Lo matan desde un taxi

21 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Deivinson Coneo Cuello bailaba con sus vecinos en una angosta calle en el barrio Boston cuando uno de los seis proyectiles que disparó el pasajero de un taxi se alojó en su pecho y le causó la muerte casi en el acto. Para los testigos, lo que ocurrió ayer, a la 1:20 de la madrugada, fue algo muy confuso. Para la Policía todo parece estar claro. Los amigos y familiares de la víctima dicen que Coneo Cuello, de 29 años, tenía unos 20 minutos en la calle Amador y Cortes cuando “sospechosamente” pasó por la esquina un “zapatico”. “El carro pasó primero por la Avenida Pedro Romero con rumbo al barrio La Candelaria. El mismo carro volvió a pasar en sentido contrario y después regresó. “Se estacionó en la esquina. Un pasajero que iba al lado del conductor bajó la ventanilla, sacó el arma y comenzó a disparar. De los seis disparos, uno le dio al vecino, que acababa de llegar”, anota uno de los habitantes del sector que departía con Deivinson. La Policía asegura que no se trató de alguien que llegó a ese barrio a disparar a la “loca” contra quienes departían en la fiesta. La versión de los investigadores indica que el crimen lo cometió un taxista que fue víctima de un atraco. “Al conductor lo atracan en la Avenida Pedro Romero. El tipo se fue a buscar un arma y al regresar al sitio donde le quitaron el dinero se encuentra con uno de los delincuentes, disparándole”, manifiesta el coronel Hugo Casas, subcomandante de la Policía. Sus familiares aseguran que Coneo Cuello limpiaba los vidrios de los vehículos en la Pedro Romero. Residía con su abuela, su papá y una hermana a dos cuadras del sitio de los hechos, frente al Canal Barcelona.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS