Vuelve el secuestro a Bolívar

29 de febrero de 2012 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cincuenta millones de pesos ($50’000.000) exigen los secuestradores del ganadero Policarpo Agámez Vega para dejarlo en libertad. El hacendado, de 76 años, fue plagiado a las 7:30 de la mañana de ayer frente a la entrada al corregimiento de Gamero, jurisdicción de Mahates (Bolívar). Los captores también se llevaron a Rubén Orozco, capataz del ganadero, y a Édgar Martelo Díaz, un comerciante que se dirigía a su finca, vecina de la de Agámez. Se conoció que los tres secuestrados estaban en el camino que conduce a la  Finca Piedra Boba, propiedad del ganadero, cuando fueron interceptados por sujetos que se movilizaban en una camioneta blanca. Agámez, Orozco y Martelo habrían sido obligados a abordar el vehículo, que luego desapareció con rumbo desconocido. Al parecer un automóvil blanco y una motocicleta también participaron en el plagio.

Exigen $50 millones
Una hora después del secuestro, a las 8:30 de la mañana, Policarpo Salas, nieto del ganadero, recibió una llamada a su celular.
Un sujeto que se identificó como guerrillero de las Farc, le aseguró que tenían en su poder a Agámez y si lo querían volver a ver tenían que pagar 50 millones de pesos. Luego de eso cortaron la llamada.
“Hasta que recibimos la llamada no sabíamos que estaba secuestrado. El tipo dijo que teníamos que conseguir los 50 millones de pesos. No nos dejaron hablar con nuestro familiar y cerraron  el teléfono”, manifestó  Lizeth Paola Agámez, nieta del ganadero.
Familiares del secuestrado aseguran que nunca antes recibieron amenazas o exigencias económicas. También descartaron ser víctimas de extorsionistas.
Otro allegado afirma que hace cuatro años a Claribel Herrera, esposa del hacendado, intentaron secuestrarla en la puerta de su casa en el municipio de Mahates. “Le cubrieron la cara con una capucha y como ella empezó a gritar, los tipos la soltaron y se fueron en una moto”, expresó una allegada de la familia.
Se supo que Policarpo Agámez reside en el casco urbano de Mahates. De su vivienda salió a las 7 de la mañana rumbo a su finca.

Ofrecen recompensa
La Policía inició un operativo para dar con el paradero de los secuestrados.
En las labores participan hombres de la Sijín, la Sipol, Emcar y tropas de la Infantería de Marina. El coronel Hugo Casas, comandante de la Policía de Bolívar, asegura que se descarta que detrás del secuestro estén las  Farc, y que todo indica que se trata de delincuentes comunes.
La Policía ofrece una recompensa de 50 millones de pesos a quien entregue información que permita la liberación de los secuestrados y la captura de los responsables.
“Estamos haciendo labores de inteligencia y cerrándoles el paso a los secuestradores, pues ya los tenemos plenamente identificados”, afirma Casas.

En el lugar equivocado
Para los familiares del comerciante Édgar Martelo Díaz, él se encontraba en el lugar equivocado al momento del secuestro.
“Él salió de la casa a las 7 de la mañana para llevar a la niña al colegio. Los dos iban en una moto. Después se fue para su Finca Torito, que queda al lado de la de Agámez, cuando estaba llegando se encontró con los secuestradores que se lo llevaron. A las 8:45 de la mañana él me llamó desde su celular y me dijo que lo tenían secuestrado, después pasó un sujeto y me dijo que fuera buscando plata para que lo soltaran”, comenta Sielvis Pimiento, esposa de Martelo.
La mujer añade que su esposo nunca recibió amenazas y que no tiene dinero para pagar rescate.

Salió a ordeñar
Lastenia Altahona, esposa de Rubén Orozco, afirma que el hombre salió de la finca propiedad de Agámez a ordeñar unas vacas a otro predio.
“Después de 7 de la mañana llegaron unos soldados preguntándome que si el señor Policarpo estaba en la finca, yo les dije que no había llegado. Al rato llegó la Policía y nos dijo que mi esposo y Policarpo estaban secuestrados. Rubén llamó a un trabajador y le contó que se los habían llevado, pero que estaban bien”, relata la mujer.

Habla alcalde de Mahates
El alcalde de Mahates, Nicolás Cantillo, dice que hasta el momento no tiene pista sobre los autores del secuestro. Sin embargo plantea que es posible que detrás del rapto de las tres personas haya un grupo de delincuencia común.
“Creemos que es la delincuencia común que quiere asustar a la población de Mahates con este tipo de actos, pero no les vamos a dar tregua, en estos momentos estamos uniendo fuerzas con la Policía, la Sijín y el Ejército para capturar a los responsables”, expresa Nicolás Cantillo. El alcalde agregó que es la primera vez que sucede un caso de secuestro en el municipio.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS