'Pichi', el cabecilla del Clan del Golfo contra quien atentaron en Bocagrande

14 de septiembre de 2016 08:29 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Más de 40 supuestos delincuentes del 'Clan del Golfo' cayeron en una gigantesca operación policial denominada “Agamenón”, en junio del año pasado. Con acciones simultáneas en los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba y Antioquia las autoridades dieron el duro golpe a la estructura criminal.

En dicho operativo, según se reportó, la Policía realizó 37 allanamientos, interceptaron 35 líneas telefónicas que generaron 5.200 horas de audio, hubo 315 reconocimientos fotográficos y se hicieron 11 interrogatorios. Sólo en las diligencias realizadas en Cartagena, unos 500 policías estuvieron involucrados.

El nombre de John Jairo Jiménez Atencio, alias “Pichi”, figuró entre los capturados de “Agamenón”. En ese entonces la Policía lo presentó como uno de los cabecillas de la peligrosa red criminal, a quien le imputaron cargos por concierto para delinquir con fines de narcotráfico. (Lea aquí: Así se gestó el contundente golpe al Clan Úsuga en Cartagena)

Se dijo que alias 'Pichi' era el encargado de las extorsiones, homicidios y de coordinar envíos de droga que esa banda hace al exterior desde la zona norte del país, por el Pacífico y el Caribe. El supuesto narcotraficante residía en un lujoso apartamento del sector turístico de Bocagrande, donde mantenía un bajo perfil, pero su captura se produjo en la ciudad de Medellín el 3 de junio de 2015.

“Tuvimos controlado a ‘Pichi’ hasta el día anterior a la operación. Sus teléfonos estaban interceptados, pero perdimos toda comunicación con él. Supimos que viajó a Medellín para cuadrar un envío de drogas. A las 10 de la mañana nos llamaron a decirnos que lo tenían ubicado y a las 12 del día, nos avisaron que ya lo habían agarrado”, explicó una fuente de la Sijín, en esa oportunidad.

Sobre John Jairo Jiménez Atencio volvió a escucharse hoy. El sector turístico de Bocagrande se paralizó por más de tres horas, tras un supuesto atentado en su contra, perpetrado por tres hombres fuertemente armados y vestidos con uniformes del Inpec.

“Pichi” tiene casa por cárcel y vive en el edificio Galeón Azul de Bocagrande. Hasta ese sitio llegaron los tres sujetos vestidos de guardianes del Inpec y pidieron permiso en la portería para realizarle una visita.

La policía del cuadrante fue alertada de la situación por un trabajador del edificio, a quien le pareció sospechosa la actitud de los supuestos miembros del Inpec, y al llegar al lugar, la patrulla policía fue recibida con disparos.

Dos de los atacantes resultaron heridos y fueron trasladados al Hospital Naval. El otro logró escapar, tras robar una camioneta de la policía en la que se desplazó algunos metros y de la que luego descendió.

Dos de los hombres fueron identificados como Jeisson Andrés Rico Posada, quien presenta heridas en el miembro superior izquierdo y glúteo derecho; y Miguel Ángel Rojas, quien tiene un trauma en la región nasal y herida abierta en la parte occipital de la cabeza.

El vehículo policial tenía impactos de bala, producto del intercambio de disparos, y se conoció que un agente de esa institución resultó levemente lesionado.

“El preso está bien en su apartamento. Los delincuentes no alcanzaron a ingresar a su residencia. Llegaron hasta el cuarto o quinto piso cuando llegaron los uniformados. Por fortuna, no hubo ninguna persona de nuestra comunidad herida", dijo el general Carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena.

La Fiscalía señaló que alias "Pichi" goza del beneficio de prisión domiciliaria por ser padre cabeza de familia.  

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS