La tragedia del tendero baleado por una sicaria

07 de diciembre de 2018 12:00 AM
La tragedia del tendero baleado por una sicaria
Familiares de Hernán manifestaron que solo piensan en que su ser querido salga pronto del hospital para estar todos juntos en Navidad y fin de año.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hernán Correa Martínez, de 60 años, se enfrentó a la muerte y ganó. El tendero fue baleado el miércoles a eso de las 6:30 de la mañana mientras atendía a un cliente en la calle, frente a su tienda Omega.

El hecho ocurrió en el sector San José Obrero, en Olaya Herrera, cuando una mujer que iba como parrillera de una moto, descendió y tras desenfundar un arma de fuego, le propinó dos balazos que le causaron cinco heridas.

Los tiros impactaron en el brazo derecho de Hernán, pero uno atravesó la extremidad y le perforó el tórax.

A pesar de todo, Correa Martínez permanece en un centro médico, donde está bajo observación médica.

Por su parte, el herido le manifestó a sus parientes que desconoce porqué le dispararon si nunca ha recibido amenazas ni llamadas extorsivas que pudieran comprometer su integridad. Esto ha dejado a los familiares en un mar de dudas, al igual que a la Policía, que no se ha pronunciado al respecto y solo atinó a decir que está investigando el caso.

Correa Martínez tiene 30 años viviendo en Cartagena, pero es natural de Momil, Córdoba, de donde se vino buscando mejorar su vida. El herido reside con su esposa, su mamá y un sobrino.

La incógnita continúa para la familia de Hernán Enrique Correa Martínez, quienes se siguen preguntando cuáles fueron las razones del sicariato.

Correa Martínez ahora espera que los últimos exámenes médicos salgan bien, así como la operación que se le hizo en el brazo donde las balas lo alcanzaron y le perforaron una arteria.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS