Indicadores económicos
2017-10-22

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-22

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 12:58

Marea max.: -6 cms.

Hora: 22:58

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

2011: No me saquen de mi Matrix

Una gigantesca simulación de la vida cotidiana en una sociedad planetaria de estándares urbanos, modernos y clasemedieros: un paraíso de comodidad, trabajo y tiempo libre para todos. Neo, el héroe de la película, es un programador de sistemas que vive y trabaja en la Matrix, pero, es un tipo que tiene sus dudas. Intuye que tanta belleza no puede ser cierta y por eso es reclutado por Morfeo, el líder de Zión, la nave rebelde, quien, destapa la gran hipocresía que esclaviza a la humanidad, cual pilas de energía que mantiene la eterna lluvia digital de Matrix. Fascismo social en su expresión máxima.

Neo, Morfeo y Trinity se dedican a desinstalar gente de la Matrix y a desconectarla de los inmensos campos de cultivo humano generadores de energía para las máquinas. Todo esto me llevó a pensar en que este año nacerá, en alguna parte del planeta, el humano número siete mil millones. Y sí. En principio nos cultivan para consumir el estilo de vida clasemediero, pero, se saturó el sistema político económico mundial y nos llevó a una sin salida: sobra gente. Es evidente con la tragedia invernal que nos embarga: dos millones doscientos mil damnificados devienen en una abrumadora profundización de la desigualdad y la injusticia que históricamente nos caracteriza. Lo peor de la tragedia no consiste propiamente en el desastre invernal, ni en las calamidades que aparecerán cuando bajen las aguas; la médula de la tragedia es: ¿en manos de quiénes vamos a quedar?

Cuando hablo de “quiénes” me refiero a perfiles sociales que aparecieron en un contexto de narcotráfico; guerra agraria; corrupción política y desinstitucionalización; apertura económica sin preparación; desarrollo asimétrico; caótico y violento crecimiento urbano; desprecio por los demás; y, petrificación estatal y social frente a problemas tan tenaces y permanentes. Perfiles de gente sin escrúpulos, que no les interesa el valor de su propia vida: fleteros, sicarios, asaltantes, traquetos y esa larga lista de oficios que trajo consigo la post-miseria: distribución social de la riqueza a las malas. Perfiles como los políticos corruptos, los empresarios irresponsables o los dirigentes más cínicos ¿Serán capaces los de siempre de liderar un proceso auténticamente revitalizador, democrático y respetuoso de los derechos sociales ante una realidad tan inhumana, tan dura? Digo los de siempre, con sus intereses de siempre, que se imponen siempre.

Frente al horror está la opción de la Matrix: hay una suerte de aparatos para conectarse. El X- Box 360 y su Kinect, donde uno se mete dentro de la pantalla y vive dentro de la arquitectura fantástica de los videojuegos. El Play Station 3, el Wii, el DSi – XL: consolas de juegos que nos instalan en una matriz de niveles de dificultad y se antojan como relatos donde somos los protagonistas. Eso sin contar con los televisores LED, o los de tercera dimensión, o los I- pad, I- phone, Black Berrys y portátiles que nos conectan a las redes sociales, esas sí, antecedentes de la Matrix contada por los hermanos Wachowski, donde uno puede diseñar su propio perfil. Ahí nadie es tan bonito como se pinta, ni nadie es tan simpático como realmente es. Uno hace su propio avatar capaz de superar los defectos reales y gozar de atributos deseados.

Se pueden ir instalando a Matrix desde la casa, pues, este complejo sistema de juegos y de redes se postula como la vida misma, su fábula y su sentido, a través de la interacción en línea con cualquiera sin importar en qué punto del globo se encuentre. Este sistema de simulación, desde su diseño, supone una comunidad virtual. Entonces ¿qué? ¿Hay un inminente futuro donde una parte estará enrejada en sus casas, jugando Matrix, mientras en las calles se desata una batalla urbana por la supervivencia diaria? Ahí es donde entra Cypher, el traidor, un veterano miembro de la nave Zión que renuncia a reconocer y cambiar la realidad esclava de la raza humana. “Reinstálenme. No me saquen de mi Matrix. Quiero mi dinero, mis mujeres y todos los placeres del mundo” decía. A cambio Cypher entrega a Morfeo al temible Agente Smith, digno representante del peor fascismo social. Feliz 2011.

ricardo_chica@hotmail.com

 

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese