Uno de los pandilleros que asesinó a un joven en Olaya era su primo

03 de mayo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los pandilleros defienden a capa y espada lo suyo, así sea que en contra tengan a sus propios familiares. Lo que ocurrió el pasado 25 de abril con Carlos Enrique Martínez Lara así lo demuestra. Esa madrugada, el joven, de 24 años, se levantó de la cama donde dormía para morir a manos de pandilleros juveniles en el sector Playa Blanca, en Olaya Herrera. Cruzar un “territorio prohibido” lo sentenció. Aunque desde un principio se supo que al joven lo asesinaron pandilleros de esa zona, ayer quedó confirmado que entre los cuatro individuos que lo acuchillaron está un primo suyo y un adolescente, de 16 años. El primero de ellos, identificado como Santander Lara, de 20 años, está internado en la Clínica Madre Bernarda a causa de las heridas que le causaron en el estómago y otras partes del cuerpo el martes anterior con un changón –arma de fabricación casera-. Lara, según versiones de testigos, fue uno de los pandilleros que ese día intentaron llegar hasta la casa de la víctima para sabotear las honras fúnebres de Martínez Lara, a quien apodaban “Carlitos”. La incursión de los pandilleros de Playa Blanca terminó en una riña callejera que dejó tres heridos, dos de ellos jóvenes residentes en La Magdalena. A Santander Lara lo reconoció la mamá de “Carlitos” como uno de los presuntos homicida, señalándolo, además, como su sobrino. El otro presunto asesino de Martínez Lara es un adolescente conocido como “El Bolita”. Al menor lo capturó ayer la Policía en un allanamiento que realizó en el sector Jorge Eliécer Gaitán, en Olaya Herrera. Las autoridades confirmaron que alias “El Bolita” fue dejado ayer mismo a disposición de Asomenores.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS