Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Un año sin Kellys Zapateiro

Sentada en un pequeño cuarto que está en la entrada de su casa, acondicionado a medias para lo que sería un negocio, Iris Guzmán recuerda que ese era el lugar en el que la mayor de sus cuatro hijas, Kellys Zapateiro Guzmán, montaría el salón de belleza con el que tanto soñaba.

Sin embargo, las infinitas lágrimas que ha derramado dan muestra del profundo dolor que la aqueja desde hace doce meses, cuando le arrebataron a su Kelucha, como ella llamaba por cariño a Kellys.

Un día como hoy, hace un año, Iris se despertó y salió de su casa en el barrio El Libertador, a una cita médica. Antes de partir, fue a la cama donde dormía Kellys y le dijo que se levantara a hacerle el desayuno a su hijo de 3 años. Kellys no quiso y le respondió con cariño, con la siguiente frase: “No te preocupes vieja Iris, que yo ahora me paro”. Luego, abrazó a su hijo y se volvió a dormir. Esas fueron las últimas palabras que Iris escuchó de su hija. Horas después, Kellys fue víctima de un hecho horrendo que sigue causando escalofrío.

Es estación de Policía

Zapateiro Guzmán, de 28 años, fue asesinada junto a la estación de la Policía en Manzanillo del Mar. A la embarazada le dieron un balazo en la cabeza y su cuerpo fue descuartizado e incinerado. Las investigaciones indican que antes de todo eso, le sacaron de sus entrañas a la criatura de 8 meses de gestación, con una cuchilla en hoja.

Por el hecho fueron capturados, asegurados y acusados la vecina de la víctima, Josefa Cardona Ortega, y su compañero sentimental, el expolicía Andrés Díaz Zabaleta. Josefa quiso hacer pasar el hijo de Kellys como suyo, pero fue descubierta.

Un año después del macabro crimen, cuya investigación está encabezada por el fiscal primero especializado, Pedro Díaz Pacheco, Josefa y Andrés siguen a la espera de ser juzgados. Estos permanecen recluidos en cárceles, en el Atlántico, por los delitos de homicidio agravado, secuestro simple y desaparición forzada. El proceso siguió su curso normal hasta que llegó la etapa de la audiencia preparatoria, que en los últimos tres meses ha sido aplazada en siete ocasiones (está programada para el 29 de julio próximo). Todos los aplazamientos han sido por excusas de los abogados defensores de los acusados.

Pese a que algunos rumoran que quieren dilatar el proceso y encontrar una estrategia para evadir la justicia, la madre de la víctima confía en que pronto serán juzgados. “Ellos le hicieron algo horrible a mi hija y no voy a descansar hasta que los condenen. Si fuera por mí, quisiera que les dieran cadena perpetua, pero sé que hay leyes por las que debemos regirnos. Sé que les van a dar penas altas”, señaló ayer Iris. Esta también indicó que aunque el cráneo de su hija no aparece, pese a las búsquedas que han hecho en la zona del crimen, Andrés Díaz habría mandado a decir que quiere revelar dónde está.

“Al parecer quiere contar todo y decir que él es culpable de todo y que Josefa es inocente. Le mandó a decir eso al fiscal, pero en ese momento él no tenía abogado y no se podía hacer nada. Vamos a ver qué es lo que busca”, dijo la progenitora de Kellys. La mujer reveló que se ha encargado de la crianza de los dos retoños de su hija mayor, que hoy tienen 1 y 4 años, como se lo prometió hace unos meses frente a su tumba. “Este ha sido un año muy duro.

Todos los días recuerdo a Kellys porque sus hijos me preguntan por ella. Al mayor lo llevo a practicar béisbol y cuando va a batear me dice ‘le voy dar bien duro a la bola para que llegue hasta el cielo y la coja Kelucha’. Josefa y Andrés me quitaron a mi hija, a mi amiga. Parezco fuerte, pero todas las noches lloro. Ellos tienen que pagar por lo que hicieron”, concluyó con dolor Iris Guzmán.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

VERGUENZA.

Esto siempre pasa cuando la victima es de escaso recurso, no se le da la misma importancia que cuando los afectados tienen poder político y económico y por esta razón es que se le llama " Justicia de Bolsillo " En este caso no hay pronunciamiento de la Procuraduria, tampoco de la defensoría del Pueblo, de ningunos de los entes encargados de velar por el buen vivir de los ciudadanos de bien. Por el contrario lo que se se observa a simple vista es un favorecimiento a los asesinos para que este caso como muchos queden en la vergonzosa impunidad.

Y ADEMÁS....

Como el asesino despiadado fue un policía, está la corrupción a favor de él...!