"Sí mató, pero en defensa propia": habla familia de hombre asesinado

14 de abril de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un taxi se parquea a las afueras de la morgue de Medicina Legal en Zaragocilla. De él descienden 4 mujeres. Todas visten de negro y solo una llora. Llegan a las oficinas donde las deben atender.

Son familiares de Náfer José Moscote Espiter, asesinado el jueves por sicarios cuando iba en su moto por el sector San José Obrero de Olaya. Los motivos del crimen, según sus familiares, son un enigma, pues ellos comentan no saber si Náfer tenía amenazas.

“Nosotros no sabemos quién lo mató, ni por qué. Pero lo que sí queremos es que esto no quede impune”, aseguró con firmeza una hermana de crianza.

Las parientes de Moscote aseguran que este salió de su casa en el sector Víctor Blanco de El Pozón en su moto. Iba al sector San Antonio de Olaya, donde el fallecido y su esposa tenían un negocio de venta de cervezas.

“Él llamó a la esposa y le dijo que ya iba para allá y cuando estaba llegando lo mataron”, explicó una tía, mientras la compañera sentimental de Náfer cerraba sus ojos. Náfer recibió un balazo en uno de sus ojos, otro en la parte de atrás de la oreja derecha, uno en el tórax y el último en la espalda.

La Policía Metropolitana aseguró que Náfer tenía antecedentes por homicidios, ocurridos en el 2013 y 2018. También por el delito de porte ilegal de armas de fuego en el 2014 y una anotación por falsedad de documentos.

Los familiares de Moscote aseguraron que eso es real, pero que todo había sido en defensa propia. “Lo de los homicidios es verdad, pero el de este año, la persona no está muerta, quedó  herida. Ambos casos fueron en defensa propia, pues a él, como lo veían bien vestido y pendiente a sus negocios, se la montaban, se enamoraban de él y hasta llegaron a amenazarlo, por lo que él un día  vio que lo iban a agredir y se defendió”, confirmó la hermana de crianza de la víctima.

Los familiares del hombre dicen que se ganaba la vida comercializando ropa y atendiendo el negocio de cerveza que tenía en Olaya Herrera. Era padre de dos hijos, de 9 y 3 años, y, supuestamente, tenía casa por cárcel, información que se conoció de manera extraoficial.

Uno de los homicidios en los que estaba relacionado el difunto era el de Orlando Bedoya Ortega, asesinado en La Boquilla el 15 de abril del 2013. Las autoridades siguen las investigaciones, para esclarecer si la muerte de Moscote obedece a una represalia o ajuste de cuentas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS