Indicadores económicos
2017-05-27

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-27

marea

Marea min.: 27 cms.

Hora: 00:15

Marea max.: -11 cms.

Hora: 14:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-05-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Cartagena reclama status en la historia de independencia de Colombia

Próximos a celebrar el bicentenario de la Independencia de Cartagena de Indias, la ciudad se mantiene a la expectativa de que el Gobierno central reconozca los méritos del 11 de noviembre de 1811, para que le confiera a esta celebración él mismo status que tiene el 20 de julio de 1810.

Aunque la declaratoria de independencia de Cartagena está reconocida en el calendario como una fiesta nacional, a su celebración no se le da misma resonancia que la del 20 de julio, incluso su conmemoración es sujeta a trasladarse a un lunes, de acuerdo a la Ley Emiliani.
Para los cartageneros este reconocimiento, permitiría que Cartagena retomará, de manera justa, el lugar de privilegio que debe ocupar en la memoria histórica y colectiva de Colombia.

LAS RAZONES
Son varias las razones que le dan fuerza a la solicitud.
En primer lugar, la independencia de Colombia no ocurrió ni el 20 de julio de 1810, ni el 11 de noviembre de 1811. Ambos fueron hechos muy importantes y desencadenantes del proceso independentista que sólo se consolidaría diez años después, el 10 de octubre de 1821, tras la victoria de la campaña libertadora de Simón Bolívar.
Sin embargo, los cartageneros reclaman la determinación de sus antepasados para declararse como el primer estado libre y soberano del virreinato de la Nueva Granada.
“Aunque la declaratoria del 20 de julio contiene los principios fundamentales de Independencia; ésta fue una especie de acuerdo de gobierno con España para la continuidad del virreinato con algunas condiciones de autonomía. Sin embargo, la de Cartagena fue una declaración de independencia radical, no negociable e incluso con la decisión de derramarse hasta la última gota de sangre antes que faltar a ese sagrado compromiso”; afirma Moisés Alvarez, director del Museo Histórico de Cartagena.
Alfonso Munera, director del Instituto Internacional de Estudios del Caribe de la Universidad de Cartagena, va más allá.
“En el proceso de independencia de Colombia hay una sucesión de hechos que la historia reseñada desde la Academia de Historia en Bogotá ha olvidado. Cartagena era la Plaza Fuerte del Virreinato. Aquí se concentraba el poder militar y lo que sucediera aquí era determinante para el proceso de radicalización de la independencia de Colombia. Para empezar, el 20 de julio de 1810 nunca se hubiera dado, si un mes antes, el 19 de junio, Cartagena no hubiera tenido la valentía de destituir al gobernador brigadier Francisco Montes y lo hubiera enviado de regreso a España, y nombrara un gobernador encargado, aunque también español, dispuesto a obedecer el cabildo criollo. Ese ejemplo es lo que hace que Bogotá tome la decisión un mes después (20 de julio) de constituirse en junta suprema”.
En ese momento, la elite cartagenera estaba unida para lograr la autonomía del puerto, para hacer negociaciones de manera directa, sin interferencias de Bogotá.
Moisés Alvarez explica que la declaratoria de independencia de Cartagena se da al año siguiente como resultado de un proceso en el que se unieron un componente ideológico: Cartagena tenía una elite comercial importante e ilustrada que nutría sus ideas de los acontecimientos que estaban ocurriendo alrededor de la corona española. Por ejemplo, en ese momento España estaba en guerra con Francia y los criollos temían que, en su afán de conservar el poder, el virrey declarara su lealtad al usurpador francés, llegado el caso.
Un componente económico: Cartagena era el principal puerto comercial del virreinato y España y Bogotá se oponían a que los comerciantes de aquí negociaran libremente. Este era un punto álgido porque de lo que sucediera en Cartagena dependía buena parte de la estabilidad política y económica del imperio.
Y un componente social: la presión ejercida por el ejercito popular Lanceros de Getsemaní, liderada por el artesano Pedro Romero.
“Dicho en otras palabras: al mes de noviembre de 1811 ninguna ciudad del virreinato se había declarado libre. La primera fue Cartagena y por razones militares Bogotá no lo hubiera hecho antes. La determinación de Cartagena inspiró a otras ciudades importantes a tomar la decisión de independizarse sin mayores riesgos. Luego vino la Patria Boba, la reconquista de Morillo y la campaña libertadora de Bolívar”, precisó Alfonso Múnera.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Los momposinos , tuvimos a G.

Los momposinos , tuvimos a G. Gtz de Piñerres en C.gena, a J. B. del Corral en Antioquia, a Ignacio Moretti en Tunja, a Salvador Riso en Bogotá, y un 6 de agosto de 1810 nos liberamos de España, primero que cualquier pueblo neogranadino. Algunos dicen que sin acta no hay historia, parece que lo que todo el mundo observór en aquella época fue una alucinación y el que Cartagena nos atacara un 21 de agosto de 1811 para sofocar nuestra noble pretensión, fue un acto sin motivos

Los momposinos , tuvimos a G.

Los momposinos , tuvimos a G. Gtz de Piñerres en C.gena, a J. B. del Corral en Antioquia, a Ignacio Moretti en Tunja, a Salvador Riso en Bogotá, y un 6 de agosto de 1810 nos liberamos de España, primero que cualquier pueblo neogranadino. Algunos dicen que sin acta no hay historia, parece que lo que todo el mundo observór en aquella época fue una alucinación y el que Cartagena nos atacara un 21 de agosto de 1811 para sofocar nuestra noble pretensión, fue un acto sin motivos

Los momposinos , tuvimos a G.

Los momposinos , tuvimos a G. Gtz de Piñerres en C.gena, a J. B. del Corral en Antioquia, a Ignacio Moretti en Tunja, a Salvador Riso en Bogotá, y un 6 de agosto de 1810 nos liberamos de España, primero que cualquier pueblo neogranadino. Algunos dicen que sin acta no hay historia, parece que lo que todo el mundo observór en aquella época fue una alucinación y el que Cartagena nos atacara un 21 de agosto de 1811 para sofocar nuestra noble pretensión, fue un acto sin motivos

Corrijo , un 21 de enero de

Corrijo , un 21 de enero de 1810 nos atacó Cartagena, podría decirse, la primera guerra civil de nuestra historia.

Corrijo , un 21 de enero de

Corrijo , un 21 de enero de 1810 nos atacó Cartagena, podría decirse, la primera guerra civil de nuestra historia.

A todos los insignes

A todos los insignes cartageneros "águilas raudales" los acabó Morillo poco tiempo después con la actuación cobarde de Cundinamarca (Bogotá), y desde entonces, como dice el poema, somos "caterva de vencejos"; así es la historia.

Las palabras se las lleva el

Las palabras se las lleva el viento y si no hubo acta ni tampoco esos discursos del tribuno del pueblo, que todavía retumba en nuestros cerebros. Lo de Cartagena fué una bravuconada que termino con el fusilamiento por Pablo Morillo en el camellón de los martires de los mejores hombres de la región.