Por un malentendido habrían baleado a beisbolista

19 de septiembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una broma que generó un malentendido tiene a Luis Leonardo Peterson Sánchez luchando contra la muerte. El beisbolista fue baleado ayer en la mañana dentro de su casa, en el barrio Plan 400. Peterson fue firmado en el 2009 por la organización Reales de Kansas City, pero en el 2013 fue liberado. Ahora juega en el equipo de mayores de béisbol de Turbaco como segunda base y short stop.

El domingo, Luis salió con su esposa y una prima a una discoteca. Ayer, a las 3 de la madrugada, ya estaba de regreso a su barrio. Estaba a punto de entrar a su casa cuando vio una fiesta cerca de un parque. “Conocía a algunos vecinos que estaban allí y empezó a gritarles cosas y a mamarle gallo a uno de ellos. Cerca estaba un conocido del barrio que se llama David. Este como que se cogió la cosa con él, y salió a gritarle a Luis y se armó la discusión”, contó un familiar del deportista.
Parientes de Peterson terminaron llevándolo a su casa para evitar una pelea. Pero este no quería dormir y por eso se quedó en la sala con su esposa y su prima, escuchando música. “Cerré la reja de afuera con candado y también cerramos la puerta principal, una puerta ventana”, indicó la madre de Luis.

Aunque estaban encerrados, esto no fue impedimento para que el sujeto con el que había discutido llegara a la casa, acompañado con otros dos sujetos, en dos motos. “David partió el candado de la reja de la terraza con una pistola. Luego disparó dos veces contra la puertaventana y entró a la casa. Al ver a Luis le dio un balazo en una pierna y otro en la espalda, que le salió por el abdomen. A Luis una hermana lo metió en un cuarto y como no pudo rematarlo, David agarró a golpes a la esposa de Luis, y también golpeó a una hermana”, indicó la madre del herido.

Y, precisamente, esta dijo que al escuchar el estropicio salió con una nieta de 4 años que lloraba, y se encontró con David de frente. Dice que este le apuntó a ella y a su nieta e intentó disparar, pero el arma se le trabó y por eso decidió huir con sus cómplices. A Luis lo llevaron a la Clínica Madre Bernarda, donde le hicieron una cirugía, pues el balazo en el abdomen le afectó el colon y un riñón. Está grave y su agresor huye.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS