Indicadores económicos
2017-04-25

Dólar (TRM)
$2.871,98
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.115,52
UVR, Ayer
$248,84
UVR, Hoy
$248,95
Petróleo
US$49,23

Estado del tiempo
2017-04-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 14:09

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:24

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Antoni Tàpies: Un ícono del arte abstracto

Era una criatura guiada por el ímpetu iluminador de las intuiciones. Le decían el Poeta de la Materia. Antoni Tàpies (Barcelona 1923- 2012), uno de los íconos  mundiales del arte abstracto español:  pintor y escultor y una de las reservas humanísticas de España, falleció en esta semana en su casa de Barcelona, a sus 88 años. Su obra se puede admirar en cualquier museo del planeta.



Al celebrar sus 80 años, hizo una exposición en el año 2003 en el Museo Reina Sofía de Madrid, año en que recibiera el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Complutense. Tàpies ganó el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1990), la Medalla Picasso de la Unesco (1993) y el Premio Velázquez de Artes Plásticas (2003). El rey de España, Juan Carlos I, le otorgó en abril del 2010 el título de marqués. En 1984, el artista creó la Fundación Antoni Tàpies con el objeto de promover el estudio y disfrute del arte moderno y contemporáneo.

Creó una mitología personal a través de sus enigmáticas grietas y cruces, las rasgaduras y números, el manejo del ocre, el negro y el blanco, las manchas iluminadas que dotaron a sus lienzos de unas bellas y misteriosas abstracciones.

Su formación fue autodidacta en un principio. Forjó pinturas de gran tamaño y usó materiales de deshecho para algunas de sus creaciones pictóricas y escultóricas. Las cruces y equis son características de su obra, así como las T mayúsculas por su apellido y el número cuatro arábigo, por los cuatro elementos y puntos cardinales.

Se destacan entre sus obras: "Gran pintura gris", "Huella de silla" y su famoso "Calcetín" de 18 metros de largo, ha precisado la agencia AP.

Desde 1990, la fundación que lleva su nombre, con sede en Barcelona, acoge exposiciones, realiza investigaciones y promueve el estudio sobre el arte contemporáneo.

En su última etapa, también aceptó encargos institucionales, entre ellos el cartel de centenario del Fútbol Club Barcelona en 1999.

Dijo de su obra: “En mí solamente manda la intuición. Cuando me enfrento a una obra, sólo me dejo guiar por el instinto…Tengo la ilusión de saber dar forma a una cierta visión de la realidad. Yo sé lo que quiero contar, pero no hay nada que explicar. Cada uno tiene que ver lo que tiene delante. Por eso suelo prescindir de los títulos y si los pongo son alusivos a algún elemento del cuadro, no a su contenido”.

“A finales de los años ochenta, sostiene la Fundación que lleva su nombre, Tàpies reforzó su interés por la cultura oriental, una preocupación que ya se había ido gestando en los años de la posguerra y que se convirtió cada vez más en una influencia filosófica fundamental en su obra. Las obras de los últimos años han constituido esencialmente una reflexión sobre el dolor —físico y espiritual—, entendido como parte integrante de la vida. Influido por el pensamiento budista, Tàpies consideraba que un mayor conocimiento del dolor permitía dulcificar sus efectos, y de este modo, mejorar la calidad de vida. El paso del tiempo, que ha sido una constante en su obra, ha adquirido en ese último período nuevos matices, al vivirlo como una experiencia personal que comporta un mejor autoconocimiento y una comprensión más clara del mundo.”

Tàpies recibió el Príncipe de Asturias de las Artes en 1990 y el Premio Velázquez _considerado el Cervantes de las artes_ en el 2003, entre otros galardones.

Elvira González, galerista que representaba a Antoni Tàpies en Madrid: “Además de artista era un pensador y un intelectual, y su figura fue un “faro muy importante para el arte contemporáneo español. Ha estado trabajando hasta hace un mes, ya que era un gran trabajador. Siempre fue bueno en todas sus etapas: su producción fue siempre maravillosa, y destaca la fuerza” de su obra y personalidad. Su fallecimiento es una gran pérdida para el mundo del arte contemporáneo español. El arte es imparable, mueren los artistas pero no muere el arte”.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese