La sonrisa de una madre que fue apagada por unas balas

15 de junio de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Richard Maza fue padre de crianza de Orfelina Nieto Ramos. La acogió como si fuera su retoño y la recuerda siempre con una gran sonrisa, pues ella era muy alegre. “Si yo estaba tomando y ya era muy tarde, ella era la que me iba a buscar y me llevaba a la casa”, recuerda tristemente Richard.

Pero ahora tiene que afrontar que la perdió. La mujer de 38 años fue asesinada el miércoles en Daniel Lemaitre. Un sujeto le dio dos balazos en la cabeza cuando iba en un Jeep colectivo.

“Ofrecemos una recompensa de 10 millones de pesos a fuentes que nos indiquen de esa persona que hizo ese hecho tan lamentable. No vamos a permitir en Cartagena más violencia”, indicó la alcaldesa (e) Yolanda Wong. Por su parte, el general Luis Poveda, comandante de la Policía Metropolitana, señaló que se tienen videos de seguridad para tratar de identificar al victimario, los cuales dejan ver que un motorizado apoyó el crimen. (Lea aquí: Ofrecen recompensa por asesino de mujer en Daniel Lemaitre)

El padrastro de Orfelina recordó que esta salía en las mañanas rumbo a su trabajo, una empresa de mensajería. Regresaba a las 6 p. m. a su hogar en la calle California de San Francisco, donde vivía con su esposo y sus dos hijos, de 15 y 20 años. “Siempre regresaba a casa en un colectivo. Se montaba adelante porque decía que allí se sentía segura”, recordó Richard.

El miércoles en la mañana, antes de salir hacia su trabajo, Orfelina llamó a un hermano que vive en Bogotá, quien es policía, porque este cumplía años. Luego, salió, pero no pudo despedirse de Richard.

A las 5 de la tarde de ese día la mujer llegó al Pie del Cerro. Dicen que casi junto a ella estaba su asesino. Después, ambos subieron al colectivo. Ella en la parte de adelante y el sujeto atrás.

Todo iba bien hasta que pasaron por una calle de Daniel Lemaitre, frente al conjunto El Virrey, cuando en el colectivo solo iban el conductor, Orfelina, el asesino y otra pasajera, que iba atrás.

Fue en ese punto donde el delincuente sacó un arma y le dio dos balazos en la cabeza a Orfelina, matándola en el acto. Luego, bajó del vehículo y huyó con su cómplice, que iba en una moto detrás del Jeep.

“No sabemos qué pasó, pero intento de robo no fue, porque a Orfelina no se le llevaron nada. Tenía su bolso, celular, todo”, explicó el padrastro de la víctima.

Algunos dicen que el hecho podría tener que ver con una retaliación por un problema del compañero de Orfelina, pero esa es solo una de las hipótesis que se barajan.
El general Luis Poveda indicó que hasta ahora no se descarta ninguna versión y que se tienen relatos de testigos con los que se buscará identificar al agresor.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS