"Soy un taxista ejemplar": conductor que le cortó la cara a un pasajero

25 de mayo de 2017 09:27 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

"Soy una persona que no me gusta hacerle daño a la sociedad, como dicen muchos por ahí. Soy un taxista ejemplar, también tengo una familia por la que responder y gracias a Dios se dieron las cosas, él (José Ibarra, la víctima) pedía justicia y la justicia se dio".

Con estas palabras Víctor Manuel Torres Pérez, el taxista señalado de golpear con un palo y cortarle la cara a un pasajero, con un pico de botella, el lunes pasado en Daniel Lemaitre, se defendió de los comentarios de rechazo que la ciudadanía ha hecho en las redes sociales, tras conocerse publicamente el testimonio de la víctima.

Con voz pausada, tras recuperar su libertad, otorgada por un juez de garantías, Torres relató su versión en la que reconoció que se trató de un caso de intolerancia, resáltando que el actuar equivocado fue de ambas partes. (Vea aquí:Video: Juez dejó en libertad a taxista que le cortó el rostro a un pasajero)

Bueno faltó tolerancia de él y mía, ahí nos fuimos a la pelea y nos revolcamos. Ya cuando estábamos en el suelo y me tenía con la cabeza boca abajo, no tuve más que defenderme y no había sino un un pico de botella y le di en la cara, que no quería darle. Los dos cometimos el error por la rabia, cuando yo le reclamé porque me tiró la puerta, él se vinó hacia donde mí, yo todavía estaba sentado en el timón y mientras estoy discutiendo con él le da una pata a la puerta y me jodió el dedo, ahí fue cuando nos comenzamos a pelear", relató el taxista.

Torres agregó que el juez actuó justamente al dejarlo en libertad. "Lo que pasó fue una pelea entre él y yo. Si él quería justicia eso fue lo que hubo", recalcó el conductor. (Lea aquí: Taxista se ensañó contra un pasajero, lo golpeó salvajemente y le cortó la cara)

Víctor Torres, de 47 años, precisó que ahora teme por su seguiridad y la de su familia y además asegura sentirse preocupado porque toda la vida ha vivido de ser taxista y por el momento no puede ejercer el oficio porque "la cosa está caliente". El conductor pidió perdón por lo sucedido.

"Yo soy muy amigable, es más cuando presto un servicio lo presto muy bien. Pido disculpas ante la sociedad por lo que pasó, por la falta a la tolerancia, tanto a los pasajeros como a mis colegas taxistas; a veces nos dejamos llevar por la rabia", explicó. 

Este caso de intolerancia ha causado consternación en la ciudadanía cartagenera tras conocerse las fotografías de las heridas en el rostro de José David Ibarra, a quien fue necesario que los médicos le cogieran 60 puntos de sutura, solo en una de ellas.

La víctima, en su testimonio, reconoció que cerró la puerta del conductor y argumentó que lo hizo por temor a que este se bajara con un objeto contundente a agredirlo. Ibarra y su abogada, Claudia Meza, han expresado que seguirán insistiendo ante la Fiscalía para que la investigación continué y según ellos se haga "verdadera justicia". "Las heridas que este hombre le causó a José Ibarra demuestran la sevicia con la que éste se ensañó contra él. No se trata de una lesiones personales simples; el tipo de heridas demuestran una clara intención de acabar con su vida por lo que consideramos que debe ser juzgado por tentativa de homicidio. Las heridas que le ocasionó le dejarán unas cicatrices permanentes en su rostro", afirmó la abogada.  

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS