Un muerto y dos heridos en ataque de sicarios

13 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los esfuerzos resultaron en vano. Pese a la rapidez con que actuaron sus familiares, vecinos y amigos, los médicos del CAP de La Esperanza no pudieron salvarle la vida al presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio La María, César Lázaro Otero Padilla, de 57 años. El dirigente comunal recibió dos balazos –tórax y hombro- y se convirtió en el segundo líder asesinado en tres días en Cartagena. El jueves en la noche murió de la misma manera Everth Vásquez García, quien era fiscal de la JAC en el sector Ricaurte, en Olaya Herrera. Otero Padilla fue baleado ayer en la tarde por sicarios en moto mientras hablaba frente a su vivienda, en La María, calle 43, con sus vecinos Ramón Martínez Toro y Hermes Enrique Cantillo Soto. Los dos últimos resultaron heridos y siguen bajo observación en el Hospital Universitario del Caribe y la Clínica Cartagena del Mar, respectivamente. El segundo de ellos, de ocupación vigilante, fue baleado en el hombro y el antebrazo derecho. Una mujer que acompañaba a las víctimas salió ilesa. La testigo asegura que dialogaban cerca de una venta de minutos a celular cuando apareció una moto Auteco Boxer, de color gris. Un hombre con suéter azul y gorra beige, según ella, bajó del vehículo y disparó indiscriminadamente contra todos. César Otero estaba de espaldas a la calle en esos momentos. Sus hijos, dos vecinos y otros amigos lo llevaron en taxi al CAP más cercano, pero los médicos dicen que llegó sin signos vitales. La Policía confirmó con residentes del sector que el si-cario y su acompañante huyeron hacia el sector Las Delicias. La persecución se extendió a otras zonas de la ciudad. Varias motos fueron inmovilizadas, pero no se ha informado si una de éstas habría sido utilizada en el hecho. ¿Venganzas o equivoca-ción? César Lázaro Otero era ampliamente conocido en La María por su labor como líder cívico. El pasado 28 de febrero, Otero Padilla contactó a El Universal, como lo hizo varias veces, para denunciar el daño causado por la imprudencia de un conductor de bus urbano, que tras subirse en la tapas del canal de la carrera 30 con calle 22, en La María, averió la estructura. Sus familiares dicen que no le conocían enemigos ni problemas, salvo los inconvenientes que tenía a diario con gente inconforme por situaciones cotidianas. Aunque la Policía no ha entregado un reporte oficial sobre los posibles motivos del hecho, investigan si el atentado era contra el líder comunitario o iba dirigido a un residente del sector que hace menos de un mes salió de la cárcel. Las autoridades también tratan de establecer si el ataque de los sicarios era contra Otero Padilla por su labor comunitaria. Lo preocupante para la ciudadanía es que ya son dos los líderes muertos en similares circunstancias en barrios populares de la ciudad.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS