Nuevo capítulo de crimen escabroso de Kellys Zapateiro

20 de septiembre de 2014 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La tierra fue removida, igual que la cruda historia de Kellys Zapateiro Guzmán. Las autoridades siguen escudriñando el caso y tratan de desentrañar qué fue lo que motivó el asesinato de la embarazada, a quien le extrajeron el bebé que llevaba en el vientre, luego la descuartizaron y quemaron.

El hecho ocurrió cerca de la estación de la Policía en Manzanillo  del Mar, el 11 de julio pasado, y por este fueron capturados y asegurados con cárcel el expolicía Andrés Díaz Zabaleta y su compañera sentimental, Josefa Cardona Ortega.

En el lugar del crimen fue hallado al día siguiente el brazo de la embarazada, entre otros restos óseos calcinados, pero su cráneo, pieza vital en la investigación, pues se cree que a Kellys la mataron de un balazo en la cabeza, aún no aparece.

PALMO A PALMO
Por eso, hace pocos días llegaron a Manzanillo del Mar, procedentes de Bogotá, varios integrantes de la  Unidad de Exhumaciones de la Fiscalía General de la Nación. Arribaron al lugar con el fin de hallar los demás restos de Zapateiro Guzmán. El Universal conoció que el hecho se dio luego de la petición que hiciera el fiscal primero especializado, Pedro Díaz, quien lidera la investigación por el asesinato.

Los miembros de la unidad especial de la Fiscalía General arribaron a la zona donde ocurrió el crimen, cercándola. Fueron unas 24 horas en las que los funcionarios realizaron trabajo de campo: excavaciones, tomas de muestras, entre otras labores. Cada tramo de tierra fue inspeccionado, pero fue en vano. No hubo hallazgos de restos óseos.

Las investigaciones e inferencias lógicas hacen creer a las autoridades que el cráneo de Kellys habría sido lanzado a un cuerpo de agua que está cerca de donde ocurrió el crimen, una especie de laguna.

Aún no se conocen qué medidas se tomarán en cuanto a la posible inspección del cuerpo de agua, para constatar si allí fue lanzado o no esa parte del cuerpo de la mujer.

AÚN NO REALIZAN PRUEBA
Mientras avanzan las investigaciones y la Fiscalía prepara el escrito de acusación contra Andrés Díaz y Josefa Cardona, a quienes les imputaron los delitos de  secuestro simple, homicidio agravado y desaparición forzada, la madre de Kellys, Iris Guzmán, sigue en su lucha por obtener la custodia del hijo de esta (su nieto), quien permanece bajo la custodia del Bienestar Familiar. En una ocasión anterior, Iris reconoció que es un proceso dispendioso, pero está en pie de lucha y espera tener pronto a su nieto en su hogar, en el barrio El Libertador.

La Fiscalía sigue recogiendo entrevistas y elementos que comprueben la presunta culpabilidad del expolicía y su compañera sentimental en el hecho.
Se estima que en diciembre próximo podría realizarse una nueva audiencia contra los imputados.

Aún no se realizan las pruebas de ADN que ordenó la Fiscalía para constar si Andrés Díaz es el padre o no del hijo de Kellys Zapateiro.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS