14 vainillas en el lugar en donde mataron a los policías.

Con los permisos solicitados, tanto las vainillas como el arma de fuego decomisada fueron llevadas al laboratorio de balística de la Policía Metropolitana, donde se hizo un cotejo microscópico comparativo. Dos días después, los análisis de los peritos de dicho laboratorio, dieron resultados. Los casquillos hallados en la escena del crimen habían sido disparados con la misma pistola que le hallaron a Ávila Romero.

Ello lo descubrieron porque cada arma deja huellas particulares en los proyectiles y vainillas que dispara, según explican el intendente Víctor González Magallanes y el patrullero Geovanny Oviedo Llamas, quienes son peritos de la unidad de balística de la Metropolitana.

“Recibimos la pistola en el laboratorio y también las vainillas. Primero, cotejamos las vainillas entre sí, para determinar si habían sido usadas varias armas. Ello se determina por las microrayaduras o particularidades que imprime cada arma en los proyectiles y vainillas cuando se disparan. A simple vista no se nota nada, pero usamos un microscopio de alta potencia para hacer la comparación balística y es cuando notamos esas microrayaduras y particularidades. Luego, tomamos tres balas y las disparamos con la pistola que le fue incautada al hombre que capturaron luego del asesinato de los tres policías.

“Estas tres balas fueron tomadas como patrón. Resulta que tenían las mismas microrayaduras y particularidades de tenían impresos los casquillos que hallamos en el lugar donde mataron a los policías. Fue así como determinamos que esos casquillos habían salido del mismo arma que le decomisaron al capturado. Cada arma deja una huella particular, como si se tratara de una huella digital”, explicó uno de los miembros del grupo de balística.

Las peritos balísticos siguieron realizando indagaciones y luego de tener la aprobación obtenida por fiscales, continuaron analizando la pistola y los casquillos que fueron disparados con esta.
Lo que vino después fue aún más impactante, pues se descubrió que ‘la Brasilera’, como llamaban a la pistola, había sido utilizada para matar a otras cinco personas en la zona suroriental de Cartagena.

“Ello lo descubrimos porque a los proyectiles y vainillas que analizamos les tomamos fotos en las que quedan impresas las características específicas de estas. Esas imágenes, con los debidos permisos, se registran en un programa llamado Sistema Integrado de Identificación Balística (IBIS), que almacena imágenes de características identificativas de proyectiles y vainillas disparadas por armas de fuego. El programa tiene una base de datos en donde se almacenan estas imágenes y es a nivel mundial, cuyas sedes principales están en Canadá y Argentina.

“Analizamos las imágenes de las vainillas incriminadas en el crimen de los policías con las imágenes que están en el IBIS, en las que también están registradas fotos de vainillas recolectadas en hechos delictivos registrados en Cartagena. Hicimos las comparaciones y resultaron coincidentes con vainillas recogidas en otros tres homicidios ocurridos en la ciudad”, explicó el perito balístico Geovanny Oviedo Llamas. 

Uno de los casos relacionados fue el de Felipe Rodríguez Pertuz. El 15 de marzo de 2016, el joven estaba en la calle 14 del sector Isla de Belén, en Fredonia, cuando dos sicarios en una moto llegaron. Los estudios técnicos demuestran que el parrillero sacó ‘la Brasilera’ de la pretina de su pantalón y con esta le disparó en varias ocasiones a Felipe, causándole la muerte.

Los días posteriores, la pistola siguió siendo usada para perpetrar homicidios en la ciudad. Solo dos días después (el 17 de marzo de 2017), John Carlos Teherán estaba sentado junto a una casa en construcción, en el sector 19 de Febrero de El Pozón, cuando la muerte lo sorprendió.
Dos sujetos en una moto pasaron por el lugar y, al verlo, el parrillero sacó ‘la Brasilera’ y apenas lo tuvo a tino, le disparó varias veces. La acción de ‘la Brasilera’ fue mortal para él.

Las acciones de los criminales en El Pozón no pararon allí. El 19 de marzo del 2017, dos días después, mataron a otro hombre en El Pozón con ‘la Brasilera’. Jorge Enrique Ibargüen Mosquera estaba en su casa, en el sector San Nicolás, charlando con Julio Alejandro Parra Chamorro., cuando un sujeto irrumpió en el lugar.
Con ‘la Brasilera’ bien empuñada, les disparó a los dos hombres que charlaban y luego huyó. Jorge Enrique murió, mientras que Julio Alejandro sobrevivió al ataque.

No hay armas iguales

No hay armas de fuego iguales, pese a ser construidas en un mismo lote y por una misma empresa, y por tanto dejan huellas distintas. El intendente Víctor González, del equipo de balística de la Policía Metropolitana, explica: “Cada arma de fuego tiene un cañón y el cañón tiene un ánima. Ese ánima tiene estrías y macizos. Estos dejan características en el proyectil, huellas mecánicas que son únicas de cada arma. Son únicas porque esas estrías y esos macizos cuando se realizaron por lotes en fabricación, en un buril que empezó a hacer cortes. Ese buril empezó nuevo e hizo el primer corte bien fino, cuando va a hacer el segundo corte ya no lo hace igual porque ha perdido un poco de filo, ya deja características diferentes. Igualmente si tú tienes un arma y le haces aseo todos los días, le estas imprimiendo características distintas, igual pasa con la corrosión. Cuando el proyectil sale, va a quedar con esas características impresas del ánima del cañón y esas son las que uno busca. En las vanillas hay otras marcas diferentes, como de espaldón, de la aguja percutora y el eyector”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Imprecision o corrupcion?

Según el articulo, el homicidio de los policías ocurrió el día 26 de marzo de 2016, mismo día en que se decomiso el arma "la brasilera", mas adelante en el relato indica que se cometieron otros homicidios en el año 2017 con la misma arma, eso quiere decir que el arma fue hurtada de la custodia de la policía nacional y siguió siendo usada en homicidios?