Indicadores económicos
2017-08-19

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-19

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 04:17

Marea max.: 30 cms.

Hora: 21:43

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 29 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Clemente Manuel Zabala y la educación

El año pasado “La fiesta del Pensamiento”, evento cultural que se realiza anualmente en San Jacinto en el mes de enero y qué honra a sus hijos más ilustres, estuvo dedicado, a Clemente Manuel Zabala (1898-1963), intelectual y periodista casi desconocido, incluso allí mismo, en su pueblo natal.

Pero en verdad, lo poco que se sabe de este “hombre lámpara” –como lo llamara Rojas Herazo- es suficiente y digno de llamar la atención y ahondar en su vida y su obra: fue él quién llevó de la mano a Gabriel García Márquez cuando éste realizaba sus primeros escritos periodísticos en el diario El Universal de Cartagena. El mismo escritor ha reconocido lo valioso que ha sido para su vida de escritor el inquebrantable, sugerente y ya famoso, lápiz rojo de Zabala y sus enseñanzas en tanto profundo conocedor del oficio periodístico, conocimiento que adquiere en Bogotá, primero, en El Diario Nacional, luego en Jornada, mas tarde en La Nación, de Barranquilla y finalmente en El Universal de Cartagena.
Fue a raíz del evento arriba señalado que un grupo de sanjacinteros emprendimos la tarea de recuperar la obra de Zabala. Sobre esto Jorge García Usta nos dejó un camino abierto que hemos continuado encontrando en este andar un perfil oculto de este “sabio en la penumbra” que ahora es la oportunidad de esbozarlo, a propósito de la inauguración, en un barrio popular de Cartagena, de un megacolegio al que se le ha dado su nombre como homenaje a la cultura y a la educación regional y nacional. Me refiero a su labor en el campo de la educación en donde también, como en el periodismo, hizo edificantes aportes para su modernización.
Empezando el año de 1941, Zabala se desempeña como Inspector Nacional de Educación Primaria y más adelante, ese mismo año y hasta 1945, fue Director y Subdirector de Educación Secundaria. También fue Sub-secretario de Educación Pública del Departamento de Bolívar, en el año de 1958, después de dejar la jefatura de redacción de El Universal. Durante su permanencia en el Ministerio de Educación escribe y publica un texto sobre Régimen de la enseñanza secundaria que sirvió de base para orientar las directrices políticas de la educación moderna en Colombia. Además, participa como miembro fundador, al lado del general Benjamín Herrera, de la Universidad Libre, institución con la que se inicia la cátedra libre en el país.
En 1947 escribe un texto dedicado a exaltar el pensamiento pedagógico y la experiencia educativa de su amigo Antonio Ramírez T, gran pedagogo nacido en Cartagena y formado en Bogotá, fundador de varios reconocidos colegios de la capital en las primeras décadas del siglo XX y maestro de los Lleras Camargo, de los Nieto Caballero, de los Zea Hernández de los Rueda Vargas, de Fabio Lozano y Lozano, Darío Echandía, Darío Samper, Plinio Mendoza Neira y otros personajes de la vida política nacional.
Con Ramírez sostuvo Zabala largos y sustanciales diálogos sobre educación y pedagogía. En ese texto Zabala aprovecha para exponer ciertas ideas sobre la pedagogía moderna, muy vigentes hoy en el ámbito educativo. “Al maestro Ramírez –dice Zabala- lo preocupa sobre manera el estado actual y el porvenir de nuestra educación. Dentro de este ambiente de inquietud hablamos sobre la crisis de la enseñanza secundaria y los pasos que se han ensayado para reconstruirla, fenómeno este que no es exclusivamente nuestro sino que puede decirse que lo sufren todos los países aun los más avanzados en estas materias, lo cual si prueba algo es que la escuela contemporánea no responde a las presentes necesidades sociales y que se ha hecho de ella algo artificial, porque según el concepto de Dewey, la educación no consiste en una preparación para la vida, sino que es la vida misma”. Si, como se sabe, Dewey es uno de los grandes filósofos y teóricos de la educación moderna, Zabala estaba al tanto, no sólo de las necesidades educativas del país, sino de la actualidad del pensamiento pedagógico y educativo de su época.
Apoyado en una sólida formación política, Zabala pensaba en su momento que Colombia, a pesar de su progreso material, respiraba una gran decadencia moral -idea que compartía con su amigo Jorge Eliecer Gaitán- y para lograr una reacción benéfica en la nación, según él, era necesario establecer una activa labor educativa, durante muchos años, en las escuelas, en los colegios, en la universidad y en los hogares, es decir, la moralización en Colombia exigía un esfuerzo tenaz, constante, enérgico y activo de parte del gobierno, de los maestros y de los padres de familia. Este pensamiento, sin duda, es un llamado trascendental a quienes estando en el campo educativo, y mientras el país es descuadernado por la corrupción, ven sólo instrumentalización de competencias, ignorando o descuidando el compromiso social y el sentido humano y político que subyace en ella.
Pero si algo cae bien a la educación en este momento es la crítica certera de Zabala cuando sostiene que “los planteles y programas se refieren a la cantidad de conocimientos y estos no constituyen la cultura de un individuo, que ante todo se refiere más a la calidad que a otra cosa, a algo que no puede medirse pero que es la esencia de la personalidad. Además, una persona puede tener muchos conocimientos y no saber hacer uso adecuado y humano de ellos”. Idea como para enmarcar a la entrada del nuevo colegio que hoy lleva el nombre de Clemente Manuel Zabala.
tomvasquez@hotmail.com

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Un merecido homenaje y a

Un merecido homenaje y a propósito, El Universal cerró las opciones de opinar sobre los columnistas. Vicente Martínez además, como es tradicional en él, no escribió la suya sino que recogió los comentarios a favor de su columna pasada del Heredia, pero las que estaban en contra, que eran mayoría, las omitió. Pero, Vicentico, ya no estamos en los tiempos de antes, ya la gente no les cree sólo porque ustedes se crean nobles.